Si crees que los protocolos están para romperse, entonces anímate a enfundarte en un vestido corto en tu matrimonio. Más aún si te casarás en una ceremonia civil, íntima, pero con mucho estilo. Por lo demás, el vestido de novia corto volverá a ser tendencia en la temporada 2021-2022, producto de la crisis sanitaria que ha obligado a reinventar los matrimonios. ¿Qué es exactamente un Little White Dress? Aclara todas tus dudas sobre esta prenda que causa furor.

Cómo es el vestido

El Little White Dress, que se traduce como pequeño vestido blanco, es la otra cara del famoso Little Black Dress, popularizado por Coco Chanel en 1926. Es decir, alude a una prenda básica, atemporal y versátil, que no incluye demasiados detalles ni adornos, por lo que permite múltiples combinaciones. Un Little White Dress puede ser corto sobre las rodillas, a media rodilla o a la altura de las pantorrillas.

En la moda nupcial

Los vestidos de novia cortos, que aparecen cada vez con más fuerza en los nuevos catálogos, destacan por adaptarse a los diferentes estilos y tipos de cuerpos. De este modo, encontrarás desde vestidos holgados de silueta princesa, línea A o evasé, hasta modelos ceñidos de corte recto, con variedad de escotes y mangas. Además, podrás optar entre diseños discretos, muy sofisticados y de inspiración minimal, confeccionados en telas lisas como mikado o satén. O bien, escoger entre vestidos con faldas de tul, cuerpos de encaje, estampados, volantes, plumas, flecos, lazadas, pedrería u otros apliques. Siempre con la posibilidad de incorporar un velo o una capa. Ya que el vestido de novia lo exhibirás por única vez, las colecciones incluyen el Little White Dress en diversas versiones para satisfacer los gustos de todas.

Ideal para bodas civiles

Aunque hay varias razones para optar por un vestidito blanco, la más contingente, quizás, tiene que ver con la pandemia, que ha obligado a reducir los aforos y, por lo tanto, a simplificar los enlaces. Y dentro de ese escenario, muchas novias optarán por ceremonias civiles, más sencillas y con pocos invitados, ante lo que un Little White Dress aparece como una estupenda alternativa. Versus un vestido recargado y de cola dramática, un diseño corto se adaptará mejor a estas circunstancias, a la vez que te permitirá andar cómoda durante toda la jornada. Además, salvo excepciones, el dress code para los invitados a una boda civil tiende a ser “semi-formal” o “cóctel”, por lo que un vestido de novia corto se acoplará perfectamente a ese mandato. Sea o no tu motivación la pandemia, lo cierto es que los matrimonios por el civil se caracterizan por ser ceremonias más discretas, íntimas y muchas veces en casa.

Más razones para elegir un Little White Dress

¿Te casarás en temporada de primavera/verano? Si es así, entonces con un Little White Dress te sentirás mucho más fresca y liviana. Por ejemplo, con un vestido lencero de seda o con un modelo de organza con escote strapless. Por otra parte, si cuentas con un presupuesto acotado para tu matrimonio por el civil, un vestido corto siempre será más económico que un traje clásico que llegue hasta los pies. Pero no solo eso. Si tu objetivo es adquirir una prenda que puedas volver a usar, un Little White Dress te permitirá configurar diferentes looks, tan solo jugando con los accesorios. Por ejemplo, agregando un cinturón XL, unas medias de color o sumando a tu outfit una chaqueta negra que contraste.

Luce tu calzado

Finalmente, si eres amante de los zapatos, un vestidito blanco te permitirá exhibir tu calzado en todo su esplendor. Ya sea que elijas un diseño sobre la rodilla o más abajo, podrás darle protagonismo a tus stilettos, peep toes o sandalias, como no podrías hacerlo con el tradicional vestido largo. E incluso, si te casarás en otoño/invierno, no descartes la opción de lucir unas botas con tu Little White Dress. Por lo demás, si te decantas por un calzado de un color vibrante o con glitter, ten por seguro que las fotos de la boda quedarán preciosas. Y tu novio podrá combinar con ese mismo tono la camisa, corbata o botonier.

Desde diseños ajustados con un toque sensual, hasta modelos de líneas holgadas de inspiración boho-chic. La versatilidad del Little White Dress garantiza encontrar un diseño perfecto para cada novia, con la posibilidad incluso de incorporar elementos como una sobrefalda o un crop top. ¡Ideal para sorprender con un doble look!