Guillermo Duran Fotógrafo
Guillermo Duran Fotógrafo

Puede que hayan tenido el vestido de novia listo y los arreglos del matrimonio encargados para su enlace. Sin embargo, la emergencia del COVID-19 cambió los planes de los chilenos y del mundo entero, afectando directamente al sector nupcial. Si en 2017 se celebraron 61.320 bodas en el país, con una tasa de nupcialidad de 3,3, según el Instituto Nacional de Estadísticas 1, este año las cifras variarán, sobre todo, el primer semestre del año.

Y es que, frente a la alarma sanitaria presentada por la OMS y a las medidas adoptadas por el Gobierno de Chile, un 89% de parejas en el país han decidido posponer su planes de matrimonio, de acuerdo a una encuesta realizada por Matrimonios.cl para saber cómo ha afectado esta crisis al sector nupcial. La preocupación por el coronavirus y la imposibilidad de contar con sus invitados para su boda, entre otras razones, han sido decisivas para el cambio de fecha, según la propia encuesta. Pero hay buenas noticias. Los resultados revelaron una cifra alentadora porque un 81% de los matrimonios que se han visto afectados por el coronavirus, lo han postergado para este mismo 2020. El mejor ejemplo de que el amor persevera.

El amor no se cancela

La Aldea
La Aldea

El mundo está cambiando y la crisis del coronavirus ha exigido a las personas y a la sociedad, en general, reinventarse, lo que por supuesto, aplica para las bodas y el mundo nupcial. Qué significa esto, que aunque el número potencial de bodas impactadas es alto, la proyección es que la mayoría se posponen, no se cancelan. De acuerdo a los datos recogidos por la encuesta de Matrimonios.cl, 9 de cada 10 parejas han decidido posponer su boda (89%) y de ese porcentaje, 8 de cada 10, la reprograman para el 2020 (81%).

Las bodas se están aplazando seis meses en promedio y se espera que cerca de la mitad de los enlaces directamente afectados se trasladen a primavera, una estación que de por sí siempre ha atraído a muchas parejas. Así es como 4 de cada 10 han decidido cambiar su fecha para los meses de septiembre y octubre (41%), mientras que un 22% para noviembre o diciembre y un 10% a principios de 2021.

Sin duda, la incertidumbre actual ha llevado a que los planes de matrimonio den un vuelco, muchas veces, de 180º. Por esta razón es que desde Matrimonios.cl hemos estado atentos para brindarles todo el apoyo necesario para enfrentar estos difíciles momentos; y donde los profesionales del sector están jugando un papel muy importante para buscar juntos la mejor de las soluciones, demostrando empatía y flexibilidad para hacer cambios y llegar a acuerdos satisfactorios con las parejas. Nina Pérez, CEO de Matrimonios.cl lo valora: “En un sector tan emocional como el de las bodas, el factor humano siempre marca la diferencia. Los novios reconocen la flexibilidad de sus proveedores y no nos cabe duda de que hoy más que nunca se está demostrando. Esto dice mucho de la capacidad de entrega y adaptabilidad de la industria nupcial en Chile”.

Cambios de formato

Guillermo Duran Fotógrafo
Guillermo Duran Fotógrafo

Frente al panorama actual es que han aparecido nuevos esquemas para los matrimonios. Las parejas han reagendado su boda, y lo han hecho cambiando un poco los clásicos formatos. Por ejemplo, un 30% de quienes han decido reprogramar su matrimonio, se casarán legalmente antes de celebrar el banquete; mientras que un 14% ha decidido mover el día de la recepción. De este modo, los viernes y domingos se han convertido en la nueva alternativa para celebrar los matrimonios. Y es que, aunque un 54% mantiene el sábado, un 37% se casará un viernes y un 7% el domingo.

En cuanto a las parejas que han reprogramado su matrimonio para 2021, las razones varían; sin embargo, la mayor preocupación sigue siendo el coronavirus, de acuerdo al 80% de los encuestados que eligieron esta nueva fecha; mientras que un 16% lo hace porque el lugar donde desean casarse no está disponible para la pareja hasta el 2021 y un 10% es por querer realizar su boda en una fecha o temporada específica. Sin embargo, lo importante sigue siendo el amor y que, aunque la fecha cambie, podrán celebrar su matrimonio y comenzar esta nueva etapa más unidos que nunca.

Puede que deban volver a encargar su torta de matrimonio o actualizar algunos aspectos de la decoración del matrimonio debido al cambio de temporada, pero no se preocupen, que contarán con el apoyo de sus proveedores y seres queridos para que puedan celebrar una hermosa y especial boda.