Rhonda
Rhonda

Sin duda, la organización de un matrimonio implica la toma de varias decisiones, y si bien la lista puede ser interminable como la elección del vestido de novia o el traje del novio, ninguna de estas decisiones puede quedar al azar, porque en todas ellas se plasma el sello de la pareja. Y en todo este intenso -pero hermoso- proceso, un punto crítico es escoger toda la decoración de matrimonio, ya sea que se trate de una ceremonia religiosa, civil, mística, o una gran celebración, donde las flores serán una gran coprotagonista.

El lenguaje floral que se use en el gran día inspirará a todos los invitados, otorgará elegancia y calidez a cada rincón y será la viva expresión de las emociones de la pareja, esperando que todos los detalles y adornos de matrimonio se confabulen a favor de un día inolvidable.

Consideren estas reglas de oro antes de elegir la decoración floral de su matrimonio.

1. Definan el presupuesto

Simona Weddings
Simona Weddings

Cada matrimonio es único y como tal, dependerá de los gustos de la pareja y de los recursos con que se cuenten. Por tanto, es primordial distribuirlos de forma equilibrada, de modo que ningún ítem quede fuera de presupuesto. Considerar las flores que acompañarán a la novia, las que decorarán el altar cuando se trate de una ceremonia religiosa o abrigarán cada rincón del salón y colorearán cada mesa es clave a la hora de destinar el dinero. Y, si bien, no es tarea fácil, hoy el mercado ofrece una infinidad de tipo de flores que se adaptan a cualquier presupuesto. Lo importante, es aterrizar sus gustos acordes al cálculo que hicieron previamente.

2. Cuenten con asesoría

Gabriel Pujari
Gabriel Pujari

Ya sea que quieran ahorrar costos para abarcar el máximo de arreglos o que quieran mostrar sus dotes como decoradores, lo cierto es que tomar el desafío de la decoración para el matrimonio puede convertirse en un gran dolor de cabeza. Las flores entrarán a escena la semana previa a su ceremonia donde deberán preocuparse de varios otros detalles y no dispondrán de tiempo. Por tanto, deleguen todo este quehacer a una experta o experto que considere todos los pormenores, como contar con la cantidad correcta de las flores escogidas, confeccionar todos los adornos que se definieron para cada lugar, asegurar la disponibilidad de todos los complementos que acompañaran a las flores, como atriles o arcos, y ejecutar los traslados a la iglesia o centro de eventos, de modo que asegure un cálido y fino montaje.

3. Plasmen su sello

Arturo Muñoz Fotografía
Arturo Muñoz Fotografía

Definido su presupuesto y concretada la asesoría, ahora permítanse soñar. Ya sea que les gusten las rosas rojas, las calas blancas o los tulipanes amarillos, impriman su sello a la hora de elegir cada flor. Consideren la forma, color, textura, tamaño y olor de cada una; permítanse incluir complementos como luces, piedras o aguas de colores; y consideren arreglos que nazcan desde el suelo o vuelen desde el techo.

Lo recomendable es que cada centro de mesa para matrimonio no tenga más de 2 tipos de flores, además de las hojas que acompañan, de modo de no saturar cada montaje. Ahora bien, estos deberán estar en concordancia directa con el tipo de celebración que hayan elegido. Ya sea un matrimonio de día o de noche, uno campestre o citadino, al exterior o en un clásico salón, siempre busquen que haya un hilo conductor en toda la decoración y que los elementos involucrados en su celebración irradien armonía y equilibrio de inicio a fin.

4. Escojan un estilo

Gabriel Pujari
Gabriel Pujari

Cada pareja tiene su personalidad y probablemente sus familiares y amigos han visto durante mucho tiempo cómo han construido su relación. Por esto, es recomendable que la celebración matrimonial sea la más genuina representación de lo que han sido como pareja. Si disfrutan del campo y de las actividades al aire libre, una decoración de matrimonio campestre será el fiel reflejo de lo que son. Si el mar fue la excusa perfecta para vivir veladas románticas, una celebración en la playa evocará el romanticismo puro. O si son una pareja que se divierte semana a semana descubriendo nuevos rincones en la ciudad, una casona colonial será el escenario perfecto para su celebración. Lo importante, es que cada pareja plasme en cada detalle una parte de su historia, incluso en detalles como las copas de novios, y no se sientan sobreexpuestos en una celebración que no los representa.

5. Enriquezcan con complementos

Moisés Figueroa
Moisés Figueroa

Si bien las flores siguen siendo las reinas de la decoración del matrimonio, hoy en día se han incorporado nuevos elementos a los arreglos florales. No tengan miedo de añadir accesorios como piedras o conchas, frascos de conservas, vasijas viejas, botellas de vidrio, espejos de distintos tamaños, luces led, aguas de colores, velas de todos los tamaños, etc. Lo primordial es que cada elemento que participe en la composición del arreglo floral armonice con la decoración y ayude a resaltar las flores que integran dicho arreglo.

Como ven, estos tips les ayudarán a elegir el mejor arreglo floral para el día en que intercambien sus anillos de matrimonio. Asesórense de la mejor manera, atrévanse empleando elementos que acompañarán a sus flores, compartan esta decoración en la torta de matrimonio; combinen colores y texturas, y lo más importante, escojan aquello que tenga el sello de lo que han sido como pareja.