El panorama general es una novia preocupada de cada detalle del matrimonio y un novio que consiente todo lo que ella propone. Si bien existen distintos tipos de novios, de los cuales hay quienes están más involucrados que otros, es cierto que el común de la gente siempre se imagina a un novio desinteresado y a una novia histérica intentando solucionarlo todo.

En esta dinámica los temas que se plantean al respecto son: En qué puede ayudar el novio en la organización, cuáles son las cosas en que podría cooperar, cómo puede involucrarse, sin embargo la verdad es que hay muchas tareas que ustedes los novios pueden ocuparse proactivamente sin que se note como una ayuda a la organización, sino más  bien como un aporte importante al día de su matrimonio.

A continuación les damos algunas ideas para que no sean un ayudante en el proceso, sino un agente activo:

  • Comprar argollas. Si esta tarea la quieren hacer juntos, para adelantar puedes mirar que estilo de argollas te gustan, dónde pueden comprarlas, los precios. Si no es el caso y puedes comprarlas solo, sería genial adelantar en este tema que es muy importante, ya que representa la unión de la pareja.
  • Lista de invitados. Esto es algo que deben hacer los dos por separados, identificar a los amigos y familiares que no pueden faltar en su fiesta y luego conversar cuántos invitados tendrán de acuerdo al presupuesto que tengan. Es importante que ambos lo hagan de forma proactiva, porque al no ser un tema muy fácil suele dejarse para el final y no es recomendable porque determinará el tamaño del salón, el tipo de menú y todo lo que compete a la fiesta.
 
JYP Fotografías
 
  • Elegir el automóvil. En general los hombres son más tuercas que las mujeres, por lo que sería ideal que mirarán tipos de autos, lugares dónde arrendarlo, precios y luego pudieran comentarlo en pareja. Recuerden que debe ser acorde al tipo de matrimonio y ser cómodo para que la novia se sienta bien con su vestido.
  • El alcohol. Es importante que vean si esto estará incluido en el servicio de banquetera, estaría bien que te ocuparás de negociar con ellos para ver que les ofrecen y luego si es necesario ir a comprar los tragos que han decidido tener en la fiesta.
  • Luna de miel. Alguien debe preocuparse de cotizar el viaje, ver dónde ir, calcular el presupuesto, mirar la estadía, etc. Sería muy positivo que vieras todos estos temas para luego comentarlo en pareja.

Mi recomendación es que las decisiones las tomen en conjunto, pero de todas maneras alguien debe encargarse de averiguar, buscar alternativas  y negociar con los proveedores. Lo ideal para esto es que se repartan las tareas y a trabajar… Así lograrán organizar sin estrés y más rápido.

 

Puerto Digital