Minga Sur
Minga Sur

Ya que sus invitados pasarán mucho tiempo en ellas, deben prestar especial atención al montaje de las mesas. Elegir la mantelería, vajilla y cubertería bajo patrones que armonicen y asimismo el centro de mesa, que sin duda le pondrá el broche de oro a la composición.

Opciones hay muchas, como los centros de mesa altos e imponentes, que hoy día son tendencia en los matrimonios. No obstante, si aspiran a una opción más simple, pero igualmente elegante, revisen las siguientes propuestas según estilo de celebración.

1. Romántico

Odette Florería
Odette Florería

Un matrimonio con toques románticos es sinónimo de rosas rojas. Por lo tanto, si buscan un centro de mesa sencillo que destile pasión, un par de rosas rojas en un jarrón de cristal será más que necesario. Y si quieren probar con otras flores, las hortensias son igual de románticas y elegantes. Rellenen una pecera de cristal con agua y una gran hortensia de color rosado. Sencillo, pero romántico y hermoso.

2. Vintage

Kate
Kate

Si planean realizar una ceremonia con aires vintage, recurran a elementos antiguos que seguro más de uno tienen en casa. Por ejemplo, monten una base con dos o tres libros viejos y sobre ellos coloquen un florero discreto.

O también pueden crear centros de mesa sencillos con palmatorias, jaulas de pájaro, portarretratos, vinilos, frascos de perfume o tazas de porcelana, entre otros objetos que evocan al pasado.
Un portarretrato envejecido, por ejemplo, les servirá como centro de mesa y marcador de mesa a la vez.

3. Clásico

Kate
Kate

Para un matrimonio clásico, una buena idea será utilizar bandejas plateadas como soporte, ya sea para colocar flores o velas blancas. Verán cómo un simple detalle de vajilla, como es la bandeja, le imprimirá una nota sofisticada a las mesas de su banquete.

Y los candelabros son otra buena opción para crear centros de mesa clásicos. Especialmente aquellos metálicos y engalanados con cristales colgantes o caireles. Si no logran conseguir candelabros, al menos bandejas finas no les costará hallar.

4. Rústico

Artilugio Producciones
Artilugio Producciones

Latas recicladas, decoradas con encaje y arpillera, son perfectas para montar flores recién cortadas, mientras que las botellas enfundadas en yute también son una excelente idea.

Y otra propuesta, si se decantarán por un matrimonio campestre, es tomar un tronco para armar la base y, sobre ella, colocar una vela y un recipiente de vidrio con flores y ramas silvestres. Es una apuesta simple, pero que engalanará sus mesas con un toque de frescura.

5. Minimalista

Julita
Julita

Si desean configurar un centro de mesa en clave minimal, no necesitarán más que colocar un par de calas blancas en una fuente de cristal. O bien, si tienen cilindros altos transparentes, entonces sumerjan las calas completamente en el agua.

Ahora, si prefieren los elementos geométricos, encontrarán muchos en este estilo, habitualmente en tonos bronces o metalizados. Por lo general, son figuras geométricas que incorporan discretas flores o velas en su interior.

6. Bohemio

Minga Sur
Minga Sur

Pueden colocar paños redondos de macramé y, sobre ellos, botes de vidrio con paniculata, lavanda o ramas de eucalipto. Así de simple conseguirán unos hermosos centros de mesa para un matrimonio boho.

Ahora, si disponen de recipientes más altos, otra propuesta es usar hierba de la pampa, que es una especie botánica que puede llegar hasta los tres metros de altura. Estéticamente, se asemeja a un plumero y es perfecta para bodas hippie-chic.

7. Marino

Eventus
Eventus

Si contraerán matrimonio en la playa o en un sector costero, empleen peceras de cristal, y rellénenlas con una vela blanca, arena, conchitas, perlas nacaradas y estrellas de mar. Se divertirán armando estos centros, aunque no importa si no quedan todos iguales.

No obstante, si prefieren algo menos espacioso, una caracola funcionará igualmente como adorno de mesa para una boda playera. Pueden incrustar unos banderines, por ejemplo, para señalizar el número o los nombres.

8. Ecológico

Natural Concreto
Natural Concreto

Finalmente, las suculentas no solo se entregan como souvenirs a los invitados, ya que también sirven para montar bellos centros de mesa. Puede ser, por ejemplo, una suculenta solitaria en su maceta de arcilla, en una taza de loza o varias pequeñitas montadas dentro de un cuenco de vidrio con piedrecillas. También pueden usar cajas de madera o baldes de metal, entre otras ideas para el soporte. A los novios ecológicos les encantará esta propuesta.

¡Ya saben que no necesitan complicarse demasiado! Y es que con pocos elementos y una idea concreta, conseguirán unos centros de mesa simples, pero estilosos y adecuados a cada tipo de celebración. ¿Ya están pensando en los suyos?