Una pareja joven y explosiva es la que forman Sara y Michael, en una combinación llena de amor, pasión y estilo que se reflejó de manera maravillosa en su mágico matrimonio inspirado en los personajes de Alicia en el País de las Maravillas.

Sin duda que estos enamorados novios y su imaginación trabajaron de manera perfecta para lograr que un tema que está bastante de moda en los matrimonios —los cuentos de hadas— se plasmara con la máxima originalidad y expresividad, logrando unos resultados increíbles. Para esta misión, fueron ayudados magistralmente por el prestigioso wedding planner italiano David Morelli de la agencia FeStile - Wedding & Event Design y también por un famoso fotógrafo de referencia en Italia, Alessandro Colle, por quien, además, aparecieron en un popular programa de televisión.

Inspirados en el cuento de hadas, pero agregando su ecléctico toque personal proveniente del estético mundo de los tatuajes, el cabaret, el circo y el steam punk, los novios lucieron como verdaderas estrellas del rock durante una jornada en que cada detalle y momento fue preciosamente registrado.

Él vistió un moderno traje inspirado en los mariachis mexicanos, con unos tirantes descolgados con desenfado y un buen par de zapatillas, look que llevaba con la máxima personalidad y estilo. El complemento perfecto fue su corte de pelo medio mohicano, estudiadamente desestructurado.

Por su parte, ella se vio maravillosa con un vestido de novia con falda repleta de vaporosos vuelos de encaje, que complementó con accesorios extra chic como unos guantes largos de satén negro o un ramo de flores con plumas en el mismo color. Además, lució con gran elegancia sus tatuajes y su peinado de princesa de cuento.

Cada detalle decorativo fue inspirado con la fusión de los personajes del libro y las dos películas más famosas sobre él, la clásica de Disney y la más reciente de Tim Burton, con lo que hicieron vivir a sus invitados una experiencia increíble, llena de sorpresas.

Sólo hay que ver las increíbles fotografías que captaron el ambiente: una torta inspirada en la fiesta del té, la mágica mesa de dulces, la papelería del matrimonio con delicada iconografía, los increíbles personajes que los acompañaron en la recepción —la Reina de Corazones, el Gato Risón y el Conejo tampoco faltaron— y hasta las uñas de la novia estaban decoradas con esta entretenida temática.

No cabe duda que sus seres queridos vibraron con la maravillosa jornada, y todos aportaron su granito de arena para conseguir este mágico ambiente: las damas de honor con sus vistosos vestidos y ramos, y, por supuesto, la estrella invitada del día: la pequeña damita de honor vestida como la misma Alicia, que acompañaría a los enamorados novios camino al altar.

Seguro que Sara y Micheal vivirán una vida muy feliz en su propio país de las maravillas, lejos del tedio y la rutina, unidos por el profundo amor que se profesan y que se reflejó en cada momento en sus miradas y gestos de felicidad.

También te puede interesar:

Un matrimonio en el bosque con Blancanieves