Si a primera vista quieres impactar en el matrimonio al que has sido invitada, apuesta por un vestido de fiesta con un solo hombro. Y es que además de aportarle elegancia y sensualidad a tu outfit, encontrarás una infinidad de propuestas con este detalle tan llamativo. Una tendencia que también se lleva en los vestidos de novia. Sin embargo, predomina en los estilismos de fiesta y de ahí que el abanico de opciones sea tan amplio. Si te gusta este estilo, revisa aquí todas las claves para que aciertes en tu elección.

La magia del escote

El escote asimétrico es delicado, femenino, elegante y muy versátil, y lo podrás lucir en diseños con tiras delgadas, tirantes gruesos o mangas. En vestidos de fiesta largos largos, cortos o midi. Y es que llevar un hombro al descubierto te hará marcar la diferencia por sobre el resto de las invitadas.

¿A quiénes favorece? ¡A todas quienes quieran probarlo! El escote asimétrico destaca los cuellos largos y finos, y alarga los cuellos cortos y gruesos, a la vez que favorece a las distintas tallas de busto. Especialmente a las de busto más pequeño. Solo debes tener cuidado en el caso de que tus hombros sean muy amplios y no quieras centrar la atención en ellos. Pero si para ti no es un tema y amas este escote, entonces ¡adelante! 

En qué vestidos

Aunque todos los vestidos son aptos de llevar un escote asimétrico, hay algunas líneas en las que resalta aún más. Es el caso de los vestidos de corte imperio, que al dejar un hombro al descubierto te harán sentir como una auténtica diosa griega. Escoge un diseño holgado, en una tela plisada y compleméntalo con un cinturón metalizado. ¡Deslumbrarás!

No obstante, si lo que deseas es realzar tus curvas, los trajes de silueta sirena con un solo hombro te aportarán una cuota extra de elegancia y sensualidad. De hecho, estilizarán aún más tu figura al destacar tu pecho.

Los vestidos de línea A, evasé y recto, por su parte, también son adecuados para dejar un hombro al aire, ya que atraerán las miradas hacia tu escote. Y si buscas vestidos de fiesta cortos, los de silueta lápiz, justo a la altura de las rodillas, son ideales para marcar un hombro.

Los detalles

Hay varios trucos que enaltecerán aún más un vestido con escote asimétrico y los diseñadores lo tienen claro. Por ejemplo, tajos en la falda en el lado opuesto o en el mismo del hombro descubierto; transparencias en un brazo mientras el otro queda desnudo; un drapeado en el escote para un efecto helénico; lazadas para un toque chic; bandas etéreas de tul cruzado; mangas con volantes para sumar dinamismo al vestido; o mangas abullonadas para un mayor impacto visual.

Eso sí, debes tener presente que el escote asimétrico no permite llevar collares ni cadenas ni gargantillas. Mejor decántate por un peinado recogido o con el pelo suelto, elige unos bonitos aros y, si lo deseas, complementa el look con un brazalete en la muñeca opuesta al hombro descubierto.

Las telas

Gasa para un liviano vestido imperio con un solo hombro. Crepe para un elegante diseño de silueta sirena. Encaje para una pieza romántica de línea A. Bambula para un cómodo traje de inspiración boho-chic. Mikado para un modelo clásico de falda abundante. Brocado para un diseño recto con toques vintage. Y raso para un vestido glamuroso; son solo algunas telas entre las que podrás optar para tu estilismo de invitada con un solo hombro. Ya sea grueso, delgado o de peso medio, sin duda encontrarás el tejido justo para el vestido que andas buscando.

Independiente de donde sea la ceremonia, te lucirás con un traje con un solo hombro. E incluso, aun cuando elijas el tradicional vestido de fiesta negro, con el detalle asimétrico te robarás toda la atención.