Paz Villarroel Fotografías

No es que esté pasado de moda, pero el tradicional vals no convence a todos los novios. Y no necesariamente porque sea aburrido, sino porque hoy en día, cuanto más personalizada la performance, mucho mejor.

Lo mismo ocurre a la hora de buscar los anillos de matrimonio y elegir las frases de amor para inscribir en ellos. La tendencia es individualizar cada detalle lo más posible, no solo la decoración para matrimonio, donde suelen centrar su atención los novios, sino que también en el primer baile, clave para dar inicio a la celebración. Por tanto, si quieren innovar, pero les faltan ideas, aquí encontrarán algunas que pueden tomar de inspiración.

1. Su canción favorita

Together Photography

Siempre hay un par de canciones que son especiales para cada pareja y que los han acompañado a lo largo de la relación. Por lo tanto, qué mejor que elegir entre ellas y, sin duda, que el baile les fluirá súper natural. Eso sí, busquen un lento para que el momento sea más romántico.

2. Una cueca

Si desean celebrar “a la chilena” y han apostado por una decoración de matrimonio campestre, nada será más apropiado que inaugurar la pista de baile con un pie de cuecas. Y para que salga perfecto, si es que no son expertos en el baile, el consejo es que tomen algunas clases previamente.

3. Una canción de película

Constanza Miranda Fotografías

Hay tantas bandas sonoras geniales que les costará elegir. Si quieren sorprender a sus invitados, monten, por ejemplo, la coreografía de “You are the one that I want” de “Grease” y, para que salga aún más exacta, pídanles a tres hombres y tres mujeres que participen con ustedes. Eso sí, necesitarán ensayar. “Time of my life” de “Dirty dancing” es otra buena idea, así como la coreografía de “Footlose”. Ahora, si desean algo con menos parafernalia, pueden bailar un tema romántico y conocido por todos, como “My heart will go on” de la película “Titanic”.

4. Un hit de moda

Viña Alto Jahuel

¿Qué tal si bailan una sensual bachata que tan de moda está en estos días? ¿O, por ejemplo, algún tema de Bruno Mars o Ed Sheeran? Si quieren bailar algo actual para celebrar el intercambio de sus argollas de plata, revisen las listas con los temas más escuchados y seleccionen su favorito.

5. Un mix de canciones

Wedding Squad

Otra propuesta es que comiencen bailando un lento y de repente, ¡sorpresa!, cambie el estilo y suene un clásico de Michael Jackson; luego, onda disco, un reguetón y todo lo que se les ocurra mezclar. Agreguen algunos pasos de coreografía y el resultado quedará simplemente espectacular.

6. Una balada de rock

Susan Elisa Fotografía

Si ambos novios son amantes del rock, sabrán que hay un vasto catálogo de canciones románticas que se pueden bailar abrazados. Así no tendrán que dejar de lado su estilo y marcarán la diferencia con un baile especial. Entre las denominadas “power ballads” de los 80 encontrarán muchísimas opciones, como “When I see you smile” y “Heaven” de Warrant o “Angel” de Aerosmith, entre otras.

7. Un baile especializado

Over Paper

Ya sea un tango, una salsa o un chachachá. Si dominan algún baile en particular, pues han tomado clases y lo bailan perfectamente en pareja, no encontrarán un mejor escenario que este para mostrarlo. Dejarán a los invitados boquiabiertos y se lucirán como nunca. Si se han inclinado por vestidos de novia cortos no tendrán problema al bailar. De lo contrario, quizás deban buscar otro atuendo.

8. Un clásico

Leonardo Fuentes - Bailes

Finalmente, siempre podrán recurrir a los grandes clásicos de la música y, sin duda, tendrán un baile elegante y súper romántico. “Can’t take my eyes of you” de Frankie Valli and the 4 Seasons, “Can't help fall in love with you” de Elvis Presley y “Unchained melody” de The Righteous Brothers, son algunos ejemplos que pueden tomar en esa línea. De estas canciones, incluso, pueden sacar frases bonitas de amor para incorporar en sus partes.

¡A bailar, a bailar, que el mundo se va a acabar! Atrévanse a innovar y hagan del baile de novios una experiencia especial, única e inolvidable. Seguro lo disfrutarán tanto como el momento en que recibieron su anillo de compromiso o como cuando fueron por primera vez a mirar vestidos de novia para su gran día.