Ya sean largos o cortos, holgados o ajustados. Anímate a lucir un vestido de fiesta en color verde, tanto si la postura de anillos de matrimonio será a campo abierto o al interior de un salón. Un color que se ajusta a todas las estaciones y que podrás complementar con un peinado recogido con trenzas o con el pelo suelto, según sea tu estilo. ¡Deslumbrarás!

Éxito seguro

En sus distintas tonalidades, el verde marca pauta en los catálogos de moda de fiesta. Femenino, alegre, llamativo y muy versátil, corresponde a un color que se adapta tanto a los matrimonios de día o de noche, elegantes o con un toque más rústico. Una apuesta segura si quieres robarte todas las miradas en tu próximo evento y que combina, por cierto, con los diferentes tonos de piel.

Tipos de verdes

Aunque las opciones son muchas, sin duda que uno de los colores de tendencia es el verde menta. Es ideal para los matrimonios diurnos al aire libre y, por ejemplo, si eliges un vestido de fiesta corto, te lucirá perfecto para una boda en la playa. Los vestidos de corte imperio en telas plisadas quedan muy bien también en verde menta, engalanados con joyas plateadas. Si buscas una opción para la noche, en tanto, el verde esmeralda destaca entre los favoritos, pues irradia sensualidad y elegancia. Con un vestido de silueta sirena en mikado acapararás toda la atención y, más aún, si lo acompañas de accesorios dorados.

Ahora, si deseas una alternativa para una boda campestre o hippie chic, los trajes en verde olivo serán tu máxima fascinación. Se trata de un color sobrio y con aires de naturaleza silvestre que también califica para matrimonios de invierno, al igual que el verde botella, para la noche y el verde salvia, para el día. ¿Invitada a una celebración millennial? Si es así, entonces atrévete con un tono mucho más vibrante como el verde lima o el verde pistacho. Estos últimos, ideales para enlaces en temporada de calor.

Diseños de tendencia

En los catálogos de vestidos de fiesta 2020 abunda el verde y con opciones para todos los gustos. Diseños de escote asimétrico, con mangas de efecto tatuaje, profundos tajos delanteros, grandes lazadas, encajes y sutiles transparencias, entre otros detalles que te cautivarán. Y ya que se trata de un color llamativo, ya sea más o menos intenso, lo adecuado es combinar tu outfit con un peinado sencillo y accesorios discretos. Un cinturón metálico, por ejemplo, bastará para elevar tu vestido verde o, si prefieres, escoge unos aros en clave XL que se destaquen bajo tu pelo suelto. También hallarás modelos brillantes, exclusivos para la noche y diseños que combinan dos tonalidades de verde. Si bien predominan los vestidos de fiesta largos, los modelos de corte midi se vienen fuerte igualmente esta temporada. Una propuesta novedosa, por ejemplo, es combinar un traje midi en verde trébol, con zapatos y clutch en mostaza.

Por qué elegir el verde

Si quieres romper con el clásico vestido de fiesta negro, hallarás en el verde una apuesta moderna y sofisticada, que luce bien en telas vaporosas, como tul u organza, pero también en tejidos más pesados, como raso u otomán. Un color imponente y refrescante, que a la vez transmite seguridad, equilibrio y calma. Por lo demás, es también muy elegido para el atuendo de las damas de honor, pues contrasta con el blanco de la novia y armoniza estupendamente con accesorios naturales, ya sean corsages o coronas de flores.

¡Ya lo sabes! Tal como se renuevan los catálogos de vestidos de novia, lo mismo ocurre con la moda de fiesta, destacando los vestidos verdes entre los favoritos. Un color que además podrás llevar en tus joyas, por ejemplo, a través de unos aros con piedra esmeralda o un collar con jade. Y para el pelo, escoge un peinado recogido si el vestido es sin espalda; así se lucirá mucho más.