La Navidad es una fecha muy especial, por lo que muchos novios la eligen para intercambiar sus anillos de matrimonio. Y es que, entre luces, pinos y villancicos con frases de amor, se consigue una atmósfera tan romántica como encantadora. Ahora, más allá de que planeen o no lucir el vestido de novia o el traje en esa época, lo cierto es que la Navidad llega cargada de reuniones con amigos, cenas con compañeros de trabajo, almuerzos con la familia, etcétera. Y, por lo mismo, amerita poner especial cuidado en la alimentación para evitar la acidez e hinchazón, entre otros problemas derivados de los excesos. Si quieren salir invictos de esta festividad, tomen nota de los siguientes tips.

1. Moderar las porciones

Siempre manteniendo las cuatro o cinco comidas diarias (desayuno, snack de media mañana, almuerzo, merienda/once y cena), según cada caso, una de las claves radica en cuidar las porciones. Así podrán disfrutar de los diferentes banquetes de Navidad, sin sentir luego el estómago muy pesado.

2. Comer despacio

También es recomendable comer despacio y masticar pausadamente, de manera que el cerebro procese e indique tomar solamente aquello que necesitan. Además, eviten llegar a los almuerzos o cenas navideñas con demasiado apetito o habiéndose saltado la comida anterior. De lo contrario, comerán con mucha ansiedad y luego de unos minutos no se sentirán muy bien.

3. Tomar suficiente agua

El agua elimina toxinas y acelera el metabolismo, por lo que es fundamental para sobrevivir en días de fiesta en que se toma y se come más de la cuenta. Para una buena hidratación, procuren tomar mínimo dos litros de agua, considerando además las altas temperaturas que se dan en diciembre.

4. Reducir el alcohol y gaseosas

Si bien la Cola de mono y el Ponche a la romana son tragos típicos de la época, eviten tomarlos en exceso, ya que es sabido que el alcohol deshidrata y se aleja bastante del concepto de saludable. Si planean estrenar unas copas de novios y brindar con ellas en más de una ocasión, mejor opten por el vino, descartando idealmente otros destilados como vodka o ron. Y es que estos últimos, además de calóricos, solo entregan calorías vacías. Es decir, sin ningún aporte nutricional.

5. Prefieran productos caseros

Hay diversas recetas de galletas horneadas sin azúcar, postres livianos o pan de pascua light, así que solo es cuestión de que se animen a prepararlos ustedes mismos en casa. En el pan de pascua, por ejemplo, pueden reemplazar la harina tradicional por harina integral, el azúcar por stevia y las frutas confitadas por frutas deshidratadas. Lo mejor de las recetas caseras, versus los productos comprados en supermercado, es que podrán escoger ingredientes menos procesados. Así disfrutarán igualmente de los sabores típicos de la Navidad, pero protegiendo su salud.

6. Privilegiar menús saludables

Ya para el menú de Noche Buena o el mismo día de Navidad, prefieran pavo con ciruelas, en vez de un lomo de cerdo nogado. O un aperitivo ligero, como rollitos de jamón con piña o tomate cherry, que uno compuesto de masa. Asimismo, pueden reemplazar los aderezos ricos en grasas por uno a base de yogur natural y especias; apostando por brochetas de frutas para el postre. Para sorprender a sus invitados, pueden preparar unas minutas con motivos navideños y unas frases bonitas de amor. De ese modo, le darán un toque personalizado a su banquete. Además, recuerden que la idea no es dejar de comer, sino que buscar opciones saludables, nutritivas y por supuesto, muy ricas.

7. Beber infusiones

Por último, si tanta comida de celebración de “amigo secreto” y fin de año les ha caído pesado, ingieran infusiones naturales, ya sea de menta, tomillo, boldo, manzanilla, anís, jengibre, comino, hinojo o té verde, entre otras opciones. Todas ellas, con propiedades depurativas, desintoxicantes y/o carminativas, que les ayudarán a limpiar el colón, eliminar toxinas y favorecer la digestión. Y si acaso también están ansiosos por la cuenta regresiva a intercambiar sus argollas de plata, varias de ellas les ayudarán a calmarse. La manzanilla o la tila, por ejemplo, son hierbas especialmente antiestrés.

Pongan en práctica estos tips para disfrutar de las innumerables comidas navideñas que tendrán. Con esto aclarado, solo queda preocuparse de qué vestidos de fiestas y trajes usar para cada evento y bailar como el día en que intercambiaron sus anillos de oro frente a sus amigos y familiares.