Éste es un servicio que ofrecen los novios a sus invitados para que puedan, sin gastar un peso, tomar todo lo que se les apetezca. La barra libre es uno de elementos más importantes en una fiesta de matrimonio. Muchos invitados esperan este momento más que el buffet de postres y ésta es la encargada de mantener contentos y a gusto, a los novios y toda la fiesta. Es el gran detalle que no puede fallar para no cambiar el ánimo de celebración de la fiesta de matrimonio.

Quizás no lo has pensado, pero a la hora de encargarla hay una serie de factores que debes tener en cuenta para que ésta tenga el éxito que amerita. A continuación, te contamos las 7 cosas más importante que debes saber al encargar la barra libre y poder hacer salud toda la noche junto a tus invitados.

1. Número de invitados

Por supuesto que éste es un punto importantísimo para calcular cuánto alcohol debes tener en tu barra libre, y este cálculo generalmente lo hacen los profesionales dedicados a realizar matrimonios. Déjate asesorar por ellos, siempre dejando claro que no quieres que falte trago por ningún motivo en tu fiesta. Otro factor a considerar es de cuántas barras libres vas a disponer. Si son muchos invitados, debes considerar tener al menos dos o tres para comodidad y orden de todos. Así hay más espacio y los barman no se demorarán tanto en servir los tragos. 

2. No solo piscola 

Por lo general, el chileno ama tomar piscola y no necesita nada más, y éste es el error que se comete en muchos matrimonios de nuestro país, donde hay más pisco que cualquier otro trago. Es por este motivo que hay pisco toda la noche, mientras los otros tragos se terminan antes. Piensa que hay muchas personas que gustan de un vodka tónica, un ron cola o de una copa de vino para tomar toda la noche.

Bedosmartcam

3. Con quién se negocia 

¿Quién es el responsable de poner tu barra libre para tu gran celebración? Por lo general, con el mismo banquetero o encargado de tu matrimonio deben negociar la cantidad y calidad de tragos que tengan para servir. Es importante que le comuniques cuáles son tus prioridades y qué tragos quieres que se den toda la noche. En el caso del whisky, comúnmente se paga extra o lo pueden llevar los mismos novios para que los mozos los sirvan durante la noche. 

4. Piensa en las mujeres 

Aquí volvemos un poco al tema de la piscola y los tragos largos. Muchas mujeres gozan de estos tragos, pero la mayoría no. Por lo tanto, si no hay más alternativas la barra libre para ellas dura hasta el cóctel y nada más. Es por esto que para tener a las mujeres felices, una buena idea es disponer de champaña toda la noche, trago de moda que las mujeres en nuestro país adoran. Asimismo, puedes disponer de tragos tipos cóctel, como el pisco sour, mojitos, aperol, entre otros. 

5. Tragos de moda

Si lo que buscas es dar un gran servicio a tus invitados y que estos gocen de tu fiesta de matrimonio, habla con el encargado de tu barra libre y proponle tener los tragos de moda en nuestro país. Esto hará que tus invitados se sientan en un evento de lujo. Apuesta por tragos como el Martini y todas sus mezclas que hay hoy en día en el mercado, por lo tragos con Baileys, con Ramazzotti, o para los que gustan de experiencias más fuertes, cortos de Jägermeister. ¡Seguro causarán sensación!

6. Barra entretenida y diferente 

Para seguir sorprendiendo, puedes contratar un par de barmans profesionales que animen un poco la barra libre, haciendo tragos entretenidos para tus invitados, con audaces movimientos y combinaciones, como tragos con fuego, flores o elementos diferentes. Éste puede ser un espectáculo que dure solo unos minutos, ideal para la hora de cotillón y para que los novios jueguen con sus invitados. 

7. Para los que no toman alcohol 

Aunque no lo creas, muchas veces los invitados que no toman alcohol pasan sed o se aburren, ya que pare ellos solo está la opción disponible de las bebidas de la barra con que se mezclan los tragos y no tienen mucho gas. Para complacer a estos invitados, cuenta con bebidas en lata o ricos jugos, que solo sean dados a los invitados que no piden alcohol.