Tras pronunciar sus promesas con frases de amor de autoría propia e intercambiar sus anillos de matrimonio, se inicia un largo camino por recorrer en pareja, comenzando por el traslado a su nuevo hogar.

Y entre las primeras cosas que tendrán que hacer, al regresar de la luna de miel, será realizar por primera vez las compras del supermercado. ¿Cómo lograr que sea una experiencia exitosa? Sobre todo si se endeudaron un poco entre el vestido de novia, la ceremonia y la fiesta, lo ideal será que compren a consciencia, pero sin ser necesariamente muy estrictos. ¡Tomen nota de los siguientes tips!

Fijar un presupuesto

Ya que en los primeros meses de casados tendrán que adaptarse a esta nueva vida y, en muchos casos, terminar de pagar cuotas, el mejor consejo es que sean ordenados con las finanzas y, por consiguiente, con la lista del supermercado.

Además, ya que será su primera compra y estarán emocionados por ello, conviene que establezcan un monto máximo o terminarán comprando productos que en realidad no necesitan.

Hacer la lista entre los dos

Para que no se les quede nada en el tintero, lo ideal es que configuren el listado de compras entre los dos. Así, habrá equidad en la pareja desde el minuto uno, y podrán satisfacer los gustos y necesidades de ambos. Por ejemplo, si uno toma el té con edulcorante y otro con azúcar.

Mirar ofertas en los catálogos

Si quieren que les rinda el presupuesto, hojeen por Internet los catálogos de los distintos supermercados y vean cuáles ofertas les convienen más. Incluso, en algunos encontrarán determinados días con productos en descuento, por ejemplo “miércoles de la verdura”, “viernes de carnes rojas” y así.

Si aún están pagando la luna de miel, donde se relajaron tras varios meses enfocados en los adornos de matrimonio, el banquete y los souvernis, perseguir las ofertas será una ayuda para su bolsillo.

Ir juntos al supermercado

Siempre hay un comprador compulsivo y otro más ahorrativo en la pareja, por lo que hacer las compras en conjunto los llevará a conseguir el anhelado equilibrio. Además, si hay un producto en la lista que en el supermercado no se encuentra en stock, juntos pensarán en otras alternativas, según su plan de alimentación semanal o mensual.

Darse un gustito

Si aún se saborean recordado la torta de matrimonio, es justo y necesario que en su primera compra también incluyan alguna tentación, ya sea un rico helado, chocolate y, por qué no, algunos snacks salados y espumantes, por si reciben visitas en sus primeros días en el nuevo hogar.

Comprar online

Y, por último, si prefieren ahorrarse el tiempo de una ida al supermercado, en pos de ordenar los regalos o terminar de amueblar, no descartan la idea de hacer sus compras online.

Es una opción que tiene la mayoría de los supermercados y que les permitirá, además, comprar ordenadamente al ir viendo en pantalla los productos y sus respectivos precios.

Qué comprar

Para el desayuno

No hay nada como empezar el día que, con un buen desayuno, así que incluyan en su lista los indispensables: pan, té o café, azúcar o sacarina, leche y cereales, jugos, yogures y frutas; además de algún acompañamiento para el pan, ya sea quesos, huevos, palta, embutidos o mermelada. Piensen siempre en las opciones más prácticas y fíjense en las fechas de vencimiento de todo.

Productos congelados

En los primeros días con sus argollas de plata tendrán muchos pendientes por concretar, partiendo por ordenar la casa, por lo que conviene comprar productos congelados de fácil preparación. Por ejemplo, hamburguesas, churrascos, lomitos, filetes de pollo y pizzas, entre otros alimentos que estarán listos en tan solo minutos.

Básicos para la despensa

Para intercalar con los congelados, deben incluir en su carro productos básicos para la despensa como harina, aceite, arroz, pastas, huevos, atún y salsa de tomate. Todos estos, que podrán ir combinando para preparar diversos almuerzos.

Y, por otro lado, si no pasarán por la feria, aprovechen también de comprar la fruta y verdura en el supermercado. Ojo que la lechuga se echa a perder muy rápido, versus el pimentón, por ejemplo, que puede durar de dos a tres semanas.

Aderezos

Y para que las comidas queden sabrosas, no se olviden de incluir vinagre, sal, pimienta y sucedáneo de jugo de limón, así como mayonesa, kétchup, ají o mostaza, entre otros productos para aderezar los platos. A esto pueden añadir especias como orégano, cilantro, pimienta, cúrcuma, canela, nuez mozcada y clavo de olor, entre otras.

Líquidos

Puesto que tendrán la cocina vacía, no se olviden de los líquidos, ya sea bebidas gaseosas, jugos o agua mineral. Y si quieren relajarse por la noche, después de todo un día pintando y amueblando, tener una botella de vino a la mano no les vendrá nada mal. O un pack de cervezas, si están en pleno verano.

Artículos de cocina

Por último, tampoco deben olvidar en su primera compra los artículos de aseo, como lavaloza, lavavajilla, esponja, virutilla y guantes. Asimismo, implementos necesarios para la cocina, tales como papel para secar, servilletas, colador, fósforos, papel alusa y aluminio, bolsas de basura, paños y mopas.

¡Ya lo saben! Con la misma dedicación que eligieron la decoración de matrimonio y el arreglo para sus copas de novios, ahora les toca escoger la mercadería por primera vez en el supermercado. Sin duda, una experiencia emocionante y que les dejará más de una anécdota para recordar.