Jorge Sulbarán
Jorge Sulbarán

Además de elegir el vestido de novia, las flores del ramo y otros adornos de matrimonio, la prometida suele llevarse el mayor peso de la organización. Sin embargo, la participación del novio es igualmente fundamental y debería ser a la par. ¿Estás listo para tomar un papel activo en lo que se viene? Si ya entregaste el anillo de compromiso, comienza ahora mismo a disfrutar y ser protagonista de este hermoso camino al altar.

Tareas compartidas

Mauricio Chaparro Fotógrafo
Mauricio Chaparro Fotógrafo

Aunque lo ideal será dividirse las tareas para encontrar a los proveedores más adecuados, hay ítems de la organización en que sí o sí deben participar ambos novios. Será en la primera etapa, por tanto, que tendrás que estar más presente, pues la fecha, hora y lugar donde realizarán la boda deben definirlos en conjunto.

Asimismo, delinear el estilo o temática del matrimonio, establecer el presupuesto, confeccionar la lista de invitados, definir a los testigos y padrinos, seleccionar el menú, adquirir las alianzas y precisar cuándo anunciarán la noticia. Es importante que ambos participen de estas decisiones, ya que son los puntos más trascendentales. Contratar o no a un/a wedding planner es otro ítem que deben resolver entre los dos, al igual que todo lo concerniente a la luna de miel.

Tareas personales

Jonathan López Reyes
Jonathan López Reyes

Ya sea comprado, arrendado o confeccionado a medida, la elección del traje de novio debe encabezar tu lista de prioridades. Lo que se recomienda es comenzar la búsqueda con al menos tres meses de anticipación, considerando que tendrás que ir a pruebas y luego escoger los complementos. Dependiendo del traje -ya sea frac, chaqué, esmoquin, terno o tenida informal-, tendrás que definir y combinar los accesorios, entre los que se incluyen los zapatos, chaleco, faja, humita o corbata, colleras, botonier, pañuelo, reloj, cinturón y calcetines.

¡Ojo! La mayoría de las parejas se combina para armonizar ciertos complementos. Por ejemplo, si la novia llevará un peinado recogido con un tocado rosado, tú podrías elegir el mismo tono para el botonier. Sin duda, el traje será lo que quitará más tiempo, aunque también tendrás que preocuparte por tu imagen, ya sea tomando una hora en la peluquería, barbería o centro de estética.

En la cuenta regresiva

Cristobal Merino
Cristobal Merino

Para que no se te pase ningún detalle, revisa los siguientes puntos que deberías incluir en tu agenda de novio en la previa a estrenar tu flamante anillo de oro. Y es que al igual que la novia, debes prepararte con todo de cara a un día tan especial.

Prueba de vestuario

Aunque las citas dependerán de los arreglos o ajustes que se le hagan al traje, lo ideal es asistir a la última prueba de vestuario unas dos semanas antes del matrimonio. Así tendrás la certeza de que todo está bien y podrás cambiar los calcetines, si no te convencieron los que habías escogido primeramente. A las pruebas de vestuario siempre es mejor ir acompañado, así que aprovecha estas instancias para compartir un tiempo con tu papá o tus hermanos. Estarán felices de apoyarte, a la vez que serán los mejores asesores de moda.

Un momento de relax

Porque se lo merecen, en las semanas previas al matrimonio organiza una reunión con amigos para pasar un rato agradable. Puede ser una junta de hombres, si no tendrás despedida de soltero, o bien, un almuerzo con parejas ya casadas, para que puedan aconsejarlos respecto a lo que se les viene. Tanto tu pareja como tú necesitan relajarse un poco, sobre todo en la recta final a declarar “el sí”.

La Aldea
La Aldea

Pelo y piel

Respecto a tu imagen, lo más recomendable es que vayas a la peluquería una semana antes del matrimonio. Según lo que estés buscando, podrás recortarte el pelo o solo pedir que te eliminen las puntas muertas. Eso sí, no se te ocurra improvisar con un cambio de look, ya que el resultado podría no gustarte, sin tener tiempo suficiente para revertir la situación. Además, si quieres llegar con el rostro radiante a intercambiar votos, una buena inversión será someterte a algún tratamiento, como a una limpieza facial o a una radiofrecuencia antiarrugas.

Y otros servicios estéticos que podrían interesarte son: el arreglo de cejas, delineado de barba, manicure o depilación de zonas del rostro, como frente, pómulos, mejillas, sienes, nariz y mentón. Podrías condensar todo en una o dos sesiones.

Kit de emergencia

A medida que se acerque el día, otro asunto que debes chequear en tu lista es preparar el kit de emergencia. Corresponde a un estuche con accesorios básicos que podrías necesitar, por ejemplo, si te manchas la corbata al partir la torta de matrimonio. Entre otras cosas, deberías incluir perfume, desodorante invisible, toallas húmedas, peine, crema o gel para el pelo, cepillo y pasta de dientes, hilo y aguja, algunas prendas de ropa de repuesto, lustrador de zapatos, pañuelos desechables, parches curitas y pastillas para el dolor de cabeza o la acidez. Pueden ser todos o solo aquellos que te parezcan más indispensables. Además, tendrás que seleccionar a un familiar cercano o amigo para que se encargue de portar tu kit.

Un regalo especial

Aún si convives con tu pareja, sorpréndela/o con un obsequio especial en los días previos a la boda. Por ejemplo, puedes enviarle unas flores, una invitación al teatro o una tarjeta con unas frases bonitas de amor. Será un gesto muy emotivo que agradecerá y ayudará a calmar la ansiedad.

Guillermo Duran Fotógrafo
Guillermo Duran Fotógrafo

Últimos retoques

Finalmente, si necesitas retocar las patillas, la barba o el bigote, lo mejor es que acudas a la barbería el día anterior a la celebración. Así llegarás impecable y te lucirás con tu traje tanto como tu prometida lo hará enfundada en su vestido de novia con encaje. La noche anterior, eso sí, procura dejar todo listo, cena liviano, evita el alcohol y acuéstate temprano. ¡Amanecerás como una lechuga!

Más allá de las que son lógicas, como contratar a los distintos proveedores, siempre hay otras tareas que podrás asumir en tu rol de novio. Por ejemplo, preparar un discurso con frases de amor para sorprender a tu pareja o confeccionar tú mismo algunos arreglos para matrimonio, como las latas que colgarán desde el parachoque del vehículo nupcial.