Tomás Crovetto

¿El glamour de un hotel o la libertad de una parcela? Sin duda que elegir el lugar para casarse no es una tarea fácil y menos aún, cuando están abiertos a distintas posibilidades. Lo importante, eso sí, es tomar la decisión a conciencia luego de haber revisado varias alternativas. Recuerden que este será el escenario donde celebren su unión y, como tal, deben sentirse totalmente cómodos y a gusto.

¿Hotel o parcela? Estos son dos de los sitios más solicitados por los novios hoy en día, por eso les preparamos el siguiente artículo para que despejen todas sus interrogantes.

Por qué elegir un hotel

Seb & Raw

Calidad garantizada

Si un hotel ofrece servicios para matrimonios, es porque, sin duda, cuenta con la experiencia y con todos los requerimientos para que estos sean de primera línea. Desde disponer de un amplio y equipado salón, hasta incluir en su staff únicamente a chefs y garzones calificados. Por lo mismo, tendrán asegurada una gastronomía de lujo, así como una atención 100 por ciento personalizada.

Un aire de elegancia

No hay para qué negarlo. Un matrimonio en un hotel estará impregnado de toques distinguidos y detalles glamorosos que marcarán la diferencia. ¡Las fotos quedarán bellísimas! Otra ventaja es que encontrarán distintas opciones dentro del mismo rubro. Desde hoteles urbanos y cosmopolitas, hasta otros de estilo clásico; o de imponente arquitectura. Además, según lo que deseen para su celebración, podrán hacer uso de sus instalaciones como jardines, terraza, piscina y sector bar, dependiendo de cada hotel.

Macarena Cortes

Sin los imprevistos del tiempo

Independiente de si ese día haga mucho calor, mucho frío o, incluso, llueva, los hoteles siempre estarán preparados y aclimatados para responder a las distintas inclemencias del clima.

Opción de alojar

Si no quieren moverse de donde están para disfrutar de su noche de bodas, basta con que arrienden una habitación en el mismo hotel donde celebrarán la fiesta. Incluso, si hay parientes que vienen de lejos y pueden costearlo, serán muy bienvenidos también a pasar la noche allí. Por lo general, según el número de habitaciones reservadas para estos eventos los hoteles ofrecen precios especiales.

Tener en cuenta

Ya que el servicio de matrimonio seguramente incluirá todo (banquete, música, decoración, etcétera), puede que se encuentren con precios un poco más elevados al momento de buscar locaciones. Y aunque todo dependerá de la  temporada en la que se casen, es importante pedir presupuestos con anticipación para tener claro qué incluirá y qué no; además de los posibles gastos extras. En cuanto a la personalización que tengan en mente, deben considerar que en ocasiones las políticas de los hoteles son un poco más estrictas al tener sus propios proveedores, por lo que es importante que investiguen por su cuenta a cada uno, para ver si se adapta a sus gustos y necesidades.

Casarse en una parcela

Ideal para bodas de día

El paisaje y las posibilidades que ofrece una parcela son ideales para realizar un matrimonio en el día, además, sin tanto protocolo. ¿Qué tal festejar con un asado a la chilena mientras los niños corren por el jardín? Será una hermosa postal de un matrimonio en el que todos tendrán cabida. Esta alternativa es perfecta para ceremonias de inspiración rústica, bohemia, hippie o campestre.

Entorno libre y verde

Celebrar el matrimonio en una parcela les brindará la opción de rodearse por amplios espacios de naturaleza. Así, por ejemplo, podrán aprovechar los árboles para jugar con la decoración o extender una larga mesa para los invitados si así lo desean. Incluso, pueden montar resbalines plásticos para que se entretengan los más pequeños.

Vivan Los Novios

Mayor personalización

A diferencia de lo que ocurre en un hotel, aquí podrán echar a volar la imaginación y ambientar la celebración como se les ocurra. De hecho, es más fácil innovar con la iluminación y otros detalles decorativos, como montar pizarras señalizadoras o guirnaldas de luces, entre otras ideas.

Total privacidad

Por otro lado, al celebrar su matrimonio en una parcela tendrán total certeza de que no habrá otra fiesta realizándose en el mismo lugar y, por lo tanto, habrá menos restricciones respecto a los horarios. Asimismo, una parcela será ideal para novios que buscan la tranquilidad y desconexión, pues suelen ubicarse en entornos alejados de la civilización. y por lo mismo, como las casonas de parcelas son generalmente muy amplias, de seguro hay habitaciones de sobra para hospedarse en el lugar y al día día siguiente despertar en un entorno privilegiado.

Paz Villarroel Fotografías

Tener en cuenta

Generalmente las parcelas se localizan en las afueras de la ciudad, lo que podría suponer un problema de transporte para aquellos que no dispongan de vehículos. Para sortear esta dificultad y para dar mayor seguridad a los invitados, es bueno contar con autobuses para facilitar el traslado. 

Finalmente, como es imposible controlar el clima, siempre es bueno tener un plan B. Una carpa aclimatada, mantas y lindos paraguas para el frío o una posible lluvia; y ventiladores, sombrillas y abanicos en caso de mucho calor no solo será práctico y necesario, sino que a la vez, dará un toque único a la decoración.