Garden Groove Gourmet
Garden Groove Gourmet

Además de inclinarse por un vestido de novia reciclado o por una decoración para matrimonio ecológica, el banquete adquirirá un papel trascendental en una boda ecofriendly. Por lo tanto, si es lo que desean para celebrar su intercambio de anillos de oro, inclínense por un menú sostenible en todos sus tiempos. Descubrirán que esta propuesta es tan atractiva como la de un banquete tradicional.

Qué es la gastronomía sostenible

Javiera Vivanco
Javiera Vivanco

Según la define la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la gastronomía sostenible se refiere a la “promoción de la diversidad natural y cultural del planeta, así como al fomento e impulso de un consumo de alimentos responsable con el medio ambiente”. De este modo, la cocina sostenible se centra en el uso de productos típicos de cada región para incentivar su consumo, a la vez que respeta las tradiciones culinarias de los productores locales y cuida de los ecosistemas específicos de cada región.

La gastronomía sostenible se basa en cinco pilares fundamentales que son: disminución de residuos, uso racional de los recursos, producción sostenible de alimentos, respeto de los productos de temporada, y compromiso social para promover el comercio justo con productores y clientes.

Que incluir en el menú

Banquetería Carrera
Banquetería Carrera

Si anhelan que su postura de argollas de plata sea respetuosa con el medio ambiente, entonces lo primero que deben pensar es en el banquete. Y es que además de los adornos de matrimonio en sintonía con la temática ecofriendly, sin duda que marcarán la diferencia con el menú. En lo posible, privilegien los alimentos kilómetro cero, es decir, que proceden de una distancia menor a 100 kilómetros, contribuyendo así a su conservación y evitando una mayor contaminación en el traslado. Siempre optando por productos que no posean conservantes ni colorantes, encontrarán muchas opciones para configurar el menú. Revisen esta propuesta a modo de ejemplo:

  • Entrada: Crocantes de cáscara de papa y rollos de acelga con paté de lentejas.
  • Plato principal: Salmón con crema de pimientos y vinagreta de frutos secos.
  • Postre: Tartaleta de frambuesa con crema de yogurt, elaborada con masa de harina integral y azúcar rubia.
  • Trasnoche: Hamburguesas de soya, quinoa o seitán, en pan a base de zapallo o betarraga, libres de manteca animal.
  • Bebestibles: Café orgánico. Vino sustentable. Jugos y batidos de frutas naturales.

Consideraciones a tomar

Ya que no desperdiciar la comida es una de las consignas de la gastronomía sostenible, inclínense por un almuerzo o cena tradicional de tres tiempos. De este modo, la banquetera podrá servir las raciones precisas y, al contrario de lo que ocurre con un menú buffet, no se perderá mucha comida. De hecho, si los platos están bien racionados, considerando además la torta de matrimonio que se ofrecerá más tarde, es posible que los invitados no dejen rastro.

Por otra parte, además de elegir alimentos de producción local y de huerta, privilegien aquellas recetas que prescindan de la carne. Ello, pues la producción de alimentos de origen animal tiene 10 veces más impacto ambiental que la de productos de origen vegetal. Por lo tanto, si desean que su boda esté 100 por ciento comprometida con el cuidado del planeta, prefieran un menú con fuerte presencia de frutas, verduras, cereales y legumbres. Además, opten por centros de mesa para matrimonio ecológicos y cubiertos biodegradables para aportar desde otra vereda.

Finalmente, cerciórense de que el proveedor escogido recicla los productos y no despilfarra recursos a la hora de trabajar. Al respecto, hay varias empresas que promueven y capacitan a su personal sobre el adecuado uso de equipos, instalaciones, materias primas, energía, agua, residuos y desechos.

Aunque no se trata de una moda, son cada vez más los novios que deciden intercambiar sus anillos de matrimonio en ceremonias conscientes del medio ambiente. Por lo tanto, si éste es también su caso, no solo se preocupen del menú, sino además de que sus encintados de matrimonio, arreglos y souvenirs generen el menor impacto posible en el entorno.