La tendencia DIY (do it yourself) se lleva a su máxima expresión en la papelería, decoración para matrimonio y souvenirs. Sin embargo, también es posible confeccionar otros elementos a mano, como el soporte donde cargarán sus anillos de matrimonio, un detalle que no pasará inadvertido.   

Y entre otras propuestas, los bastidores están muy de moda, pues se pueden personalizar con frases de amor, diseños y colores según el gusto de cada pareja. Descubran todo sobre esta tendencia a continuación.

Qué son los bastidores

Seguro ya los han visto un par de veces. Los bastidores porta alianzas son aros de madera, natural o lacada, que sostienen una tela bordada. Son redondos u ovalados y, habitualmente, las telas que se bordan son arpillera, lino, algodón y tela Panamá.

Eso sí, es posible adaptarlos a los distintos estilos y así, por ejemplo, un bastidor con tela de encaje será ideal para novios románticos que quieran cargar de este modo sus anillos de oro. O un bastidor en tul plumeti se adaptará mucho mejor a lo que probablemente busca una pareja de inspiración vintage o boho chic. No obstante, si prefieren algo más lúdico y además son fanáticos de los viajes, la llamada tela Mapamundi simplemente les encantará.

Los anillos, en tanto, suelen ir sujetos con un lazo de seda o cordón de yute, lo que garantiza que vayan seguros y, a la vez, sean fáciles de desatar al momento de la ceremonia.

Dónde conseguirlos

Aunque es posible comprarlos en tiendas especializadas, una mejor idea es que sean confeccionados por ustedes mismos. Y no importa si ninguno es experto en bordado, pues la técnica es sencilla y les bastarán algunos tutoriales para aprender.

En plataformas como Pinterest encontrarán muchos diseños con distintos niveles de dificultad, desde dibujos muy elaborados, como novios en bicicleta, hasta bastidores únicamente con la tela de encaje y sin ningún texto.

Ahora, también es posible que encomienden esta tarea a una persona cercana, ya sea algún familiar o que los padrinos se hagan cargo. Lo importante es que el bastidor sea confeccionado por alguien especial, ya que jugará un rol importante en la ceremonia. Y luego, lo más probable es que lo acomoden junto a sus copas de novios, decorando algún rincón visible en su nuevo hogar de casados.

Distintos diseños

Lo mejor de apostar por un bastidor como porta alianza es que podrán personalizarlo como deseen. Por ejemplo, bordarle una frase bonita de amor que los identifique, la fecha del enlace, sus nombres o apodos y/o algún diseño romántico, como unos corazones entrelazados o una pareja de pajaritos.

Además, pueden incorporarle a su creación otros detalles, como flores preservadas, banderines de fieltro, botones, perlas, puntilla o, bien, una bolsita de organza al centro para guardar las joyas. ¡Las opciones son muchas!

Pero no solo es posible utilizar el bastidor para cargar los anillos. Y es que en un formato más pequeño, pueden emplearlos también para indicar los números en las mesas, los nombres de los invitados o como centros de mesa para matrimonio, entre otras manualidades que podrán hacer ustedes mismos.

¿Qué les pareció esta idea? A diferencia del vestido de novia, que les costará encontrar un lugar donde exhibirlo, el bastidor podrán colgarlo o apostarlo en una vitrina a la vista de todos. Así, recordarán todo el tiempo aquel instante en que intercambiaron sus argollas de plata, tras sellar su vínculo con la declaración de votos de amor.