Fotos y Videos Ximena Muñoz

Restaurantes con mesas al aire libre, con amplios salones interiores, especializados en alguna cocina extranjera o con decoraciones temáticas son solo algunas de las alternativas que encontrarán al momento de rastrear opciones de restaurantes para celebrar su matrimonio.

Si no está entre sus planes hacer algo tan masivo y además tienen poco tiempo, entonces está claro que esta opción es la que más les acomoda. ¿Necesitan más razones para convencerse? A tomar nota a continuación.

1. Una celebración íntima

Si contemplan invitar a un número discreto de personas a su enlace nupcial, entonces esta elección es perfecta para ustedes. Así se ahorrarán todo lo que implica organizar un matrimonio por su cuenta y se concentrarán únicamente en elegir el lugar más apropiado.

2. Ambientación

No por tratarse un restaurante, con un estilo definido, no podrán intervenir en su decoración. De acuerdo al número de invitados se les asignará un sector específico, por lo allí podrán ambientarlo como más les guste. No tienen para qué sobrecargar el sector, pero sí pueden decorar con algunas velas o arreglos florales sencillos. Todo dependerá del estilo que quieran darle a la celebración.

3. De fácil acceso

Muchas veces las parcelas o centros de eventos donde se hacen matrimonios quedan en las afueras de la ciudad, lo que se transforma en un problema de traslado para algunos invitados. No obstante, si eligen un restaurante central y de fácil acceso para todos, se olvidarán de este inconveniente y nadie tendrá excusa para no llegar o llegar atrasado. Eso sí, elijan un local con un amplio estacionamiento privado.

4. Menú a elección

Ya que de seguro se inclinarán por un restaurante especializado en atender este tipo de eventos, les ofrecerán distintas opciones de menú, y también para el aperitivo, para que escojan la que más les gusta. Además, gozarán de una atención 100 por ciento personalizada en el gran día y, previamente, ya habrán tenido el tiempo para degustar y aprobar cada uno de los platos.

5. Full relajo

Celebrar el banquete matrimonial en un restaurante les dará la tranquilidad de que no deben preocuparse por casi nada. Al menos, no como si la búsqueda de los proveedores estuviera en sus manos. Por esta razón, apostar por un restaurante es ideal para aquellos novios trabajólicos o con hijos que no tienen tiempo para nada.

6. Otros servicios

Un restaurante no sólo les ofrecerá el servicio de cóctel, almuerzo o cena, según sea el caso, sino que además les facilitará un sector de bar y pista para baile, si acaso celebrarán su matrimonio en la noche.

Y por el contrario, si lo harán en el día, muchos restaurantes hoy en día poseen juegos infantiles como trampolines inflables y columpios, lo que les simplificará bastante la vida si asistirán niños pequeños a su enlace. Por otra parte, si el evento se realiza invierno, es seguro que la empresa contará con los sistemas adecuados de calefacción al interior del recinto.

Fotos y Videos Ximena Muñoz

7. En caso de apuro

Si no han tenido tiempo suficiente para organizar la boda y el calendario se les vino encima, entonces pensar en un restaurante será la opción más acertada. De esta forma, no necesitarán demasiado tiempo para arreglar todo e igualmente tendrán una celebración bien cuidada y a la altura de las circunstancias.

8. Disponibilidad

Ya que los restaurantes están preparados para acoger eventos de este tipo, salvo en fechas excepcionales como Año Nuevo, es poco probable que no tengan disponibilidad. A diferencia de lo que ocurre con algunos centros de eventos, en los que deben reservar con muchos meses de anticipación, en los restaurantes no se encontrarán con este problema tan común.