Gato Blanco
Gato Blanco

Idóneas para matrimonios de invierno o verano; para novios clásicos o millennials. Los pasteles nupciales blancos se caracterizan por su versatilidad, a la vez que transmiten un halo de romanticismo y pureza.

Si bien encontrarán bellas tortas de tendencia que mezclan varios colores, la estampa que ofrece una blanca monocromática no la conseguirán en ninguna otra. Descubran a continuación por qué los pasteles de matrimonio blancos no ceden su reinado.

Por qué una torta blanca

Gato Blanco
Gato Blanco

Son elegantes, versátiles y permiten incluir una diversidad de ingredientes en su elaboración. Además, si no quieren complicarse eligiendo entre naked cakes, tortas goteadas, de geodas, de acuarela o botánicas, entre otras, decantarse por una torta blanca les simplificará bastante la tarea.

E incluso, por sobre pasteles con técnicas más complejas, como el efecto pizarra (chalkboard cakes) o el de pinceladas (brushstroke cakes), una torta blanca les resultará más económica. También combinará con el vestido de la novia y se integrará perfectamente a cualquier tipo de decoración. Estos son los 3 tipos de tortas blancas más demandas por los novios en la actualidad.

Tortas clásicas

Dime que Sí Fotografías
Dime que Sí Fotografías

No pasan de moda. Aunque hoy día existe una amplia oferta en tortas de novios, lo cierto es que el clásico pastel blanco sigue destacando entre los favoritos. Tortas ovaladas, de dos, tres o más pisos, que destacan por sus llamativas decoraciones, ya sea en base a perlitas de azúcar, flores de glasé, enrejados, cintas o columnas.

Son ideales para matrimonios elegantes y para novios que valoran las tendencias de antaño. De hecho, este estilo evoca a las primeras tortas nupciales de las que se tiene mayor noción: blancas, de varios niveles y cargadas a los detalles.

Tortas minimalistas

Pinceladas al Viento
Pinceladas al Viento

Por el contrario, la minimalista es otra tendencia que apuesta por los pasteles total White. En este caso, se trata de tortas estructurales, de líneas simples, diseños sobrios y coberturas depuradas. Se alzan, por lo tanto, entre los pasteles más sofisticados dentro de la repostería nupcial. Generalmente son tortas de uno o dos pisos; ovaladas, rectangulares, cuadradas o hexagonales; y ornamentadas con detalles discretos, como hojas o flores.

Por la elegancia y simpleza que irradian estas tortas blancas monocromáticas, son perfectas para matrimonios formales, aunque también seducirán a las parejas millennials que apuestan por el “menos es más”. Y por las formas geométricas que adoptan en algunos casos, también son muy adecuadas para modernas bodas urbanas.

Tortas de volantes

Isis Cakes Temuco
Isis Cakes Temuco

Como si se tratara de una extensión del vestido de novia, las tortas ondulantes o ruffle cakes también se imponen en color blanco. Pueden ser de uno o varios pisos y lo que las distingue es que están cubiertas por una capa de crema en forma de volantes dispuestos horizontal o verticalmente.

Visualmente transmiten dulzura y son aptas para todo tipo de matrimonios. Por ejemplo, si apostarán por una boda campestre, pueden decorar la base y la cima con hojas de eucalipto; mientras que, si su celebración tendrá toques vintage, incorporen una hilera de perlas plateadas comestibles para separar los niveles. Sea cual sea la que escojan, lo cierto es que los volantes blancos crean un efecto irresistible.

Ingredientes

Guillermo Duran Fotógrafo
Guillermo Duran Fotógrafo

El fondant y el buttercream son los ingredientes tradicionales que se emplean para elaborar tortas en blanco pulcro. Mientras el fondant garantiza un acabado liso impecable, ya sea brillante o mate, el buttercream es de textura cremosa y más suave. El primero es ideal para las coberturas, mientras que el segundo también se usa para el relleno y la decoración. Asimismo, encontrarán preparaciones con glaseado, royal icing, encaje de azúcar, ganache de chocolate blanco, betún y crema chantilly, entre otros ingredientes blancos que se utilizan, según cada caso, para cubrir, rellenar o decorar. Ahora, si quieren romper la monocromía de su torta de novios, pueden incorporar flores naturales, frutas de temporada, macarons de colores, láminas de oro, detalles de cobre o suculentas, entre otras opciones.

Por sobre otro modelo de tendencia, un pastel total White se robará todas las miradas y será protagonista indiscutido de muchas fotos. Por lo demás, cualquiera sea el cake topper que elijan, ya sea la tradicional figura de los novios o unas letras en acrílico, se lucirá mucho más sobre un lienzo blanco y uniforme.