Camila y Lucas tuvieron la genial idea de realizar su reportaje de pre-matrimonio en una de las ciudades más bellas de Europa: París. De hecho, la experiencia fue tan fantástica que lo que iba a ser una sesión antes del matrimonio tuvo su continuación en una segunda sesión aún más divertida en la que dejaron volar la imaginación junto a su fotógrafa, experimentando con distintos complementos y escenarios.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las dos sesiones tuvieron como entorno privilegiado los alrededores de la torre Eiffel y los Campos de Marte, que acompañaron a los novios desde distintos ángulos y perspectivas donde nos muestran todo su entusiasmo, ilusión y felicidad.

 

 

 

 

En las fotos Camila luce radiante con una corona de flores hecha por ella misma y viste, llena de encanto y alegría, el vestido de novia que usó su mamá cuando contrajo matrimonio con su papá, lo cual era una ilusión desde siempre para ella. Vemos que es un vestido muy bonito y sencillo, ideal para una mañana de primavera parisina. Por su parte, Lucas tiene un aire más formal, pero su rostro se ve lleno de emoción cada vez que mira a su maravillosa y enamorada novia. Él luce un elegante smoking con humita, pero lleva dos detalles de estilo muy divertidos: los cordones de sus zapatos son en azul claro, y la hebilla de su pantalón lleva un H, la inicial de su apellido.

 

 

 

 

 

 

Camila y su amado brillaron con todo su esplendor en la ciudad de la luz, en una sesión donde la fotógrafa logró captar toda la esencia de un amor muy alegre y creativo. Los vemos divertirse en el entorno del carrusel y jugando con elementos tan dulces como los famosos 'macarons' parisinos, que sirvieron de rica excusa para crear unas fotos con el detalle de sus manos y de paso resaltar la belleza del anillo de compromiso, junto a otros elementos como un paraguas o unas botas de agua.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sin duda, el álbum de Lucas y Camila está lleno de instantáneas llenas de encanto y glamour, en las que mostraron al mundo la pura esencia de la unión de dos vidas que comenzó con los mejores augurios de felicidad y amor.