La Negrita Photography

Después de muchos meses planeando la decoración para matrimonio, afinando el banquete, eligiendo la música y seleccionado frases de amor para incorporar en los partes, se sorprenderán de lo rápido que llegarán a la última semana.

¿Cómo enfrentarla? Si bien estarán cada vez más expectantes ante la postura de anillos de matrimonio, es necesario mantener la calma y así poder cumplir correctamente con los pendientes. Para que no se entrampen en esta etapa final, guíense por la lista de tareas de Matrimonios.cl y, lo más importante, ¡disfruten!

Retirar el vestuario

Arteynovias

Faltando una semana para el matrimonio tendrán que ir a buscar sus trajes y probárselos una última vez, en caso de que hubiese algún detalle que arreglar de último minuto.

Y ya una vez con el atuendo de novio y vestido de novia en la casa, deben mantenerlos en un lugar estratégico, lejos de cualquier riesgo de mancharse o romperse. Generalmente los entregan en caja o percha, así que déjenlos tal cual y eviten la tentación de volver a probárselo o mostrarlos a sus amigos.

Controlar que todo esté en orden

Mil Retratos

A siete días del matrimonio deben chequear también los detalles finales con los proveedores y realizar llamadas para reconfirmar que todo está bien con la torta de matrimonio, el salón, fotógrafo, DJ, florista, maquillador, etcétera.

Además, si algunos invitados han cancelado su asistencia a último minuto, lo cual es probable que ocurra, den aviso de inmediato al centro de eventos o al banquetera. Por otro lado, pueden repasar ustedes mismos todas sus lecturas, ya sea religiosas, los votos o el discurso.

Preparar la maleta para la luna de miel

Otra tarea que deben cumplir es armar la maleta para la luna de miel, si se irán de viaje al día siguiente de intercambiar sus anillos de oro. Hagan primeramente una lista con lo que necesitan, para que no se les olvide nada, vayan tachándola a medida que empaquen y, si usarán una clave para la maleta, procuren tener la llave a mano, así como un respaldo de la combinación numérica.

Por otro lado, revisen una vez más la documentación necesaria, tarjetas y dinero en efectivo para viajar. ¡Ojo! Intenten no cargar las maletas en exceso y así podrán traer sin problema todos los souvenirs que quieran del destino escogido.

Armar bolso para la noche de bodas

Belle Coquette

Así como empacaron para la luna de miel, deben hacerlo también con miras a la primera noche que pasarán juntos como marido y mujer. Ya sea en la habitación de un hotel, cabaña, domo u hostal, necesitarán un bolso con vestuario de cambio, ropa interior, pantuflas y otros accesorios, como algún perfume o aceite afrodisíaco. Ya que requiere de una preparación especial, es fundamental no dejar este ítem para última hora.

Preparar kit de emergencia

La Bella Amada

Adelantándose a cualquier imprevisto, también es esencial preparar un kit con implementos que podrían necesitar en el gran día. Por ejemplo, una camisa de repuesto, gel para el pelo, un pañuelo o lustrador de zapatos, entre otras cosas que podría requerir el novio.

Y si se trata de accesorios femeninos, hay muchos que califican para entrar al kit, como maquillaje, peineta, pinches, parche curita, otro par de medias y toallitas húmedas. Incluso, hilo y aguja por si descose alguna parte del vestido de novia con encaje, la cola o el velo. Deben definir, además, a qué personas les encargarán los kits.

Recoger el ramo

The Flower Shop

Una de las últimas tareas que deben realizar es recoger el ramo de flores, ya sea uno de ustedes o, bien, que se lo encarguen a la madrina o a sus padres. Lo ideal sería retirarlo el mismo día del matrimonio para que las flores naturales estén impecables. Sin embargo, de no ser posible, pregunten en la florería cómo conservarlo para que se mantenga en perfecto estado.

¡Relajarse!

Freddy Lizama Fotografías

Por último, la noche anterior al gran día dedíquense a descasar y ya no piensen más en los adornos de matrimonio, ni en la música, ni en los recuerdos. Ya todo eso estará 100 por ciento cubierto, así que lo mejor será que se relajen, coman liviano, no beban alcohol y se acuesten temprano.

Ahora, si están muy nerviosos, pueden darse un baño de tina con sales, hacerse un masaje o beber una infusión de hierbas relajantes, como melisa, tilo o valeriana.

Aunque es normal estar un poco impacientes, lo más importante es que disfruten también de esta última etapa y no se vuelva una locura entre recoger el vestido de novia, llamar a los proveedores y armar las maletas. Todo lo contrario. En la cuenta regresiva a intercambiar sus argollas de plata, la clave es descansar y así llegar como nuevos a la consagración de su amor.