Hay personas que sueñan con viajar y que comparten esta afición con sus parejas, desean poder en algún momento de sus vidas viajar por el mundo durante un tiempo sin preocupaciones. Por supuesto para poder realizar este sueño se debe tener solvencia económica y la posibilidad de moverte por distintas partes del mundo sin problemas de visado.

Es importante hacer algunas averiguaciones al respecto de las posibilidades que se tienen y comenzar a planear lo que podría ser una gran luna de miel.

  • Primero que todo para casarse se gasta mucho dinero, tanto en la ceremonia como en la fiesta de celebración, es por esto que si su prioridad es viajar el ahorro que han utilizado para la fiesta puede convertirse en el ahorro para su gran viaje.
  • El matrimonio puede ser algo sencillo, con los invitados cercanos, una celebración en casa donde contraten algún catering a domicilio o algo similar. Deben recordar que el que sea económico no significa que será una celebración fea o inadecuada.
  • El tiempo de viaje que puedes estar en cada país depende de las posibilidades que te permitan como turista, en algunos casos pueden sacar un visado de turismo que te permite viajar durante un año por Australia o nueva Zelanda, en el caso de Latinoamérica puedes moverte de un país a otro estando en cada uno un par de meses. Si haces un buen itinerario podrías conocer todo Latinoamérica en el tiempo que estimen conveniente, 6 meses por ejemplo.
 
 
  • Obviamente los ahorros deben estar acordes al tiempo a menos que deseen trabajar en alguna parte como mesero o algo así y seguir avanzando, esto depende de su espíritu aventurero.
  • ¿Cuánto tiempo te gustaría viajar? ¿Te imaginas unos meses desconectándote del trabajo, de los amigos y vivir con tu amor el gran sueño del viajero? Estas son preguntas que deben hacerse para tomar una decisión como esta, ya que deberán dejar su trabajo y sus vidas por un tiempo.
  • Otra cosa que hacen muchas parejas es irse a un país de Europa o Estados Unidos por ejemplo, inscribirse a algún curso que les permitirá tener visa de estudiante (un curso que te tome poco tiempo claramente como inglés) y dedicarse a viajar el resto del tiempo. Si hablas idiomas no sería difícil conseguir un trabajo si así lo quieres o si tienes ahorros suficientes solo disfrutar el tiempo que puedas.