Letras de Honor
Letras de Honor

Además de elegir el color de la mantelería, el tipo de vajilla, la cubertería y los centros de mesa, entre otros elementos, también deben pensar en las servilletas que dispondrán en el banquete. Y es que si bien parecen no ser tan relevantes, la presentación de éstas puede sumar una cuota extra de elegancia al montaje de mesas o aportar un toque de originalidad. Resuelvan todas sus dudas sobre este ítem a continuación.

Montaje de mesas

Decoraflores
Decoraflores

Perfect Bite
Perfect Bite

Sobre todo si será elegante, pero aun si planean un matrimonio no tan formal, el montaje de mesas para el banquete suele guiarse por un protocolo. Una serie de reglas que permite ordenar los distintos elementos que habrá en la mesa y así llegar finalmente a las servilletas, que deben ser de tela.

Primeramente, sobre un mantel liso, se coloca un bajoplato, que es una pieza ornamental y de mayor diámetro que los platos que siguen a continuación. Sobre el plato decorativo se pone el plato llano y luego el plato de entrada o plato hondo, si se va a servir sopa o crema. El platillo para el pan, en tanto, se coloca en la parte superior izquierda, justo encima de los tenedores. Siempre con el filo hacia adentro, el cuchillo de carne se localiza a la derecha de la vajilla, seguido por el cuchillo de pescado, cuchara sopera y cuchara para la fruta, si es que la hubiese. Mientras que a izquierda del plato debe ir el tenedor para carne, seguido por el tenedor para pescado y el tenedor para ensalada. Un tenedor de postre y una cuchara para el café pueden colocarse, además, justo encima del plato principal.

Con respecto a la cristalería, de izquierda a derecha va la copa de agua, copa de vino tinto y copa de vino blanco; siendo la de agua la más grande, la de vino tinto la mediana y la de vino blanco la pequeña. Todas ellas deben quedar ubicadas frente al plato, en posición ligeramente descentrada hacia la derecha.

¿Y las servilletas? Estas se colocan a la izquierda o sobre el plato principal, idealmente doblada en rectángulo o de la manera más simple. Es decir, evitando doblados artísticos o formas elaboradas, ya que eso indica que las servilletas han sido manipuladas. Al menos, es lo que dicta el protocolo para cenas de gala. Por otro lado, las servilletas nunca deben apostarse al interior de las copas ni entre los platos. Y si es que llevan grabada alguna inscripción o frase bordada, lo ideal es que ésta quede visible.

Cómo poner las servilletas

Javi&Jere Fotografía
Javi&Jere Fotografía

Trece Trece Food Truck
Trece Trece Food Truck

Aunque el protocolo sugiere no manipular las servilletas, las reglas están para romperse. Más aún, si se trata de un matrimonio con sello propio, en el que los detalles se robarán toda la atención. ¿Desean engalanar aún más las mesas del banquete? Entonces anímense a doblar sus servilletas de una forma original. Algunos de los diseños más buscados son los siguientes:

  • Sombrero de obispo: la servilleta queda rígida y de forma vertical, con dos puntas alineadas, tal como en este accesorio eclesiástico. Es una de las maneras más elegantes de doblar servilletas y, por lo tanto, replicada en muchos eventos.
  • Rosa: a las parejas románticas les encantará montar el banquete con servilletas en forma de rosa. El proceso de doblado es simple y culmina con unos pétalos erguidos rodeando a la flor. En este caso, en tela roja o rosada quedarán fantásticas.
  • Diamante: un diseño refinado para novios que deseen sorprender a sus invitados. En forma de rombo y emulando a un diamante, el resultado será una servilleta con varios pliegues que contrastará estupendamente con la redondez del plato.
  • Bolsillo: quizás para una boda más informal, este doblez es perfecto, pues permite colocar los cubiertos, la minuta o una flor al interior. Consiste en plegar la servilleta de tal manera que adquiera la formar de un bolsillo.
  • Vela: y otra forma muy original es presentar las servilletas con forma de vela. Eso sí, será necesario ocupar una tela rígida, ya que el enrollado debe mantenerse firme y en posición vertical al centro del plato.

Servilleteros versátiles

Chilei Lacres
Chilei Lacres

Novoandina
Novoandina

Otro elemento que realzará sus servilletas y, por lo tanto, la composición de las mesas, es la utilización de servilleteros. Se trata de soportes, de los más diversos estilos, que son tendencia en los banquetes de matrimonio. Revisen estos tres ejemplos que podrán tomar de inspiración.

  • Rústicos: pueden utilizar un lazo de yute para amarrar la servilleta, o bien, crear un arreglo con ramas de olivo, palitos de canela, hojas de romero o flores secas. Incluso, algo tan simple con una espiga de trigo, atada a la servilleta con un cordel de cáñamo, le dará a su mesa un toque rústico fascinante.
  • Sofisticados: ocupen una banda de metal para montar sus servilletas y conseguirán un detalle muy refinado. Puede ser de metal liso, o con aplicaciones como hebillas, cadenas o strass. También pueden utilizar broches de inspiración vintage o atar las servilletas con pulseras de perlas.
  • Temáticos: las bodas temáticas son ideales para personalizar los adornos de matrimonio, incluidos los servilleteros. Por ejemplo, si contraerán nupcias en la playa, pueden ocupar conchitas y estrellas de mar atadas a la servilleta a través de un cordel. O bien, si su enlace será de inspiración hippie chic, bastará con que envuelvan las servilletas en un arreglo de macramé.

Las servilletas serán lo primero que sus invitados verán al llegar a sus mesas, así que no deben elegirlas al azar. Lo bueno es que hoy en día existen diversas opciones para presentarlas; desde el clásico formato rectangular, hasta diseños originales en forma de diamante o rosa.