Así como un chileno y un extranjero pueden intercambiar anillos de matrimonio, dos extranjeros también pueden hacerlo sin limitaciones en suelo nacional. Por lo tanto, si ésta es su condición, vayan desde ya pensando en el vestido de novia y eligiendo los adornos de matrimonio, pues no necesitarán mucho más que el convencimiento para declarar el sí”.

Qué dice la ley

VP Fotografía
VP Fotografía

Según lo que estipula la legislación chilena, los extranjeros con cualquier título de residencia, o bien los turistas, sí pueden casarse en Chile, pues se trata de un derecho inherente a cualquier ser humano.

Solo es necesario que cumplan con algunos requisitos básicos, además de proceder de la misma manera que si se tratara de un matrimonio entre chilenos. Es decir, deben solicitar fecha y hora en la oficina del Registro Civil, presentando dos testigos que declararán que la pareja no tiene impedimentos ni prohibiciones para pronunciar sus promesas con frases bonitas de amor de su autoría.

Rendida la información de los testigos, dentro de los 90 días siguientes podrán contraer matrimonio, ya sea ante el oficial civil que intervino en las diligencias de Manifestación e Información, o ante un ministro de culto de alguna entidad religiosa con personalidad jurídica de derecho público.

Extranjeros con residencia

Mondo Fotografías
Mondo Fotografías

Si desean intercambiar anillos de oro en Chile, los extranjeros con residencia en el país deben presentarse con su cédula de identidad otorgada por el Registro Civil. Los que son divorciados, en tanto, deben exhibir también el certificado de matrimonio con la anotación del divorcio, el cual tiene que estar legalizado por el consulado y por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile.

Además, si viene en un idioma diferente al español, el documento debe ser traducido por el mismo Ministerio. Las oficinas del Ministerio de Relaciones Exteriores se ubican en calle Teatinos N° 180, comuna de Santiago.

Extranjeros sin residencia

Julio Castrot Fotografía
Julio Castrot Fotografía

Los extranjeros sin residencia o con visa de turista, solo deben presentar su pasaporte vigente, que corresponde al documento de identidad que les permitirá realizar el trámite. Por otro lado, si se tratase de un chileno y un extranjero en condición de turista quienes deseen partir su torta de matrimonio, los documentos a presentar serán los mismos: cédula de identidad y tarjeta de turismo, respectivamente.

Entre extranjeros que no hablan español

Floreventos W
Floreventos W

Respecto al idioma, la ley dicta que todas las personas que no hablen español, ya sea uno o ambos contrayentes, deben presentar un intérprete para la Manifestación y celebración del matrimonio en Chile.

Para este propósito, el Ministerio de Relaciones Exteriores cuenta con intérpretes oficiales, de modo de facilitar la tarea a los contrayentes en el Registro Civil.

Acuerdo de Unión Civil entre extranjeros

Teamchess
Teamchess

Si bien, hay quienes se casan por el matrimonio civil, también existe la opción de que intercambien sus argollas de plata bajo el Acuerdo de Unión Civil, que los convierte en convivientes civiles.

Al igual que para un matrimonio civil, los novios deben dirigirse a una oficina del Registro Civil para solicitar fecha y hora, informando el lugar donde se realizará la ceremonia si fuera en un domicilio particular.

Los extranjeros, según sea su estado en el país, podrán firmar este acuerdo presentando su cédula de identidad extranjera residente o, para el caso de personas que tengan visa de turistas, deben exhibir su pasaporte vigente o documento de identidad del país de origen.

Aparte de chequear que todos sus documentos se encuentren al día, recuerden reservar la hora en el Registro Civil al menos seis meses antes de alzar sus copas de novios tras declarar el “sí”. Además, si se trata de mandar los partes, lo ideal es que lo hagan con tres meses de anticipación, agregando el dress code relativo a los trajes y vestidos de fiesta para que sus invitados sepan cómo vestir.