Piensa Bonito Fotos
Piensa Bonito Fotos

Las tendencias nupciales han experimentado grandes cambios en los últimos años. Así, hay mujeres que, lejos del blanco, optan por vestidos de novia llenos de color, muchas parejas se decantan por unas invitaciones en 3D y no han parado de multiplicarse las opciones de ideas originales para sus bodas. Del mismo modo, pasar por el altar un domingo vuelve a ser algo relativamente habitual. Y no solo por la necesidad de cambiar la fecha del enlace a causa del coronavirus. También por las destacadas ventajas que presenta, como el hecho de ser bodas diurnas y asegurar unas maravillosas fotografías. ¿Quieren saber mucho más de por qué vale la pena darse el “sí, quiero” en domingo? Son numerosas y variadas, así que tomen buena nota de todas ellas.

Enlaces de día

Marco Gonzalez Fotografía
Marco Gonzalez Fotografía

Como decíamos, casarse un domingo implica, casi necesariamente, que la boda sea de día, ya que la mayor parte de los invitados tendrá que ir a trabajar al día siguiente, por lo que la fiesta no se podrá alargar hasta altas horas de la madrugada. ¿En qué se traduce todo ello? En unas ceremonias y celebraciones más alegres y luminosas, en las que se aprovecharán al máximo las horas de luz natural. De esta manera, los escenarios nupciales naturales lucirán en todo su esplendor y su paso por el altar resultará más romántico si cabe. Pero aún hay más. Y es que el fotógrafo profesional que hayan contratado también conseguirá unas capturas increíbles de los diferentes momentos del gran día, sobre todo, si cuentan con bonitos jardines o con preciosos paisajes naturales como telón de fondo. ¡No faltarán las imágenes únicas en su álbum nupcial!

Más fechas libres

Edo García
Edo García

Este es, sin duda, otro de los puntos fuertes de casarse un domingo. Y es que al haber menor demanda que los sábados, les resultará más sencillo elegir la fecha perfecta. Y no solo en el lugar de celebración, sino también a la hora de contratar a los diferentes proveedores, como los profesionales de la imagen, el auto nupcial o el grupo de música o DJ, entre otros. El abanico de opciones a su alcance será mayor y quizá puedan optar a algún descuento u oferta, como incluir algunas ideas para el candy bar en el banquete que habían desechado, por ejemplo.

Bodas más informales

Andreas & Marcela
Matrimonio de Andreas & Marcela

Al tratarse de un “sí, quiero” a plena luz del día, el banquete nupcial será una comida y no una cena, por lo que la etiqueta de los invitados a esas horas será un poco más relajada. Incluso el vestido de novia 2020 que haya elegido la protagonista del gran día será más informal. Así, podrán verse vestidos de fiesta cortos, con alegres estampados y en tonalidades mucho más intensas que las que suelen verse en los enlaces celebrados por la tarde-noche.

Sus familiares y amigos los acompañarán sin problema

Iván Gutiérrez Fotografías
Iván Gutiérrez Fotografías

Aunque muchas parejas creen que por el hecho de casarse un domingo algunos de sus seres queridos no podrán asistir al matrimonio, por lo que el número de invitados será menor, lo cierto es que nada más lejos de la realidad. Piensen que es más que probable que entre quienes reciban sus invitaciones haya personas que trabajen los sábados, por lo que si intercambian las alianzas un domingo no tendrán que pedir el día libre ni renunciar a acompañarlos en una fecha tan especial. Y recuerden que la gente que de verdad los quiere estará en su boda sin importar el día ni el lugar en el que esta se celebre.

Bodas más familiares

L.W. Studio
L.W. Studio

Asimismo, los enlaces resultarán más familiares y no parecerán únicamente reservados para los amigos, ya que todo el mundo se podrá quedar durante más tiempo, compartiendo la celebración por igual con padres, tíos, abuelos, sobrinos… Nadie se podrá resistir a su selección de canciones románticas ni a acompañarlos hasta el final de la fiesta. ¡Los matrimonios no son solo para los jóvenes!

Disfrutarán de un “sí, quiero” realmente único y especial

Yeimmy Velásquez
Yeimmy Velásquez

Lograr la máxima personalización es hoy en día uno de los principales deseos de las parejas a la hora de organizar su gran día. Así que, más allá de decantarse por ideas divertidas, no duden en apostar por una boda un domingo. Conseguirán el carácter que están buscando y marcarán realmente la diferencia. ¡No todo es pensar en los adornos del matrimonio!

Está claro que escoger un domingo para casarse es una buena elección. Sea por decisión propia o algo “obligados” por la situación actual, no se arrepentirán. Una vez estén todos juntos, desbordando amor y felicidad, con las canciones de matrimonio acompañándolos en los momentos más emotivos, solo podrán pensar que ese es “su día”. Todo lo demás les parecerá totalmente secundario.