Organizar el banquete de bodas no solo implica definir los bebestibles y el menú principal. Y es que hay otros ítems importantes, como el cóctel y el servicio de trasnoche, que ameritan la misma dedicación. ¿Cómo deleitar a sus invitados en las distintas etapas del banquete? Si hay unos bocados dulces que se adaptan a los distintos tiempos y escenarios, esas son precisamente las galletas. Apunten las siguientes ideas para que sean protagonistas en su matrimonio.

1. En el cóctel

Además de las saladas, que suelen incluirse en la recepciones para untar con variedad de salsas, las galletas dulces también pueden tener un espacio. Sobre todo si habrá niños entre sus invitados, quienes suelen inclinarse por los sabores azucarados. No obstante, si solo serán adultos, las galletas en diversos formatos siempre serán muy bienvenidas. Entremezcladas con los bocadillos calientes, pueden montar bandejas con galletas de chocolate, galletas de mantequilla, galletas de coco o galletas de hojaldre con Nutella, entre otras variedades.

2. Detalle en el banquete

Al momento de ubicarse en sus mesas, mientras algunos novios sorprenden a sus invitados con una flor sobre cada plato, también es posible dejarles una galleta como detalle. Por ejemplo, galletas de la fortuna, que incorporan en su interior una pequeña tira de papel con algún mensaje o predicción. Será un bonito gesto que a sus invitados les encantará. O también pueden decantarse por galletas glaseadas con forma de corazón, para inaugurar el banquete con un toque romántico.

3. Candy Bar

Junto con otros caramelos y golosinas, las galletas tampoco pueden faltar en un Candy Bar, si es que montarán uno en su matrimonio. Lo mejor es que podrán mezclar galletas de todo tipo; desde galletas con chips de chocolate y craqueladas de limón, hasta paletas de galletas decoradas con mostacillas y trozos de nueces. Mientras más variedad y surtido de galletas, más contentos quedarán los comensales. Y aunque hay quienes los definen como pasteles, lo cierto es que los tradicionales y coloridos macaraons, originarios de Francia, también califican como galletas. ¡Otro imperdible en un Candy Bar!

4. En la torta o el postre

Por otra parte, si se trata de pasteles nupciales, hay varios que incluyen galletas dulces en su elaboración o a modo de decoración. Por ejemplo, las tortas de matrimonio de Oreo, las de galletas de champaña o con galletas de vino trituradas. Ahora, si buscan un postre que incorpore galletas, acertarán con una copa de helado con crujientes galletas de barquillo.

5. Trasnoche

¿Apostarán por un servicio de trasnoche para su boda? Sobre todo si se casarán en invierno, aunque también en otras temporadas, las estaciones de té o café siempre son un acierto. Y junto a las infusiones calientes, el mejor completo serán unas galletitas dulces, como finas galletas mangueadas, galletas de mantequilla con mermelada, galletas de jengibre y miel o galletas de avena, para los de gustos más saludables. ¿Buscan también algo para el “bajón”? Entonces unos galletones de granola con frutos rojos serán infalibles.

6. Recuerdo para invitados

Finalmente, las galletas también pueden ser una alternativa para regalar a sus invitados. Por ejemplo, galletas horneadas con las iniciales de los contrayentes, con detalles en los colores predominantes de la boda o con formas de los trajes de los novios, entre otras ideas. Pueden envolverlas en papel celofán y quedarán perfectas. Y otra opción es personalizar cajas metálicas, de esas típicas redondas que se usan de costurero y llenarlas con exquisitas galletas danesas. Será un obsequio que sus invitados disfrutarán mucho.

¡Ya lo saben! Endulcen el banquete incorporando galletas en distintos momentos de la celebración. Descubrirán que hay tantos tipos, que querrán ofrecerlas todas. Desde galletas de naranja para degustar durante la recepción, hasta galletas rellenas de manjar para acompañar un café.