Ir al contenido principal
Matrimonios

7 consejos para afrontar el cambio de fecha del matrimonio

Son diversos los motivos que podrían llevar a posponer un matrimonio, desde factores económicos hasta problemas de salud. Revisen estos consejos para que sepan cómo actuar frente a este escenario adverso.

David R. Lobo Fotografía

Un viaje de trabajo, la enfermedad de un familiar, un mal momento financiero o, incluso, una crisis en la pareja. Por diversas razones se podría llegar al punto de tener que cambiar la fecha de un matrimonio.

Y aunque claramente no es lo ideal, tampoco es para angustiarse tanto. Aclaren todas sus dudas a continuación sobre cómo cambiar la hora del matrimonio civil o qué hacer con los proveedores.

1. Notificar a los invitados

No se conformen con anunciar la noticia en la página web de su matrimonio o enviando un correo, ya que no es posible saber si todos leyeron la información.

Por eso lo mejor es que redacten un texto y lo envíen al WhatsApp de cada uno de sus familiares y amigos. Así sabrán de inmediato en cuanto abran el mensaje y seguro recibirán una respuesta de vuelta.

Y en el caso de los adultos mayores que no manejen este sistema de mensajería, llámenlos uno a uno telefónicamente

Espacio Nehuen

2. Anular hora en el Registro Civil

¿Se puede cambiar la hora de matrimonio en el Registro Civil? En vez de cambiarla, el trámite consiste en anular la que tenían y tomar una nueva, cuando la hayan definido.

Para anular hora en el Registro Civil para un matrimonio en Chile, lo cual se hace de manera online, solo deben ingresar a la web oficial, www.registrocivil.cl, pulsar en “Servicios en línea”, luego pinchar en “Anular hora” y en seguida en “Matrimonio”.

 A continuación se les pedirá el “Número de cancelación de reserva”, que podrán encontrar en el correo electrónico que les llegó con la confirmación de la hora. Finalmente el sistema preguntará “¿desea anular la hora agendada?”, ante lo que ustedes pulsarán “anular la hora”.

Ya el trámite estará listo y además el Registro Civil les enviará un correo con la información de la anulación de la hora. El siguiente paso, por lo tanto, será pedir una nueva hora, tal como lo hicieron la primera vez.

Si les preocupaba cómo cambiar hora del matrimonio civil, ahora ya saben que es bastante fácil. 

3. Ir a la Iglesia

En el caso de anular o aplazar la hora en la iglesia, siempre es mejor que lo hagan personalmente para que dejen un registro de lo conversado.

Si van a tomar una nueva hora, tendrán que coordinarlo en base a las horas de las que disponga la iglesia.   

Mientras que, si van a anular la hora por lo pronto, tendrán que resolver qué pasará con el pago ya realizado. Eso sí, dicha información se habrá estipulado al momento de hacer la reserva. Por lo general, la iglesia les devolverá un porcentaje del valor total del servicio, habitualmente el 50%.

Flores & Piedras

4. Avisar a los proveedores

Tendrán que contactarlos uno por uno. Pero ya que son muchos los proveedores contratados, como el centro de evento, la banquetera, el auto de novios, el fotógrafo y el DJ, lo ideal es que se los dividan para entregar la información lo antes posible.

Tendrán que explicar a qué se debe el cambio de fecha y ceñirse a lo que está escrito en el contrato, por ejemplo, al pago de una multa.

Es importante que les avisen cuanto antes, de modo que los proveedores liberen el día que tenían ocupado en su matrimonio y puedan agendar con otros novios.

Eso sí, deben ser claros en informar que solo se trata de un cambio de fecha y no de una cancelación, por lo que seguirán trabajando en conjunto.

5. ¿Cómo coordinarlos a todos?

Hay dos caminos que podrían seguir. Por un lado, reprogramar el matrimonio para una fecha lejana, con el fin de que, a esas alturas, sus mismos proveedores tengan disponibilidad en sus agendas.

O, si desean que no pase demasiado tiempo, entonces tendrán que casarse en un día con menor demanda. Por ejemplo, un viernes en la tarde.

Versus un sábado, es más probable que sus proveedores tengan disponibilidad un viernes, ya que es un día laboral. La meta es coordinar a todos sus proveedores para la nueva fecha.

6. Algunos ajustes

Todo dependerá de qué tan encima se enfrentarán a este escenario. Por ejemplo, si encargaron toda la papelería y aún no la reciben (misal, minutas, tarjetas de agradecimientos), quizás el proveedor está a tiempo de imprimirlas con la nueva fecha, de modo que no tengan que pagar demás.

No obstante, si ya tienen en su poder los souvenirs para los invitados, quizás solo tendrán que rehacer las etiquetas con la fecha actualizada.

¿Y los anillos de matrimonio? Si ya tienen grabada la fecha del matrimonio, no habrá problema en que el joyero la modifique con el día en que efectivamente se casarán.

Moisés Figueroa

7. Aprovechar el tiempo

Finalmente, ya que tuvieron que correr la fecha, aprovechen el tiempo del que ahora disponen, ya sean semanas o meses, para perfeccionar ciertos detalles de su celebración.

Por ejemplo, si pensaban armar una guirnalda con su historia de amor en fotos polaroid, ahora podrán hacerlo sin la presión de que no alcanzarán.

O, si deseaban confeccionar sus propios encintados de matrimonio, también contarán con el tiempo a su favor.

 Aunque no es lo ideal tener que cambiar la fecha del matrimonio civil o religioso, véanle el lado positivo y aprovechen el tiempo para darle un toque personal a su celebración.