Ir al contenido principal
Matrimonios

¿Quién oficia un matrimonio civil?

Si se casarán por el civil, pero además desean incluir una ceremonia simbólica, tendrán que contar con dos oficiantes distintos. Descubran cuál será el rol de cada uno a continuación.

Te ayudamos a encontrar el lugar ideal para tu matrimonio 🥂
Pide información y precios de Celebración a empresas cercanas
ceremonia civil al aire libre

ceremonia civil al aire libre

¿Quién puede oficiar una boda? La respuesta dependerá de si lo que buscan es que el matrimonio sea legal o solo adquiera un carácter alegórico.

Pero ambas opciones son perfectamente compatibles, por lo que podrán sumar una ceremonia simbólica a su matrimonio civil. Aclaren todas sus dudas sobre quién deberá presidirlas.

En un matrimonio civil

ceremonia de matrimonio civil

El matrimonio civil solo podrá ser dirigido por un oficial del Registro Civil, ya sea en las oficinas del organismo o en una locación dentro del territorio jurisdiccional.

Y cualquiera será competente de oficiar una boda, independientemente del lugar en que los novios tengan su domicilio, siempre y cuando hayan efectuado con esa persona las diligencias previas. Es decir, la Manifestación y la Información. El motivo es que un oficial civil no puede terminar el acto iniciado por otro.

En la Manifestación, los novios comunicarán al oficial su intención de contraer matrimonio; mientras en la Información, dos testigos mayores de 18 años declararán que los futuros cónyuges no tienen impedimentos o prohibiciones para casarse. Ambas instancias se realizan en el Registro Civil.

Las funciones del oficial civil

ceremonia civil

Llegado el día de la celebración del matrimonio, el oficial civil llevará a cabo una ceremonia muy sencilla que se divide en etapas.

Ante la presencia de los testigos, el rito comenzará con un preámbulo del oficiante, quien subrayará la importancia del matrimonio y de iniciar una vida en común.

Luego, dará lectura a los artículos del Código Civil, referentes a los derechos y obligaciones de los contrayentes, que son los que constituyen el objeto y contenido del contrato.

Posteriormente, el oficiante pedirá el consentimiento mutuo de los novios, quienes deberán responder si se aceptan el uno al otro en voz alta. En ese instante es cuando se declaran los votos y se intercambian los anillos, aunque ninguno de esos actos es obligatorio en una boda civil.

Y para terminar, el oficial civil de matrimonio los declarará como casados bajo la ley y procederá a pedirles que firmen las actas nupciales, las que también firmará él mismo y los dos testigos. Así quedará certificado que el juramento se llevó a cabo conforme al marco legal.

En una ceremonia simbólica

ceremonia simbólica

Ya que el matrimonio civil es una ceremonia bastante breve y sencilla, muchas parejas hoy en día complementan este momento integrando algún rito simbólico, ya sea durante la celebración del matrimonio o posterior a ello.

¿Cómo oficiar una boda simbólica? Si deciden incorporar algún acto de este estilo, podrán elegir entre la ceremonia de las velas, el ritual de la arena, la atadura de manos, la plantación de un árbol,  la pintura de un lienzo, la ceremonia del vino o el ritual del hilo rojo, entre muchos más.

¿Y quién presidirá este acto especial? Con excepción del oficial del Registro Civil, ya que no forma parte de sus competencias, podrán escoger entre un familiar o amigo o, si prefieren, contratar a un profesional.

Eso sí, si por ejemplo planean hacer la ceremonia de las velas en el momento de los votos nupciales, tendrán que comunicárselo previamente al oficial civil.

Por qué elegir a un familiar o amigo

amiga hablando en ceremonia de matrimonio

Si planean celebrar un matrimonio más informal y, por lo tanto, un ritual simbólico con las mismas características, escoger a un maestro de ceremonia entre sus invitados será la mejor opción.

Y es que aun cuando se estructure un libreto, la cercanía e intimidad que brindará la conducción de un ser querido resultará irremplazable. Ya sea uno de sus padres, algún hermano, su mejor amigo o incluso un hijo, la persona que elijan como oficiante sin duda conocerá en detalle su historia de amor, y estará tan feliz y emocionada como ustedes.         

También podrá improvisar fácilmente, si es necesario, o sorprender con alguna anécdota nunca antes contada. Lo cierto es que todo fluirá de forma genuina con un maestro de ceremonia de su círculo más estrecho, quien se sentirá honrado, por lo demás, de ser escogido para esta misión.

Solo procuren que el oficiante que definan para la ceremonia no se sienta incómodo al hablar en público, ya que el objetivo es que disfrute de su rol y no al contrario.

Por qué elegir a un profesional

ceremonia civil

Por otra parte, si no quieren improvisar ni dejar ningún cabo suelto, la mejor opción será contratar a un oficiante profesional, quien les ofrecerá un servicio completo. Desde una entrevista presencial, elaboración del guion y selección de la música, hasta el diseño y la conducción de la ceremonia de principio a fin, incluyendo sus propios votos o la intervención de terceros.

Por un lado, encontrarán oficiantes de matrimonio para todo tipo de enlaces y, por otro, especializados, por ejemplo, en rituales pascuenses, mapuches o celtas. Y asimismo, maestros de ceremonia que presiden ritos interculturales, ya sea para novios de distintas etnias, nacionalidades o religiones.

Las ventajas de recurrir a un proveedor experto es que podrán despreocuparse, dejando todo en sus manos. Y ya que son oficiantes con  años de experiencia, seguro sabrán cómo traspasar su historia de amor, en el marco de una ceremonia simbólica muy romántica y emotiva.

Mientras al oficiante civil no lo podrán elegir, al maestro de ceremonia sí. De ahí que sea una buena idea complementar la celebración del matrimonio como tal, con un acto personalizado que le ponga el broche de oro a sus nupcias.

Te ayudamos a encontrar el lugar ideal para tu matrimonio 🥂
Pide información y precios de Celebración a empresas cercanas