Séptima
Séptima

Desde el anillo de compromiso, hasta los encintados de matrimonio, el banquete, el vestido de novia y la música. Todos los detalles cuentan en la preparación de una boda y, dentro de ellos, el Candy Bar adquiere cada vez un rol más trascendental.

O acaso, ¿quién se va a resistir a una mesa llena de dulces? Probablemente nadie y, más aún, si se preocupan de incorporar bocadillos tan finos y deliciosos, como los macarons. Si los quieren en su Candy Bar, no se pierdan el siguiente artículo.

Qué son

Sweet Fusion
Sweet Fusion

Originarios de la cocina italiana y francesa, el macaron es un dulce a base de dos galletas hechas de clara de huevo, almendra molida, azúcar tradicional y azúcar glas. El relleno, en tanto, aporta el toque de cremosidad y humedad especial que lo vuelve un bocado irresistible.

Los hay en una gran variedad de sabores y colores, con relleno de frutas, mermelada, ganache, caramelo, crema de coco, crema de chocolate y licor amaretto, entre muchas opciones más.

Los macarons surgen en el siglo XVI como cúpulas merengadas de base plana, comenzando a unirse de a dos, con un relleno intermedio, a fines del siglo XIX. En Francia se dieron a conocer en 1581, cuando la reina Catalina de Médici los ofreció para la boda del duque de Joyeuse, en París. ¿Cómo incluir macarons en su mesa dulce? ¡Apunten los siguientes consejos!

En armonía con el estilo

Bárbara Sepúlveda Cake Design
Bárbara Sepúlveda Cake Design

Si ambientarán su postura de argollas de plata con una paleta cromática en particular, por ejemplo, verde-amarillo o rosado-gris, podrán mantener la línea en su rincón dulce eligiendo macarons en esos mismos tonos. Y es que la posibilidad de encontrarlos en diversos colores les permitirá crear múltiples combinaciones.

Torres de macarons

Fotógrafa de Amor Roxana Ramírez
Fotógrafa de Amor Roxana Ramírez

Al igual que los donuts y los cupcakes, también pueden montarse en formato de torres. Ya sean todos de diferente color o del mismo, esta forma de presentación le dará un toque muy llamativo a su Candy Bar. Pueden combinarlos en su mesa con dulces de diferente diseño, como cake pops, cuchuflís, bombones o cabritas.

Solo macarons

Bon Macaron
Bon Macaron

¿Y por qué no montar un Candy Bar solo con macarons? Así se ahorrarán pensar en qué otros dulces incorporar y, probablemente, les saldrá más económico. Para no caer en lo monótono, la clave está en jugar con el montaje, exponiendo los bocadillos en diversos recipientes. Por ejemplo, en bandejas de vidrio con varios niveles, en bomboneras, canastillos o fuentes de cristal, entre otras opciones.

Como souvenirs

Séptima
Séptima

Además de ofrecerlos en la mesa de dulces, otra opción es regalar macarons a modo de souvenirs. Encontrarán cajitas muy adecuadas para ponerlos, ya que dejan el contenido a la vista, rematando el envoltorio con una cinta de seda y una tarjeta con una frase de amor corta. Se suelen regalar entre dos y cuatro macarons por persona, los que pueden dejar en el mismo Candy Bar para que sus invitados vayan sacando.

Torta de macarons

Erick Lapi Degustaciones
Erick Lapi Degustaciones

Y si hay tortas de novios de donuts, ¿por qué no atreverse con una torta de matrimonio con macarons? No necesariamente debe ser un pastel con niveles de macarons, sino que estos pueden aparecer integrados como parte de la decoración, separando niveles o ubicados en la cúspide. Si les atrae la idea, en Pinterest encontrarán muchos diseños de tortas con macarons para que se inspiren. Lógicamente, procuren que el pastel sea la estrella de su Candy Bar.

Decoración

Dulce Pasión Macarons
Dulce Pasión Macarons

Finalmente, su rincón dulce no estará completo sin una decoración ad hoc. Para eso, pueden colgar guirnaldas con los colores de los macarons, una pizarra con frases bonitas de amor alusiva a lo dulce, arreglos florales que contrasten o un banderín sobre cada bocado, especificando su sabor. Ya que son muchos los colores, seguro que sus invitados querrán saber exactamente qué macaron están probando.

Por la particularidad de encontrarse en tonos pasteles, neutros o vibrantes, es que los macarons se acoplan perfectamente a la decoración para matrimonio. De este modo, es posible combinarlos con el color de las flores o los manteles, a la vez que son un estupendo souvenir para cerrar su postura de anillos de matrimonio. A sus invitados les encantará y seguro quedarán con ganas de más.