Kristian Silva Fotografía

Ser la madre del novio, que generalmente oficia como la madrina, implica tener un papel protagónico en la postura de anillos de matrimonio. De hecho, después del vestido de novia, será el traje de esta figura el que se robe todas las miradas. Si éste es tu caso y no sabes qué vestido de fiesta elegir, a continuación te orientamos con algunas pautas básicas de estilo.

Vestuario

Constanza Miranda Fotografías

Hay varios factores que influirán a la hora de seleccionar el traje ideal, comenzando por el estilo de matrimonio, el lugar y la hora. Además, primeramente debes tener claro cómo será el vestuario de la contrayente, ya que la consigna es mantener una línea. Por ejemplo, si lucirá un vestido de novia sencillo en mikado sin aplicaciones, lo correcto es que la madrina escoja también un outfit discreto. Eso sí, debes diferenciarte en el color de la madre de la novia, así como de las damas de honor.

La tendencia es inclinarse por vestidos más bien holgados de silueta recta, en A, imperio o evasé, confeccionados en tejidos como seda, crepe o tafetán. Además, si se trata de vestidos de fiesta para señoras, muchas privilegian los trajes con manga francesa, mientras que los escotes barco, redondo, cuadrado y reina Ana destacan entre los más elegidos.

De acuerdo al protocolo, la madrina debería ir siempre de zapato taco alto y vestido largo, ya sea el matrimonio de día o de noche. No obstante, como las reglas están para romperse, son muchas las madres del novio que también apuestan por el corte midi, especialmente aquellas que se inclinan por un traje de dos piezas. Por ejemplo, un conjunto con falda tubo y blusa, acompañado de una chaqueta.

Ahora, sí deberías alejarte de los escotes profundos, tajos altos en la falda y transparencias muy sugerentes, así como a los diseños con mucha pedrería, encaje o lentejuela, entre otros detalles vistosos.

Colores

Guillermo Duran Fotógrafo

Al igual que el resto de las invitadas, la madrina debe evitar el blanco y sus derivados, como beige, perla o marfil, así como el negro y los colores brillantes.

Para el caso de una boda de mañana, los pasteles o empolvados suelen ser una apuesta segura; mientras que, si la celebración será por la tarde-noche, entonces podrás optar por tonalidades más llamativas.

Entre ellas, vestidos de fiesta en azul, verde esmeralda, púrpura, gris plata o marsala, entre otros colores de tendencia. En la búsqueda por destilar solemnidad, lo ideal es decantarse por trajes de un solo color y alejarse de los estampados.

Pelo y maquillaje

Pilo Lasota

Los peinados recogidos son perfectos para una madrina, pues son elegantes y cómodos, considerando que también estarás muy ocupada en el gran día.

En ese sentido, puedes elegir entre una sofisticada coleta baja o, si prefieres algo más lúdico, un moño levantado te sentará espectacular.

Además, podrás lucir una bonita pamela si tu vestido no es largo y el matrimonio diurno, o bien, un tocado discreto, que se permite usar a cualquier hora del día, según el protocolo.

Y en cuanto al maquillaje, éste debe ser muy natural, siempre siguiendo la consigna de “menos es más”. Lo correcto es inclinarse por tonos neutros, como marrón para los ojos, un toque de colorete rosa para las mejillas y un color mate para los labios.

Complementos

Freddy Lizama Fotografías

Respecto a los accesorios, debes elegir pendientes, collares y anillos que sean más bien discretos, especialmente si la ceremonia se realizará al mediodía. Lo que se aconseja es escoger una única joya vistosa, si el look lo amerita y acompañar todo el conjunto con una cartera pequeña tipo clutch. Esta última, ya sea lisa o estampada, por ejemplo con incrustaciones de fantasía, si buscas algo más glamuroso.

Toma nota de estos consejos y seguro triunfarás, ya sea que elijas un vestido de fiesta largo o de corte midi. Así, llegado el momento de tomar la palabra y dedicarles a los novios unas emotivas frases de amor, te sentirás cómoda y segura con tu outfit de madrina nupcial.