Yorch Medina Fotografías
Yorch Medina Fotografías

Entre seleccionar la decoración para matrimonio, definir el banquete y elegir las frases de amor que incluirán en los votos, seguro aún no han pensado en cómo sentarán a sus invitados en la ceremonia. Por eso, antes de que el tiempo se les venga encima, revisen estos consejos, tanto si intercambiarán sus argollas de plata por la iglesia, bajo las leyes civiles o en algún rito de carácter simbólico.

En una ceremonia religiosa

Felipe Cerda
Felipe Cerda

Tal como hay un orden específico para que ingrese el cortejo, lo mismo ocurre con los asientos en un matrimonio por la iglesia. De acuerdo al protocolo, la novia debe posicionarse al lado izquierdo y el novio al lado derecho del altar, frente al sacerdote.

Luego, se dispondrá para los padrinos asientos de honor instalados a los costados de cada contrayente, mientras que la primera banca se reservará para los familiares directos, ya sea los padres -si no ofician de padrinos-, abuelos o hermanos de los novios.

Además, si algún amigo o pariente no directo ha sido asignado para leer la biblia o declarar las peticiones con frases cristianas de amor, entonces también deberá tomar asiento entre las primeras filas. Eso sí, siempre respetando que la familia y amigos de la novia se situarán a la izquierda; en tanto que la familia y amigos del novio se ubicarán a la derecha, desde los primeros asientos hacia atrás.

Por su parte, las damas de honor y best men se ubicarán entre la segunda fila o en bancos laterales, si los hubiese; quedando las mujeres del lado de la novia y los hombres del lado del novio. Para los pajes, finalmente, se les reservará un lugar en la primera fila del costado izquierdo de la iglesia. Ahí deberán acomodarse siempre acompañados de un adulto. No obstante, si el lugar se los permite, también podrían adaptar un espacio donde sentarlos más relajadamente; por ejemplo, en una alfombra a un costado del altar.

En una ceremonia civil

Jonathan López Reyes
Jonathan López Reyes

Si intercambiarán sus anillos de oro en una oficina del Registro Civil, deben considerar primeramente que el espacio es reducido. Por lo tanto, podrán acompañarlos solo sus familiares y amigos más cercanos. ¿Cómo ubicarlos en sus respectivos puestos?

Lo cierto es que no existen protocolos, salvo que sus testigos estén en la primera fila. El matrimonio civil en Chile exige que, al momento de la ceremonia, los novios se presenten con dos testigos mayores de 18 años, preferentemente los que participaron en las diligencias previas al enlace.

En los demás asientos, en tanto, podrán ubicarse sus padres, hermanos y amigos más íntimos. Eso sí, en vez de las bancas que encontrarán en la iglesia, en una oficina del Registro Civil tendrán que acomodarse en sillas. De hecho, es posible que éstas no sean suficientes y más de alguna persona quede de pie.

Ahora, si deciden trasladar su matrimonio civil a la casa o alzar sus copas de novios en un salón de eventos, la manera en que sus invitados tomen asiento será bastante libre. Es decir, de adelante hacia atrás de acuerdo a la cercanía con los contrayentes, pero prescindiendo de la regla en que la familia de la novia se sienta del lado izquierdo y la familia del novio, del lado derecho.

En una ceremonia simbólica

Daniel Esquivel Fotografía
Daniel Esquivel Fotografía

Son cada vez más los novios que se inclinan por celebrar ceremonias simbólicas y, si éste es su caso, seguro se están preguntando cómo deben ubicarse las personas. Siempre dependerá del espacio del que dispongan y del tipo de locación, aunque la mayoría de los ritos simbólicos invita a no dar la espalda a los seres queridos.

Por ejemplo, en el ritual de la atadura de manos, que es una antigua costumbre celta, los novios se ubican al interior de un círculo al aire libre, conformado por flores y velas en los puntos cardinales. De este modo, ya que toda la acción transcurrirá allí, pueden instalar las sillas formado una medialuna para que así todos los invitados tengan visibilidad.

O para otros ritos, como la ceremonia de la arena o la ceremonia del vino, donde es clave observar como fusionarán el contenido de sus dos recipientes, pueden ordenar los asientos en forma de espiral. Con los novios ubicados al centro, mientras esbozan frases bonitas de amor, con este esquema podrán reservar las primeras sillas para sus familiares y amigos más cercanos. Eso sí, a medida que avanza el espiral, la vista será igualmente privilegiada. No así, por ejemplo, con lo que ocurre con las últimas bancas de una iglesia.

Y otra manera de sentar a los invitados es creando dos bloques de asientos en filas horizontales, quedando frente a frente y los novios en el centro. Así les garantizarán visión a sus invitados desde ambos lados.

Ya ven que hay varias formas de ordenar a los invitados, según se trate de una postura de anillos de matrimonio religiosa, civil o simbólica. Además, de acuerdo a cada caso, podrán decorar los asientos con flores o ramitas de olivo, entre otros adornos de matrimonio. Incluso, demarcar con letreros los puestos de algunos personajes importantes, como los testigos o los padrinos. Aunque, por supuesto, si quieren alejarse de todo protocolo y que sus invitados se sienten donde quieran, ¡bienvenidos!