Ya sean largos, cortos, holgados o entallados. Atrévete a enfundarte en un vestido de fiesta en mostaza, tanto si la postura de anillos de matrimonio será en invierno o verano. Un color que, además, combina fantástico con otros tonos y que podrás complementar con un peinado sencillo si quieres que el diseño se robe todas las miradas.

Si te encanta este color, aquí encontrarás más razones para lucirlo y convertirte así en la invitada perfecta.

Las claves del look

El mostaza es un color cálido; original, llamativo y vanguardista, que hace unos años irrumpió en la moda para quedarse. Y aunque a diferencia del amarillo tradicional es mucho más opaco, lo cierto es que el mostaza se adapta perfectamente a los distintos escenarios, ya sean bodas de día o de noche; al aire libre o al interior de un salón.

De hecho, se trata de un color tan versátil, que funciona bien para un matrimonio elegante, eligiendo un vestido de fiesta largo en satín, por ejemplo; así como para eventos de carácter más informal, al optar por una falda midi plisada y un crop top.

Convertido así en un color de tendencia, el mostaza aparece en los distintos catálogos de las casas de moda más renombradas. Entre ellas Carla Ruiz, que este 2018 le dio un lugar protagónico en su colección “La masque”, a través de diseños llenos de estampados, brocados, bordados y transparencias, entre otros detalles. Combinados con negro y dorado en su mayoría, el resultado son vestidos glamurosos y llenos de encanto.

Firmas como Manu García y Valerio Luna, en tanto, presentan el amarillo mostaza en elegantes diseños largos, de corte midi y silueta mullet. Algunos más brillantes que otros, pero todos con un toque irresistiblemente seductor.

Carolina Herrera, por su parte, se inclinó por los maxi vestidos, así como por diseños 3D, de tipo camisero, cortes asimétricos, drapeados y mangas abullonadas, entre otras propuestas que es posible encontrar en mostaza; mientras que los modelos de Luis Carvalho, más cargados hacia el amarillo ocre, destacan por el movimiento y ligereza que consigue en cada composición. Además, en un estilo más cercano a los enteritos para matrimonio, la firma sorprende con cómodos trajes de dos piezas, con tintes contemporáneos, al incorporar solapas de bolsillo, botones y lazos, entre otros elementos.

Cómo se combina

Ya que el mostaza cobra presencia entre las paletas más buscadas de la temporada, sea más amarillo, más tierra o hasta con tintes anaranjados, conviene saber cómo combinarlo exactamente para acertar con tu look de invitada al 100 por ciento.

El mostaza levanta cualquier look y, dentro de esa línea, un vestido mostaza entero no necesita de mayores acompañamientos. Sin embargo, si quieres darle una nota de color extra a tu estilismo, siempre podrás combinarlo con negro, blanco, gris, violeta, verde oliva y borgoña; en tanto que los zapatos camel aparecen como la última sensación.

Ahora, si de accesorios se trata, las joyas metalizadas serán tus mejores aliadas, por ejemplo, un brazalete dorado; mientras que, si te atreves con un clutch original, el animal print le dará un toque moderno y divertido a tu outfit. Eso sí, los tonos perlados también armonizan con el mostaza, en tanto, si te inclinas por un peinado recogido, unos aros largos lucirán estupendos.

Por otro lado, si bien es ideal para la temporada otoño-invierno, pues irradia luz entre los tonos fríos, también es perfecto para marcar pauta en primavera-verano a través de cómodos vestidos de fiesta cortos. Además, al ser un color intenso, el mostaza luce bien en pieles blancas y morenas, lo que no ocurre precisamente con otros tonos de amarillo.

Como ves, son muchas las posibilidades de lucir un diseño mostaza, así que solo es cuestión de buscar entre los vestidos de fiesta 2019. Y es que, al igual que en vestidos de novia, los catálogos se renuevan en cada temporada para sorprender y satisfacer los distintos gustos de las invitadas.