La Negrita Photography
La Negrita Photography

¿Por qué moderar la ingesta de alcohol en su matrimonio? Tanto por el presupuesto como por la seguridad de sus propios invitados, hacerlo es una opción que deberían considerar. Si les interese moderar este ítem, revisen los siguientes trucos y consejos para que nadie se dé cuenta.

1. Boda en el día

Una opción para moderar el consumo de alcohol es casarse en el día y ofrecer un banquete de tipo brunch o un almuerzo. Versus un matrimonio en la noche, en una celebración diurna sin duda que la ingesta de alcohol será mucho más baja.

Guillermo Duran Fotógrafo
Guillermo Duran Fotógrafo

2. Cóctel suave

Para el momento de la recepción, ofrezcan solo aperitivos (no tragos largos), como pisco sour, vaina o champaña, en copas con menor capacidad. Por ejemplo, en copas flauta. Así podrán moderar la cantidad de alcohol sin que sus invitados lo noten.

3. Ofrecer tragos no alcohólicos

Independiente del horario en que se casen, otra solución es disponer de un amplio abanico de bebidas sin alcohol. Desde limonadas, granizados y zumos de frutas naturales, hasta una estación de café, té y aguas de hierba. Al haber más opciones, muchos de sus invitados preferirán un jugo por sobre un vodka. E incluso, podrían ofrecer tragos como Piña Colada o Primavera, pero en su versión sin alcohol. Coloquen letreros con frases detallando los ingredientes de cada cual.

Ricardo Prieto & Novios Fotografía
Ricardo Prieto & Novios Fotografía

4. Limitar el vino

Ya sea un almuerzo o cena, coloquen una botella de vino por mesa para que sea distribuida entre todos los comensales. Si serán seis u ocho personas por mesa, con una botella les bastará. Además, ofrezcan bebidas gaseosas o jugos para quienes prefieran acompañar la comida por un líquido sin alcohol.

5. Eliminar las bombillas

Aunque algunos tragos como la caipiriña y el sex on the beach se sirven con pajita, lo cierto es que este utensilio solo provocará que las bebidas se tomen más rápido. Por lo tanto, lo ideal es que elijan cócteles que no las necesiten, o bien, simplemente prescindan de ellas. Sin las bombillas, los invitados beberán sus tragos de manera más pausada, además de ser más sustentable eliminarlas.

6. Poner horario a la barra libre

Establezcan un horario para que empiece a funcionar la barra libre, por ejemplo, tres horas a partir del corte de la torta de matrimonio. O que solo opere durante el baile. De lo contrario, si la barra libre está abierta desde el comienzo del festejo, será una tarea imposible controlar el consumo de alcohol.

Mat & Fer
Mat & Fer

7. Hablar con el bartender

Si el objetivo es disminuir la cuota de alcohol, vayan directamente hacia el bartender y pídanle que suavice los tragos. Al menos, después de una determinada hora. Entre medio del baile, los invitados no se percatarán si les pusieron dos onzas de pisco o solo una.

Si ocuparán pizarras en la decoración, reserven también alguna para recordar sobre el consumo moderado de alcohol. Y es que sin ser aguafiestas, nunca estará demás advertir sobre los riesgos de beber en exceso.