Ko Eventos

El matrimonio es un largo camino que para muchos inicia con la esperada entrega del anillo de compromiso, como símbolo de querer pasar el resto de sus vidas juntos; y que se materializa el día de la celebración del casamiento, con el intercambio de anillos de matrimonio y el tan esperado, “sí, quiero”.

¿Pero qué viene después de la ceremonia? Quizás, el primer mes será un indicador de lo que depara el futuro. ¿Lograrán fácilmente ponerse de acuerdo? ¿Seguirán sorprendiéndose con hermosas frases de amor en el día a día? Nadie dice que es una tarea fácil, pero, sin duda, este proceso es uno de los que más se disfruta. Si quieren anticiparse a lo que vivirán durante su primer mes de casados, en este artículo les revelamos algunas pistas.

Aspectos cotidianos

Este punto corre solo para aquellas parejas que no convivían antes del matrimonio, y donde la adaptación juega un rol fundamental. Y es que, así como debieron ponerse de acuerdo en qué adornos de matrimonio usar para la decoración del salón, o si los centros de mesa para matrimonio serían de estilo vintage o moderno; en esta nueva etapa se enfrentarán a una nueva dinámica de hogar donde debe primar el mutuo acuerdo.

Ahora tendrán que definir aspectos tan cotidianos como, por ejemplo, ¿quién ocupará primero la ducha?, ¿cómo se organizarán con la cocina y la limpieza?, ¿cómo decorarán?, etcétera. La idea es que no discutan por esos puntos, sino que lleguen a acuerdos de la mejor manera posible y que ambos queden satisfechos con las decisiones que tomen.

Hotel Acontraluz

A retomar la rutina

Aunque se nieguen a aceptarlo, llegó el momento de volver a trabajar y a concentrarte en sus obligaciones de siempre. Tendrán que olvidarte, aunque sea por unos instantes, del hermoso vestido de novia con encaje que hoy está como reliquia en el armario, o de los soñados días de luna de miel que disfrutaron. Solo por un momento, hasta que logren retomar la rutina y comiencen a disfrutar el día a día como pareja, en vez de solo recordar su fiesta de matrimonio.

Además, ver a sus amigos del trabajo les ayudará a aterrizar, de una manera menos forzosa, a la realidad de levantarse temprano.

Cumplir con ciertos compromisos

Seguro que sus amigos estarán ansiosos por verlos y conversar por largas horas, así que tendrán que hacerse un tiempo para juntarse con ellos o se sentirán. Pero no solo eso, ya que sus padres también querrán organizar alguna comida para darles la bienvenida después de la luna de miel. Eso, sin contar que a lo mejor tendrán pendiente una cita con el doctor. Y es que este primer mes será intenso, así que tengan a mano una agenda para no olvidar nada. ¡Pero no se agobien! Tómense su tiempo, sobre todo, para disfrutar estas primeras semanas juntos.

Constanza Miranda Fotografías

Ordenar dineros

Probablemente les quedaron varios pagos pendientes del matrimonio porque, por ejemplo, los anillos de oro que compraron para el enlace resultaron más caros de lo que tenían presupuestado o porque los precios de vestidos de novia estaban por las nubes. A eso se suma que desde ahora en adelante tendrán que ponerse de acuerdo con las cuentas de la casa; los servicios básicos, el dividendo o arriendo, los gastos del supermercado, en fin. Por eso, lo mejor que pueden hacer es un presupuesto mensual y que se dividan los gastos según los ingresos de cada uno. Lo esencial es que sean ordenados con sus finanzas y que transparenten cualquier problema, para que así puedan llegar tranquilos a fin de mes e ir cerrando las deudas que les pudo haber dejado la fiesta de matrimonio.

Ojo con las fechas especiales

Si coincide que el primer mes de casados les toca alguna festividad como Navidad o Año Nuevo tendrán que ponerse de acuerdo con qué familia celebrar. De hecho, muchas parejas entran en conflicto, precisamente porque cada uno se va inclinar siempre hacia su grupo familiar. La clave es conversar y llegar a un acuerdo que los beneficie a todos. Quién sabe, quizás por esta primera vez, realizar una celebración en conjunto sea lo más adecuado y así todos quedan felices y contentos.

Instaurar normas de convivencia

Aunque suena algo rígido, vale la pena hacerlo para evitar futuros conflictos en la pareja. Por eso si, por ejemplo, uno es más desordenado que otro, es fundamental que establezcan desde el principio ciertas reglas de orden, como no dejar la ropa tirada en el suelo; o si uno se acuesta muy tarde y el otro muy temprano, intentar llegar a un punto medio para que la situación los favorezca a ambos. Aunque todo dependerá de la dinámica de cada pareja y de lo que los haga sentir más cómodos.

Daniel Vicuña Fotografía

Amor, mucho amor

Pero el primer mes también estará cargado de hermosos momentos y episodios románticos que recordarán para siempre. La primera cena en casa como marido y mujer, la inauguración del hogar con los amigos, la revisión de las fotos y videos de la luna de miel, y la decoración de su pieza matrimonial, entre tantas otras cosas. Todos estos pequeños detalles los tendrán fascinados y, aunque estén de vuelta en el mundo real, se sentirán más enamorados y compenetrados que nunca. ¡A disfrutar!

El primer mes de casados puede ser muy atareado, pero también, muy romántico e ideal para disfrutar de esos pequeños detalles en pareja. Celébrenlo, tomando un rico vino en las copas de novios que tienen para esas ocasiones especiales; o manden a hacer un pastel igual a su torta de matrimonio, para recordar un día que, de seguro, se convirtió en inolvidable.