Moisés Figueroa
Moisés Figueroa

Aunque deban recalendarizar su matrimonio, no permitan que esto les arruine su día. Quizás tengan que ajustar el vestido de novia o adaptar la decoración del matrimonio, si habrá cambio de temporada. Sin embargo, sus invitados entenderán y estarán a la espera de lucir sus trajes y vestidos de fiesta para cuando llegue el momento indicado. Si por la situación sanitaria actual provocada por el Coronavirus no tienen otra opción que posponer su celebración, revisen los siguientes consejos.

Tranquilidad ante todo

Lo más importante, ante la postergación de su matrimonio, es que mantengan la calma y no se desanimen. Si deben cambiar la fecha, véanlo como una oportunidad para organizar con más tiempo aún. Esto es solo un aplazamiento, no una cancelación de su matrimonio. Por lo pronto, sean ordenados en los pasos a seguir a partir del momento en que tomen la decisión. Y sigan las indicaciones que los medios oficiales vayan informando, en este caso, respecto a las medidas tomadas en el país por el COVID-19. El Gobierno de Chile ha reunido toda la información actualizada en su web para que se informen.

Felipe Cerda
Felipe Cerda

Avisar a los proveedores

Es lo primero que deben hacer. Es clave que informen lo más pronto posible sobre la suspensión del matrimonio. De este modo, el proveedor podrá liberar la fecha y podrá tomar decisiones con tiempo. Consideren que puede que tengan que pagar un porcentaje a los proveedores que ofrecen un servicio presencial durante el día del matrimonio. Aunque, por supuesto, esto dependerá de lo que dice el contrato y el mismo proveedor.

En el contrato firmado encontrarán todas las cláusulas relativas al aplazamiento, las que variarán de acuerdo al proveedor. En algunos casos, el dinero de la reserva no se devuelve y el resto se renegocia. O en otros, se cobra una multa del 50% por no cumplir con el contrato. Lo principal es llegar a una pronta solución.

El contrato y la letra chica

Lean con atención los contratos firmados, pues ahí debería estar estipulado qué hacer en caso de aplazamiento del matrimonio, dependiendo el motivo. Como la reprogramación puede ser tanto por una situación sanitaria (como lo es el coronavirus), social o personal que no depende de ustedes, en él debería estar escrito los distintos escenarios o aproximarse a ellos. Fíjense en la letra chica y en los apartados que señala el porcentaje a pagar y a devolver, las fechas (con cuánta anticipación) y las razones externas antes mencionadas o personales.

Si aún están en la etapa de la organización del matrimonio y leen este artículo para ser previsores, entonces tengan en cuenta que, si algún proveedor considera que no es necesario tener un contrato, lo mejor es exigirlo para su mayor tranquilidad y seguridad.

Daniel Esquivel Fotografía
Daniel Esquivel Fotografía

Revisar el seguro de matrimonio

Puede que hayan sido previsores y tengan un seguro de matrimonio. Si este es su caso, contacten a la compañía de seguro para saber qué pasos seguir y si esta situación está cubierta. Todos los planes son distintos, por lo que lo mejor es confirmar con tiempo y tener toda la información al alcance de la mano.

Fechas del Civil e Iglesia

Otro paso que deben realizar es cambiar la hora en el Registro Civil y la reserva en la iglesia o parroquia. Para el trámite en el Registro Civil, podrán hacerlo simplemente a través de su página web, accediendo con la clave única. Sin embargo, si tienen otras dudas, se recomienda llamar a las Oficinas del Registro Civil para tener la información oficial sobre la realización de matrimonios en el país. En el caso de la iglesia, en cambio, conviene que sea por teléfono, pues tendrán que resolver el tema asociado a los cobros. Habitualmente, aunque depende de cada templo en particular, se les devolverá el 50% del valor total del servicio, si es que ya fue cancelado. O bien, se les retendrá el monto de reserva. Ahora, ya que se trata de un cambio de fecha, pueden conversar con el encargado parroquial y llegar a un acuerdo si elegirán la misma iglesia. En algunos lugares les cobrarán una garantía por recalendarizar la ceremonia.

Moisés Figueroa
Moisés Figueroa

Informar a los invitados

Sobre todo, si la suspensión ocurre a pocas semanas, es muy importante que avisen a sus familiares y amigos de una manera rápida y efectiva. Pueden ingresar a su web de bodas y desde ahí informar del cambio de fecha y los motivos. Pero el siguiente paso sería a través de una llamada telefónica; así se asegurarán de que el texto efectivamente fue leído. Llamar a cada uno para confirmar que les llegó el mensaje es lo más responsable que pueden hacer.

Cómo ayudar a sus invitados

Si todos o la mayoría de sus invitados reservaron habitaciones en un mismo hotel, entonces, comuníquense con éste para ver la posibilidad de negociar un reembolso total o parcial en nombre de sus invitados. Le quitarán una preocupación extra si ya tenían las reservas hechas.

Decidir sobre otros ítems

Ya que solo aplazarán la ceremonia, hay varias cosas que pueden mantener y no les requerirán un gasto extra, como los trajes nupciales, los adornos, las minutas, las copas de novios o el cotillón. El dilema estará en aquellos elementos que tenían la fecha del enlace grabada, como las alianzas, los encintados de matrimonio o los souvenirs. En ese caso, tendrán que decidir si los modifican o se quedan con la fecha antigua, si no les parece tan relevante. De todos modos, para los encintados y souvenirs será fácil hacer el cambio, ya que generalmente se les adjunta una tarjetita.

Valentina Cisterna
Valentina Cisterna

Lista de regalos

Y por último, si tienen lista de regalos en alguna multitienda, comuníquense con su coordinador/a para avisar que cambiarán la fecha, de modo que el código siga funcionado. En algunas casas comerciales pueden cambiar el día cuantas veces deseen, siempre y cuando sea dentro de 14 o 18 meses desde la fecha de inscripción. Y ya que la boda solo se aplazará, no tendrán que devolver los regalos a sus familiares y amigos. Al contrario, tendrán más tiempo para agradecerles por su presente con alguna tarjeta o comunicación online.

¿Se puede posponer la fecha?

¡Por supuesto que sí! Verán que no son la primera pareja ni la última que se encuentra con este dilema, sobre todo hoy, con la situación sanitaria mundial. En nuestra Comunidad conocerán a muchas parejas en su misma situación y que han podido resolver el cambio de fecha gracias a la empatía y solidaridad de los profesionales del sector que intentan dar facilidades, al entender el porqué de esta decisión. Y si entre los dos desean hacer una pequeña celebración en el día original, entonces preparen una cena romántica y disfruten ese día igual de enamorados que siempre.

Si tienen alguna duda al respecto, pueden hacerla llegar a esta dirección: help@matrimonios.cl

Si deben posponer su postura de anillos de matrimonio, véanlo como una oportunidad para planificar mejor su día. De hecho, tendrán más tiempo para preparar un discurso con frases de amor cortas de canciones, si es que esa era su idea original. Tomen esta decisión con calma y verán que todo se solucionará de la mejor forma.