Todas queremos estar radiantes y ser una novia perfecta con nuestro vestido de novia, por eso no solamente es importante que el vestido sea bonito para que luzca, además hay que preocuparse de que nuestro cuerpo esté bien cuidado para que luzca de la mejor forma, tienes que preocuparte de tu pie, tus piernas, tu espalda y por supuesto de tus brazos.

Como es una de las partes que más está a la vista ese día, queremos que los tengas perfectos siguiendo los siguientes pasos.

  • Ve al gimnasio.  Trabaja los brazos con pesas o aparatos específicos para esa zona bajo la supervisión de un entrenador o especialista. Concéntrate en cada movimiento y no abuses ni te pases de la raya, no queremos que te lesiones. Si no puedes ir al gimnasio, sustituye las pesas por dos paquetes de arroz, dos cartones de leche o algún elemento que pase 1 kilo apróx. por brazo, dependiendo de lo que agarres mejor y del peso que quieras levantar. Haz ejercicios delante del espejo durante al menos quince minutos al día.
  • Puedes hacerflexiones. Uno de los ejercicios más recomendados para esa zona. Si no estás acostumbrada, ponte buena música de fondo para animarte y seguro que lo consigues. Sobre todo sé constante.
  • Cuida la piel de esta zona.  Desde unos meses antes del matrimonio, limpia e hidrata la piel de los brazos, hombros y la parte superior del pecho y la espalda. Si tomas sol hazlo con protección y nunca en exceso. Está bien lucir un color bonito pero unos brazos quemados por el sol no serían demasiado atractivos.
  • Come sano. Cuida un poco tu dieta en los meses anteriores a la boda. No hace falta pasar hambre, solo evitar abusar del alcohol, los fritos y el picadillo entre horas y tener una dieta saludable en general. Esto puede ser de gran ayuda.