Moisés Figueroa

Ya que todos quieren lucir estupendos en sus trajes de novio y vestidos de novia, sobre todo, cuando es un vestido de novia corto o uno muy ajustado, las dietas pasan a ser algo recurrente en la previa a declarar el “sí”.

Pero, ¿qué pasará después de intercambiar los anillos de matrimonio? La mayoría se relaja y desordena su alimentación; por lo que si quieren evitar que esto les ocurra y, sobre todo, desean volver a un estilo de vida más saludable apliquen los consejos que les presentamos en este artículo.

Un buen desayuno

Comiencen el día con un desayuno completo y nutritivo y así, además de activar el cuerpo y mantenerse con energía durante toda la mañana, no sentirán antojos entre horas. Se trata de la comida más importante del día, así que tómense el tiempo para desayunar con calma y sentados. ¿Qué incorporar? Los especialistas recomiendan intercalar hidratos de carbono (cereales integrales), proteínas (huevos, queso fresco), vitaminas (fruta) y minerales (frutos secos). Además, notarán que un buen desayuno les servirá para compartir un momento juntos a primera hora.

Snacks

Ya que pueden pasar muchas horas entre el desayuno y el almuerzo, es recomendable que lleven al trabajo algún snack saludable y lo consuman en la porción correcta. Por ejemplo, una manzana, un yogur con frutos rojos y semillas, cien gramos de uvas, diez almendras o diez palitos de zanahoria para comer a media mañana. Ninguno de estos supera las 100 calorías. ¡Ah! Y los smooths o batidos naturales son otra excelente opción, además de frescos para la temporada de buen tiempo. Pueden prepararlos con frutas o verduras, según prefieran.

Ojo con las emociones

Por más que estén atravesando por un periodo intenso, no asocien sus emociones con comer. Es decir, si se sienten ansiosos o estresados, por ejemplo, por el cambio de casa o por el trabajo acumulado tras la postura de anillos de oro, no recurran a la comida para canalizar esas emociones. Al contrario, lo ideal es buscar alguna actividad al aire libre para distraerse, como salir a caminar, meditar o hacer ejercicio.

Dieta de mantenimiento

Si el objetivo es mantener el peso, entonces deben tener cuidado con el efecto rebote que es tan común después de hacer dieta. Por eso, lo mejor es sostener un plan alimenticio ordenado, regulando las cantidades y evitando los excesos, especialmente en cuanto a frituras, grasas, azúcares y alcoholes. Ahora, ya que cada cuerpo es diferente y responde a necesidades puntuales, lo ideal es acudir a un especialista para que les recete la dieta de mantenimiento exacta que cada uno necesita.

Beber agua

No es un mito. El agua es el único líquido que no engorda y que, además, es básico para la hidratación del organismo. Es más, si se ingieren unos 8 a 10 vasos de agua por día, a lo largo de la jornada y siempre antes de comer, el agua efectivamente ayudará a perder peso, a la vez de saciar el hambre, contribuyendo a eliminar toxinas y acelera el metabolismo. Los expertos aconsejan beber a un adulto aproximadamente de 2 a 2.5 litros de agua diarios.

Hacer ejercicio

Por último, si quieren sentirse sanos y en forma como estaban al momento de partir su torta de matrimonio, entonces el ejercicio debe ser parte fundamental de su rutina. Y es que practicar algún deporte, aunque sea saltar a la cuerda o caminar media hora al día, no solo ayuda a mantener el peso a raya, sino que además mejora el estado de ánimo y previene enfermedades. Por otro lado, hay estudios que señalan que hacer actividad física en pareja fortalece el vínculo amoroso, así que mucho mejor si se acompañan también en esta tarea.

Si siguen estos consejos, se sentirán mucho más saludables para enfrentar las tareas del día a día, ahora con sus flamantes argollas de plata de recién casados. Y si se sienten agobiados, unas frases de amor para darse ánimo serán perfectas para mantenerse enfocados y no caer muy seguido en los malos hábitos de la comida rápida y vida sedentaria.