La transpiración permite regular la temperatura del cuerpo, por lo que es totalmente normal. Sin embargo, en el gran día no querrán sentirse incómodos y, menos aún, que se note. ¿Cómo controlar el sudor? Además de optar por un vestido de novia liviano y un peinado recogido, hay otros tips que podrán implementar para combatir la transpiración. De este modo, nada los desconcentrará mientras estén intercambiando sus anillos de matrimonio o dando el discurso de recién casados.

Novias

Elige bien el desodorante

Más allá de la marca o el valor, elige para tus axilas un desodorante antitranspirante que no tenga olor e idealmente roll on, pues dejará tu piel suave e hidratada. En cambio, el aerosol suele ser irritante, mientras que el formato en barra tiende a dejar restos que manchan la ropa. Por otro lado, a la hora de inclinarte entre uno u otro, escoge aquel que esté libre de aluminio, pues aunque es uno de  los ingredientes más utilizados en los antitranspirantes, hay dudas acerca de su seguridad, aunque lo cierto es que no haya ningún estudio que logre comprobarlo. Por lo mismo, si sueles tener mucho sudor, lo mejor es consultar a tu dermatólogo, que sabrá recomendarte uno especial para ti.  Aplícalo la noche anterior al matrimonio, justo antes de dormir, para que la fórmula penetre en profundidad y repite a la mañana siguiente, al salir de la ducha, una vez que estés bien seca. De lo contrario, si usas el desodorante sobre la piel húmeda, el resultado no será efectivo. Y como un añadido, recuerda que cada vez hay más productos naturales y respetuosos con el medio ambiente, pero sobre todo, con tu piel y el desodorante es uno de ellos.

Atiende el rostro

Algo que ninguna mujer quiere que ocurra, mientras declaras sus votos con frases bonitas de amor, es que el maquillaje comience a derretirse a la vista de todos. Por lo tanto, para prevenir esos incómodos momentos de sudor, pídele a tu maquillador o maquilladora que solo utilice productos resistentes al agua, de larga duración y con acabado mate. Preferentemente, emplea una base que sea libre de aceites y en seguida aplica unos polvos traslúcidos para rematar los brillos indeseados. Las sombras de ojo que también sean en polvo y, para terminar, remata con un fijador.

Por otro lado, incluye en tu kit unos papeles de arroz o toallitas antibrillos, que son muy efectivos para retirar las gotitas de sudor en la zona T, sin intervenir en el maquillaje. Y otra opción es preparar una botella con agua termal con dosificador de spray, para refrescar tu rostro de vez en cuando a una distancia prudente. Así mantendrás tu maquillaje intacto por más tiempo.

No olvides los muslos

Especialmente si usarás un vestido de novia estilo princesa o con varias capas en pleno verano, debido al roce es probable que sudes en más de una ocasión. Para evitarlo, el consejo es que te apliques en la zona una crema en stick con aloe vera, o bien, un poco de talco para bebé. Hazlo al vestirte, pero lleva el producto en caso de que te pase durante la celebración.

Previene manos y pies

Si no quieres sentirte incómoda en tu matrimonio por transpirar de manos y pies, hay un remedio casero que puedes intentar el día anterior. Consiste en disolver una pequeña cantidad de bicarbonato de sodio en agua caliente, para luego sumergir las manos y pies en esta solución durante 10 minutos. Recuerda que te pedirán ver tu argolla de plata a cada instante. Y es que, dada su naturaleza alcalina, el bicarbonato contribuye a mantener estas áreas corporales secas por más tiempo.

Cuida el escote

Aunque se da en algunas más que en otras, también es común en las mujeres transpirar en la zona de los pliegues. Por lo tanto, si lucirás un traje con un pronunciado escote en V, una manera de prevenir esta situación es aplicándote previamente un poco de desodorante antitranspirante en barra. Así lograrás mantener el sudor a raya y a la vez no mancharás el vestuario. Ahora, si comienzas a transpirar durante el matrimonio, entonces una opción es que te apliques polvos de talco, que son efectivos para cerrar los poros y absorber el sudor. Eso sí, asegúrate de secar completamente la zona antes de esparcir el polvo. Este truco es ideal si usarás un escote más cerrado.

Novios

Fíjate en el desodorante

Para el gran día, elige uno con protección antitranspirante, con una fórmula que no contenga alcohol y que sea inoloro. Así te asegurarás de que tu piel no se irrite y a la vez que el producto no genere manchas en la ropa. ¡Ojo! Antes de enfundarte en tu traje de novio, espera a que el desodorante se haya secado por completo.

Escoge bien tu ropa

Procura que tu vestuario no te quede estrecho y, en lo posible, elige tejidos más bien frescos. Por ejemplo, si el enlace no será estrictamente formal, busca camisas de algodón, bambú e, incluso lino, si la postura de anillos de oro será en el campo o en una zona costera. Lo más importante: olvídate de la fibra sintética. Por otro lado, con respecto a los colores, recuerda que cuanto más se oscurezca una prenda al mojarla, peor reaccionará ante el sudor.

Depílate

Si prefieres no correr ningún riesgo en tu matrimonio, entonces una buena opción será recurrir a la depilación, ya sea de axilas, espalda y pecho, entre otras zonas. Así contribuirás a reducir considerablemente el sudor, lo cual comprobarás felizmente durante la celebración. Eso sí, esto no excluye que tomes en cuenta los tips anteriores. Es decir, por más depilado que estés, no dejes de usar tu desodorante.

Usa parches antitranspirantes

Algo que la novia no podrá hacer si usa un vestido sin mangas, pero el hombre sí, es llevar bajo la camisa un par de parches antitranspirantes. Se trata de unas livianas compresas que absorben todo el sudor y no irritan, que se colocan y se remueven fácilmente. Puedes incluir algunas en el kit para que te cambies durante la jornada.

Para ambos

Elijan un lugar fresco

Sobre todo, si se casarán en verano, procuren escoger un lugar al aire libre o, si será en un salón cerrado, asegúrense de que cuente con buena ventilación. Si darán el “sí” en un jardín o parcela, por ejemplo, es importante considerar que la locación tenga muchos árboles y sectores con carpas e, idealmente, cuente con una fuente o piscina, pues la presencia de agua contribuye a refrescar el ambiente. Si en cambio será en una locación de interior, constaten que el sistema de aire acondicionado funcione correctamente.

Ojo con lo que comen y toman

Las comidas picantes, las frituras, el alcohol y la cafeína, principalmente, pueden aumentar aún más la transpiración. Por lo tanto, si el banquete será de día y en pleno verano, para el acompañamiento reemplacen las papas fritas por verduras, eviten los condimentos muy fuertes y privilegien las bebidas no alcohólicas, como jugos y limonadas.

Preparen un kit

En los días previos, ambos novios deben preparar un kit de emergencia con todos los productos necesarios para controlar la transpiración, desde toallitas húmedas hasta un abanico. Para su mayor comodidad, designen a una persona de confianza para que se haga cargo de tenerlo siempre a la mano.

Además de sus productos antitranspiración, también pueden incorporar en el kit artículos de botiquín, costurero y peluquería. Especialmente estos últimos, ya que seguro habrá que retocar el peinado de novia o lacar nuevamente el del novio. Sobre todo si partirán la torta de matrimonio en verano, necesitarán estar más pendientes que nunca.