Casa Morada Centro de Eventos

Antes de pensar en la decoración para matrimonio o, incluso, en el vestido de novia para caminar hacia el altar, lo primero es determinar dónde celebrarán el enlace nupcial.

Ya sea para continuar la fiesta, tras intercambiar sus anillos de oro en la iglesia, o para dar el “sí” ante un oficial civil, lo importante es que no sea una elección al azar. Al contrario, dependerá de muchos factores y para varias parejas se volverá un quebradero de cabeza.

¿Cómo acertar con la mejor opción? Siguiendo los consejos que les presentamos en este artículo.

1. De acuerdo al estilo

Es lo primero que deben definir para comenzar la búsqueda, ya que las posibles locaciones serán muy diversas según el tono por el que se inclinen. Si se decantarán, por ejemplo, por una decoración de matrimonio campestre, seguro querrán celebrar en una casa de campo, fundo o parcela. No obstante, si prefieren el estilo urbano o industrial, tendrán que rastrear entre hoteles, restaurantes o bodegas que se adecúen a sus requerimientos. También existe la opción de contraer nupcias en la playa, en una bodega de vinos o, incluso, en un castillo si desean organizar un auténtico matrimonio glam. Como ven, las opciones son muchas, por lo que es fundamental acotar el estilo.

2. Según el presupuesto

CasaPiedra

Ya que arrendar el lugar es solo una parte de todo lo que contempla el presupuesto, deben ser realistas y barajar las opciones con calculadora en mano. En ese sentido, influirán variables como la ubicación, época del año, capacidad o demanda, sin olvidar que en muchos salones o centros de eventos no es posible arrendar solo el espacio sin el servicio de banquetería incluido. Por lo tanto, teniendo claro el presupuesto, tendrán que evaluar si les conviene arrendar únicamente la locación, o bien, el espacio con menú incorporado. Por ejemplo, el arriendo de una casona en Santiago, sin banquete, les puede salir $10.000 por persona, con un mínimo de pago de $1.000.000; mientras que el arriendo de un hotel, con banquete e, incluso, torta de matrimonio, encontrarán desde los $40.000 por persona.

3. Acorde a los invitados

Moisés Figueroa

Independiente del estilo y del presupuesto, es clave determinar desde el primer momento un número de personas aproximado que asistirá a la postura de argollas de plata. Y es que a partir de ese antecedente podrán elegir entre arrendar, por ejemplo, un salón pequeño o un piso completo, ya que es muy distinto acoger a 50 versus 400 invitados. Además, los lugares aceptan entre un mínimo y un máximo de personas, por lo que, si no llegan a ese mínimo, generalmente se les aplicará un recargo, ya sea un 15% sobre el valor neto o $15.000 más por persona ausente.

Ahora, si desean exclusividad y que no se esté celebrando otro matrimonio a la vez en el mismo lugar, entonces primeramente asegúrense de que así sea. O bien, si tendrán que compartir con otros novios, infórmense sobre los límites y horarios, de modo de contar con la privacidad adecuada.

4. Con base en la distancia

Hecho a Mano Producciones

Si se casarán por la Iglesia y de antemano tienen claro dónde lo harán, lo ideal es que busquen un centro de eventos que se encuentre próximo a esa capilla, parroquia o templo religioso. Así se ahorrarán un tiempo preciado en traslados, no se ocasionarán atrasos y, para aquellos invitados que no anden en vehículos propios, será mucho más fácil también gestionar el trayecto.

De hecho, algunos centros de evento cuentan con capilla propia, para quienes quisieran celebrar el matrimonio religioso y el banquete en el mismo lugar. No obstante, considerando que ésta no es la opción más común, lo mejor será apostar por la proximidad entre un lugar y otro.

¡Ah! Y si tendrán invitados de otras regiones que necesitarán alojar, también sería un aporte elegir una locación con cercanía a hoteles u hostales.

5. Según el valor sentimental

Daniel Vicuña Fotografía

Si existe una ciudad que sea especial para ustedes, un restaurante, un muelle u otro destino, no renuncien a contraer matrimonio en el lugar donde se declararon frases bonitas de amor o se pusieron a pololear. A veces, el valor sentimental manda más que la cercanía o, incluso, el presupuesto. De hecho, no es raro que las parejas quieran casarse donde se conocieron, aunque tengan que organizar el matrimonio a distancia y hacer viajar a todos sus invitados. Si ésta es su opción, no se arrepentirán y tendrán la celebración que siempre soñaron.

De cualquier forma, siempre podrán darle un toque personalizado a su matrimonio, sea donde sea que lo realicen, eligiendo locaciones flexibles en cuanto a la decoración, mantelería, arreglos para matrimonio y otros detalles.

6. Conforme a los espacios

Un último consejo a la hora de elegir dónde celebrar el matrimonio, es considerar los espacios y/o servicios adicionales que necesitan o desearían tener. Por ejemplo, un salón especial para los novios, estacionamientos vigilados, guardarropía, accesos inclusivos, piscina para cóctel, quincho, terraza para fumadores, zona lounge y jardín con juegos infantiles, entre otros.

Incluso, si se casarán en las afueras de la ciudad, quizás quieran contemplar la opción de arrendar una locación con alojamiento. Los hoteles, por ejemplo, suelen ofrecer tarifas preferenciales, tanto para novios como invitados. Ahora, si contraerán nupcias en estaciones extremas, como invierno o verano, deberán considerar también la opción de calefaccionar o climatizar los ambientes.

Con estos tips podrán elegir el lugar ideal para celebrar su postura de anillos de matrimonio que, por lo demás, influirá también al minuto de asignar el dress code. Y es que los trajes y vestidos de fiesta serán muy distintos si se trata de una boda en la playa, en el campo o la ciudad.