¿Sabían que es posible personalizar la barra de alcoholes? ¡Así es! Por lo tanto, si son amantes del whisky, se lucirán con una barra exclusiva dedicada a este licor. Solo tendrán que decidir en qué momento abrirla, si después de cortar la torta, al empezar el baile o mantenerla funcionando durante todo el festejo. Revisen a continuación por qué montar un bar de whisky será una estupenda idea.

Por su versatilidad

El whisky se obtiene por la destilación de la malta fermentada de cereales como cebada, trigo, centeno y maíz, y de su posterior envejecimiento en barriles de madera. Tradicionalmente de roble blanco.  Se trata de una bebida versátil que es posible encontrar en diferentes tipos según su elaboración. Se distinguen, por ejemplo, el whisky de malta, el whisky de grano, el whisky blended (mezclado) y el whiskey de centeno.

Y de acuerdo a su procedencia, se diferencian el whisky escocés, irlandés, canadiense, estadounidense, indio y japonés. De ahí que un bar de whisky la sumará puntos a su celebración, pues podrán ofrecer una amplia selección de este destilado, que incluso se usa para preparar otros tragos. Entre ellos, El Padrino (whisky/amaretto), Clavo Oxidado (whisky/Drambuie), Old Fashioned (whisky/azúcar/biter) y Manhattan (whisky/vermut seco/biter)

Por su demanda

Frescos, intensos, suaves, más fuertes, frutales, maderas, hierbales… Existe una gran complejidad en torno a los sabores del whisky, dependiendo de su elaboración y grado alcohólico, lo que ha llevado cada vez a más chilenos a disfrutar de esta bebida. Por lo tanto, si incluyen un bar de whisky, será uno de los rincones favoritos de sus invitados, a la vez que ustedes tendrán muchas opciones el primer brindis.

Según los entendidos en coctelería, en Chile existe un interés creciente respecto al consumo de whisky, tanto de marcas tradicionales como Premium. Destacan entre los más populares whiskies importados como el Johnnie Walker, Chivas Regal, Ballantine’s, Jack Daniel’s, J&B, Jean Beam, 100 Pipers y White Horse, entre otros. Sin embargo, también hay whiskies chilenos para quienes quieran probar el producto nacional. Entre ellos, el Wattson’s y el Millakoru.

Por su elegancia

Es catalogado como el licor más elegante del mundo, así que aprovechen esa estampa para ambientar un rincón muy especial. Ya sea al aire libre o al interior de un salón, acondicionen su bar de whisky con barriles, cajas metálicas de puros, pizarras led y botellas antiguas, entre otros adornos. Eso, si es que ustedes se encargarán de la escenografía. Asimismo, privilegien una luz tenue y preocúpense de que haya vasos de cristal cortos, largos, tipo tulipa y copas martineras, por ejemplo, para beber un Manhattan. Recuerden que elegir el vaso correcto es muy importante a la hora de degustar un whisky. Por otra parte, ya que se trata de un licor sofisticado y cada vez más demandado, un bar de whisky calzará especialmente en matrimonios elegantes, urbanos, industriales o millennials.

Sobre los proveedores

Vaten Brand
Vaten Brand

Ya lo saben. Si desean darle un toque exclusivo a su matrimonio, lo lograrán sin duda incorporando un bar de whisky. Y al respecto encontrarán muchos proveedores que podrán brindarles este servicio, incluyendo la barra móvil o carrito y el servicio de bartenders o mixólogos.

Si no existe un paquete previamente diseñado, se estimará un precio por persona según sus requerimientos, considerando las marcas que soliciten y la cantidad de horas que deseen que la barra esté operativa. Es decir, los proveedores les darán las facilidades para personalizar el servicio, con un valor promedio a partir de los $10.000. Ahora, si solo desean contratar el mobiliario, pues se encargarán ustedes mismos de adquirir las botellas, podrán arrendar barras personalizables a partir de $40.000 aproximadamente.

Incluso, pueden obsequiarles a sus invitados botellas en miniatura de whisky para que se lleven de recuerdo a sus casas. Será una buena forma de cerrar su celebración tocando la misma tecla.