Danyah Ocando
Danyah Ocando

Tras intercambiar anillos de matrimonio y disfrutar del banquete, aun podrán usar una vez más el traje de novio y vestido de novia. ¿Están dispuestos a darlo todo en una sesión fotográfica? Es lo que propone el trash the dress, que les dejará unas imágenes de antología, ya sea en entornos naturales o urbanos.

La clave está es posar relajados, sin importar si al novio se le estropeará la chaqueta o a la novia se le desarmará su peinado recogido. Si están deseando realizar estas fotos, revisen las siguientes propuestas de lugares para que se inspiren.

1. El bosque

Leo Basoalto/Mati Rodríguez
Leo Basoalto/Mati Rodríguez

Si una sesión de fotos tradicional ya quedará hermosa en un bosque, un trash the dress resultará simplemente insuperable. Por un lado, el blanco del vestido de novia contrastará con los colores propios del entorno y, por otro lado, encontrarán muchas opciones al momento de posar. Recostados sobre hojas secas, apoyados sobre un árbol milenario o perdidos entre un camino de musgos, son solo algunas imágenes que podrán inmortalizar. Hallarán todo el romanticismo y la magia que necesitan para un perfecto trash the dress.

2. La playa

Christopher Olivo
Christopher Olivo

No por nada es uno de los escenarios favoritos para capturar las fotos postboda. Eso sí, las playas pequeñas y solitarias son las mejores, idealmente con olas calmas para que puedan entrar al mar sin problema.

¿Qué imágenes capturar? La playa ofrece infinitas posibilidades, comenzando por los novios caminando, en el sentido directo u opuesto a la cámara, descalzos y tomados de la mano. También la arena les permitirá jugar de muchas formas, ya sea escribiendo sus iniciales o alguna frase bonita de amor, o bien, recostados o corriendo por la orilla, donde ya la arena está mojada. Adentrándose en el mar, en tanto o podrán revolotear con las olas. Conseguirán un extra de romanticismo si toman las fotos al atardecer.

3. Un viñedo

Frutigrafía
Frutigrafía

No tendrán que buscar más lejos si se casan en un viñedo. Y es que no solo contarán con vistas privilegiadas, sino que además dispondrán de muchos recursos para lograr unas fotos de antología. Entre otras escenas, podrán posar abrazados con la inmensidad de los parrones como telón de fondo o, si prefieren, sentados en la tierra bajo la sombra de una parra.

También podrán fotografiarse cortando y degustando uvas, así como probando el vino con sus copas de novios al interior de una bodega. Asimismo, que no les falte una postal a bordo de una tradicional carreta. Los colores verde, café y amarillo predominarán en sus capturas, lo cual le dará un aire fresco y muy especial a su trash the dress.

4. Parque de diversiones

Javi&Jere Fotografía
Javi&Jere Fotografía

Ya sin la preocupación de que el trajes nupciales puedan estropearse, en un parque de diversiones conseguirán unas fotos postboda muy originales. Montados en una montaña rusa, completamente empampados al salir de un juego de agua, enfrentados en los autos chocadores o volando por los aires en una atracción de adrenalina, son solo algunas postales que podrán retratar.

Además, pidan permiso para posar en los carruseles, que seguro son para niños y no olviden tomarse unas selfies cuando estén a bordo de un juego de acción. Así tendrán fotos románticas y con un toque de magia, pero también otras muy divertidas sorteando las distintas atracciones.

5. Un establo

Leo Basoalto/Mati Rodríguez
Leo Basoalto/Mati Rodríguez

Sobre todo, si se decantarán por una decoración para matrimonio campestre, un trash the dress en el establo será más que adecuado. Y es que allí podrán posar cómodamente sobre los fardos de paja o alimentando a los caballos. Además, recuéstense sobre los pastizales y piérdanse entre las caballerizas como si en el mundo no existiera nadie más. Solo tendrán que reemplazar sus zapatos de novios por unas botas vaqueras para moverse con más soltura por el lugar.

6. En plena naturaleza

Leo Basoalto/Mati Rodríguez
Leo Basoalto/Mati Rodríguez

Finalmente, si les gusta la naturaleza, ¿por qué no inmortalizar su trash the dress cerca de un río? En un entorno lejos de la ciudad podrán capturar unas fotos preciosas, tanto en el día como en la noche. Entre ellas, mojando los pies, pescando, prendiendo una fogata, compartiendo una copa o unos malvaviscos al fuego o cobijados bajo una frazada. Conseguirán unas fotos preciosas y, mejor aún, si les cae la noche y se quedan a contemplar las estrellas. Nada más romántico que acampar en un lugar solitario.

¡Ya lo saben! El trash the dress será la excusa perfecta para usar sus trajes de novios tras su postura de argollas de plata, esta vez, sin la precaución de que podrían ensuciarlos. Será un hermoso recuerdo que podrán atesorar junto a las frases de amor que pronunciaron en sus votos y que seguro enmarcarán en un cuadro para recordarlas por siempre.