Ir al contenido principal
Matrimonios

Consejos para subir y bajar del auto de novios sin problemas

Lo que parece simple a veces resulta ser lo más complicado. Si no habían pensado en cómo entrar o salir del vehículo, revisen este manual para hacerlo sin inconvenientes.

Tabare Fotografía

Según el protocolo, la novia arribará a la iglesia en el vehículo nupcial junto a su padre o padrino. Mismo auto que abordarán los novios tras la ceremonia. Suena de lo más simple si coordinan previamente todo lo relativo al traslado. Sin embargo, ¿han pensado cómo subir y descender del vehículo con sus trajes?

Un tema que concierne especialmente a la contrayente, quien estará atenta a que su vestido de novia llegue perfecto al altar. Sin embargo, también hay unos tips para el novio, sobre todo, si usará traje de gala. Para que no sea una preocupación, chequeen los siguientes consejos para entrar y salir del auto sin arruinar el look.

Consejos para la novia

Jonathan López Reyes

Dónde ubicarte

Lo ideal para no tropezar con tu vestido al bajar del auto, es que entres por la puerta trasera izquierda y te deslices hacia el asiento derecho. O viceversa, según el lado por donde se encuentre el ingreso a la iglesia o salón. Si tu vestido de novia tiene cola, velo o es voluptuoso, con este movimiento lograrás que el traje quede colocado de tal forma, que te sea mucho más fácil bajar y hacerlo de una manera estilosa. Una vez que te acomodes, tu padre o padrino se sentará a tu lado.

Entrar por la puerta contraria a la que vas a salir te ayudará a distribuir mejor el vestido, pues podrás extender la tela. No obstante, si lucirás un vestido de novia sin cola o un vestido corto, ingresa por el lado por el que luego descenderás. De este modo, tu vestido se arrugará menos y podrás sentarte bien sobre la falda.

Cómo sentarte

Cuanto más recta con tu espalda te sientes en el vehículo, menos se arrugará el cuerpo y la falda del vestido, ya que el tejido estará en tensión. Además, no lleves el ramo sobre tu regazo, porque muchas flores manchan y podrías arruinar completamente tu outfit nupcial. Mejor que lo lleve tu padre o padrino, o colócalo en el asiento del copiloto y que el chofer te lo pase una vez que lleguen a destino. Y otra cosa, no te quites los zapatos pensando que irás más cómoda, ya que luego no podrás volver a ponértelos. O al menos, te costará trabajo si tu vestido es voluminoso.

Gato Blanco

Al arribar al lugar

Al llegar a la iglesia o salón de eventos, el primero en bajar del vehículo debe ser el chofer, quien a su vez le abrirá la puerta al padrino. Y a continuación éste se dirigirá hacia la puerta de la novia, siempre cruzando por la parte trasera del auto.

Entonces, el chofer abrirá tu puerta, mientras que el padrino te ayudará a bajar, dándote la mano y sujetando el ramo si fuese necesario. Si tu vestido de novia incluye velo o cola, avanza lo suficiente para que la tela atrás de ti salga íntegramente del vehículo.

Cómo bajar

La forma más segura de evitar cualquier tropiezo es juntar las piernas y girar ligeramente tu cuerpo antes de sacarlas del vehículo. Cuando ya estén mirando hacia el exterior, pon primero un pie en el suelo y luego el otro. Esto significa salir con calma. Y si es necesario, sujétate de las agarraderas interiores para impulsarte. Estas maniobras te ayudarán a no enredarte en el vestido y a bajar del auto de una manera más elegante. Desciende del vehículo con tranquilidad y no te preocupes de posar para las fotos. Es decir, concéntrate en la caminata.

Antes de ingresar

Y por último, coordínate con tu madrina o alguna dama de honor para que te espere a la salida del auto nupcial. Con ejecución y rapidez, ella te acomodará el velo y te ayudará a estirar la cola, si es kilométrica. En un par de segundos quedarás lista para iniciar tu marcha nupcial.

Leo Basoalto & Mati Rodríguez

Consejos para el novio

Cómo sentarte

Es posible que el novio llegue con algún familiar o en un taxi al encuentro con su prometida. En cualquier caso, lo primero que debes hacer al subir al auto es desabrocharte la chaqueta o sino ésta se deformará. Al desabrocharla conseguirás que ésta siga su curso y llegue impecable al enlace. Además, si lucirás frac o chaqué en tu matrimonio, tendrás que levantar los faldones de tu saco al tomar asiento, para evitar que esta prenda se arrugue con tu propio peso. Y con respecto a los pantalones, procura subirlos ligeramente al sentarte. De ese modo no estarás forzando las costuras y, por lo tanto, conseguirás que lleguen lo más estirados.

Calas

Fíjate en el suelo

A diferencia de la novia, que descenderá solo una vez que lo hagan el chofer y el padrino, el novio saldrá solo del auto y, por lo mismo, es fundamental que antes te fijes en el suelo. Y es que si hay tierra o barro y no te das cuenta, podrías no solo ensuciar tus zapatos, sino también tus pantalones.

Si se han tardado meses revisando cada detalle de los trajes nupciales, procuren llegar impecables a la celebración de su matrimonio; para ello, la entrada y salida del auto será clave.