Danilo Figueroa

Ya sabemos que contar con un seating plan es fundamental para que los invitados no pierdan tiempo y sepan exactamente cuál es su ubicación. Para ello se encargarán ustedes previamente de poner a la vista el diagrama con los nombres y maneras creativas hay por montón: como etiqueta de una botella, adentro de una maleta vintage o como un banderín incrustado en una planta, entre muchas otras.

Ahora bien, ¿bajo qué criterio designarán las mesas? ¿Ya saben cómo distribuirán a la familia y amigos? No se trata de una tarea fácil para nada y, menos aún, cuando son muchos los invitados al festejo. De todas formas, existen algunas pautas que no fallan y que de seguro podrán tomar de inspiración.

1. Por grupos familiares

Esta opción es la clásica y por lo general es un éxito en los matrimonios. Consiste en asignar las mesas según vínculos familiares, de acuerdo a las edades y estados civiles. Por ejemplo, una mesa para todos los tíos del lado paterno, otra para los tíos del lado materno, una para los primos casados, otra para los primos solteros y así. Cada uno con su respectico cónyuge y, en el caso de los solteros, con su acompañante si es que así lo han estipulado. Lo ideal es montar mesas para ocho a diez personas como máximo.

2. Agrupar a los amigos

Ya sean ex compañeros del colegio, la universidad o el trabajo, lo ideal es reunir a todos los amigos en un mismo sector. Considerando que provienen de una generación similar, no les costará mucho que fluya la conversación. Eso, dejando a un lado que seguramente muchos de ellos ya se conocen. Organizar las mesas por afinidad garantiza que los invitados disfruten agradablemente del banquete. Por lo tanto, si por ejemplo sólo hay una amiga de la infancia en la lista, se sentirá mucho más cómoda compartiendo con personas de su edad e intereses similares.

Clementine Fotografías

3. Según cercanía

Suponiendo que en la mesa presidencial estarán los novios junto a sus padres, otra opción es reservar una mesa exclusivamente para los hermanos, padrinos, testigos, damas de honor y best men, si es que los hubiese. Todos ellos, acompañados por sus respectivas parejas. En el fondo, después de los padres, todas estas son las personas más cercanas a los festejados y no por nada han sido escogidos para desempeñar un rol especial.

4. Niños

Para que los más pequeños también disfruten de la celebración y no se les haga interminable el banquete, lo mejor será habilitar para ellos una mesa especial con asientos a su altura y algunos entretenimientos como, por ejemplo, lápices y libros para colorear. Eso sí, asegúrense de que estén cerca de sus padres por cualquier cosa que ellos necesiten.

5. Invitados por compromiso

Si no saben dónde ubicarlos, por ejemplo al jefe, compañeros de trabajo, algunos parientes más lejanos o amigos personales de sus padres, aprovechen de juntarlos en una misma mesa. Después de todo, tendrán que conversar y entrar en confianza más temprano que tarde.

Fotografía Frame

6. Mesas redondas

Independiente de cómo decidan sentar a los comensales, la recomendación es apostar siempre por mesas redondas si desean ubicar a un promedio de diez personas por cada una. Y es que a diferencia de las mesas cuadradas o tablones, las redondas permiten que la conversación fluya con facilidad, tanto con los vecinos laterales, como con las personas que se tienen enfrente. Eso sí, ojo con los centros de mesa. Procuren que estos no sean muy grandes para que no entorpezcan el diálogo.

7. Ubicación libre

Por el contrario, si planean celebrar un matrimonio de carácter informal, sin tanto protocolo o con un banquete tipo cóctel, una buena idea es dejarles total libertad a los invitados para que cada uno se ubique donde estime conveniente. Así tendrán la oportunidad de compartir con otras personas, mezclándose más espontáneamente las familias y amigos de ambos novios. De todas maneras, esta propuesta funciona mucho mejor si no se trata de una celebración masiva. De lo contrario, podría generarse un desorden.

Una vez tengan claro qué pauta seguir, la mejor aliada será la herremienta que dispone el portal para organizar las mesas online, de forma gratuita y sencilla. Además, ¡podrán imprimir la ubicación de todos sus invitados y entregala al lugar elegido para la celebración!