Erick Severeyn

A diferencia de los anillos de matrimonio, que los elegirán entre los dos, buscar el anillo de compromiso casi siempre recae exclusivamente en el novio. ¿Cómo acertar con la pieza correcta? Además de personalizarlo con alguna frase de amor y que sea de excelente calidad, también es importante que el diseño sea del gusto de la novia.

Para eso, te recomendamos seguir los siguientes pasos si quieres salir airoso en la compra de tan preciada joya.

1. Define el presupuesto

Casabona

Antes de cualquier cosa, lo primero es tener claro de cuánto dinero dispones para adquirir el anillo. Esto te ayudará a encaminar tu búsqueda, pues encontrarás desde alianzas de compromiso en $50.000, hasta piezas que superan los dos millones.

Diferencias abismantes que radican no solo en el metal, sino también en el nivel de complejidad con el que ha sido trabajada cada creación y, por lo tanto, si son planos, de medio cintillo, con incrustaciones en pedrería, ranuras en el diseño o monturas con diamantes, entre otras opciones.

Respecto al diamante, por ejemplo, su valor dependerá del corte, la claridad, el color y el quilate. El corte es la forma precisa y el factor que define la belleza de la piedra. La claridad es qué tantas impurezas se encuentran en su interior y superficie, y dónde se encuentran dispuestas. El color más deseado tiene que ver con que cuanto más incoloro sea un diamante blanco, más valioso será. Y los quilates le dan el peso y tamaño a la piedra preciosa, equivaliendo 1 quilate a 0.20 gramos.

En el caso de los anillos de oro, en cambio, siempre los más económicos serán aquellos con menos quilates. Es decir, uno de 10 quilates será más barato que uno de 18 quilates. Por ejemplo, el clásico par de argollas de oro amarillo 18K, 4mm y 12 gramos, lo encontrarás a un valor referencial de $490.000.

No obstante, si lo que buscas es plata, entonces hallarás valores inferiores, con la posibilidad de comprar piezas desde los $40.000 en plata de buena calidad. Todo lo contrario a lo que ocurre con el platino, que es un material de gran nobleza y durabilidad, lo que aumenta su precio casi al doble de lo que cuesta el oro. Ojo, una alternativa exclusiva y más barata que el platino es el paladio, aunque su costo sigue siendo elevado.

2. Averigua la medida del anillo

Caro Hepp Studio

Un paso fundamental que debes resolver antes de llegar a la joyería, es saber la medida del anillo. ¡Muy simple! Como el aro de compromiso se usa en el dedo anular de la mano derecha, toma prestado uno que tu novia use en ese dedo y llévalo el día que encargarás la joya.

O, si no puedes sacarlo sin que ella se dé cuenta, entonces mídelo en tus propios dedos y marca hasta dónde llega con un lápiz. En todo caso, existen plantillas e, incluso, diversas apps que permiten medir la talla exacta.

3. Define el tipo de joya

Casabona

¿Un diamante solitario o cintillo doble pavé? ¿Con amatista central o una hilera de esmeraldas? Son tantas las opciones que lo ideal, antes de salir a comprar, es tantear los gustos de la novia mirando en su joyero o averiguar algunas pistas con sus amigas más cercanas. Por ejemplo, si usa anillos con colores, si le gustan gruesos o delgados, clásicos o modernos, etcétera.

Así, una vez con el panorama despejado, podrás decidir entre argollas de plata, oro o platino, inclinándote por una o más de las piedras preciosas o semi-preciosas existentes.

En éstas encontrarás en distintos cortes o tallados, que se conocen como Brillante, Princesa, Esmeralda, Redondo, Assher, Radiante, Marquesa, Oval, Pera, Corazón, Cojín y Trillion. 

4. ¿Qué modelo elegir?

Magdalena Mualim Joyera

El favorito para pedir matrimonio sigue siendo el anillo solitario, que corresponde a una joya con una piedra incrustada central, normalmente un diamante, aunque también puede ser otra piedra preciosa, como aguamarina, rubí o zafiro, o semi preciosa, como amatista, topacio o malaquita.

Ahora, si prefieres un anillo en un diseño diferente, podrás inclinarte por piezas con un cintillo espiral, con detalles vintage, con engaste en tensión o con diamantes en carril, entre otras propuestas. Actualmente, los anillos de oro blanco destacan entre los más buscados, aunque el oro amarillo es perfecto para las novias más tradicionales.

Por otro lado, recuerda que mientras más sencillo el anillo, más probabilidad de que el diseño se mantenga vigente a través de los años. De hecho, cuanto menos extravagante sea, más probabilidad tendrá tu novia de usarlo todos los días, pues irá bien en cualquier situación.

5. Revisa tendencias

Joyas Diez

Si ya miraste los anillos clásicos y aun no te decides, ¿qué tal sorprender a tu novia con una joya innovadora? En esa línea encontrarás piezas de belleza sublime, como sortijas de plata con diamantes amarillos o contrastantes anillos de oro rosa con un diamante negro o carbonado.

Además, entre las tendencias que triunfarán el 2019, destacan los anillos de compromiso con piedras de colores, con cortes vintage o de tipo art deco, con halo de pequeñas piedras, con doble banda que se abre a la altura de la gema y con piedras de formas diferentes. Por ejemplo, un anillo con dos diamantes engarzados de corte Pera y Princesa, todo en uno.

6. ¿Personalizarlo?

Sole Riveros Joyas y Tocados

Continuando en la búsqueda del anillo de compromiso perfecto, tal vez quieras personalizarlo para darle un toque único. En ese caso tienes dos opciones. O lo mandas a confeccionar a medida para que sea una pieza completamente original, o bien, les grabas en su interior una frase bonita de amor, las iniciales de ambos o la fecha de entrega.

Cualquiera alternativa que elijas dejará feliz a tu novia, pues sabrá que hubo una dedicación especial detrás de la adquisición de esta joya. Ahora, si decides personalizarlo, encarga el trabajo con más tiempo.

7. ¡Ve por él!

Fotos y Videos Ximena Muñoz

Por último, elige muy bien la joyería donde comprarás o mandarás a hacer el anillo y, antes de todo, asegúrate de que sea una tienda con buena reputación y de confianza. Por otro lado, no olvides pedir el certificado de autenticidad del anillo, junto a una garantía y, en caso de cualquier imprevisto, averigua igualmente sobre las políticas de cambio o devolución de la joya.

Así como las tendencias en decoración para matrimonio se renuevan cada año, lo mismo ocurre con los anillos de compromiso y de ahí que lo ideal es prestar atención a los nuevos catálogos. De hecho, todo indica que se viene el auge de la asimetría, pues el equilibrio ya no es requisito en la fabricación de joyería, como tampoco lo es, por ejemplo, en la preparación de tortas de matrimonio. De este modo, las curvas en los anillos dobles y el uso de bandas de metal retorcidas serán un must que podrás encontrar todo el 2019.