Malasia está ubicada al sudeste de Asia, es un país formado por dos regiones geográficas que están divididas por el Mar de la China Meridional, la Malasia Occidental y la Oriental. El clima que hay en Malasia es ecuatorial con vendavales de abril a octubre en la zona sudoeste y de octubre a febrero en la zona nororiental, así que al momento de decidir la fecha y el lugar de Malasia que quieren conocer deben tenerlo en cuenta.

Malasia tiene una rica multiculturalidad, lo cual es su mayor atractivo,  pues se trata de un país en el que encuentras distintas razas y religiones que conviven en el mismo lugar. Es muy interesante de ver y se aprende mucho de ellos durante el viaje. Sus maravillosos paisajes y hermosas playas son además perfectos para un viaje de novios lleno de aventuras. A continuación te recomendamos tres lugares que no puedes dejar de visitar:

Kuala Lumpur

Esta ciudad es la más grande de Malasia y es donde se encuentra la residencia oficial de Rey. Es una ciudad clásica con toques modernos muy definidos, esto lo puedes ver a través de su arquitectura que es mitad contemporánea, mitad medieval. Kuala Lumpur esconde un gran legado de tesoros culturales que merece la pena ir descubriendo. Les sugerimos visitar las Torres Petronas, las estructuras gemelas más grandes del mundo, la Mezquita de Jamek, la más antigua del país, al Mercado Central para comprar artesanía malaya, el Jardín Botánico de Perdana, con sus Parques de aves, mariposas y ciervos, y su maravilloso jardín de orquídeas.

Sarawak

Está ubicado en la isla de Borneo y corresponde al estado más grande de Malasia. Es un lugar perfecto para las parejas amantes de la naturaleza. Aquí podrán encontrar muchos  parques nacionales, como el de Lambir Hills que acoge casi 1200 especies diferentes de árboles y maravillosas cataratas, también se encuentra el parque nacional de Gunung Gading, un espacio de selva tropical montañosa que es el hogar de la Rafflesia, la flor más grande del mundo.

Pulau Perhentian

Es una isla que se encuentra a 21 kilómetros de la costa de Terengganu, es un auténtico paraíso cubierto por una jungla virgen, espectaculares playas de arenas blancas y finas, y rodeada por aguas de un intenso color azul profundo. Es un lugar ideal para hacer buceo y snórquel, el paisaje marítimo es muy bello y cuenta con hermosas barreras coralinas. Sin duda se trata de un destino perfecto para relajarse en sus playas y practicar deportes acuáticos como el windsurf.