El Ramo
El Ramo

El otoño posee una magia y encanto únicos, que no solo podrán plasmar en los trajes de los novios, sino también incorporar de muchas formas a la decoración. Por ejemplo, recurriendo a hojas secas, velas, ramas de eucalipto, semillas de pino y flores de temporada. Estas últimas, que le darán un toque muy colorido y fragante a celebración. Revisen a continuación distintas flores que encontrarán disponibles en esta bella estación.

1. Pensamientos

Amandala
Amandala

Son flores pequeñas y delicadas, por lo que podrán usarlas para decorar las sillas o montar elegantes centros de mesa, ya sea en tazas de porcelana o botes de vidrio, e, incluso, añadirlas en el banquete, como flores decorativas de la mesa dulce. Lo mejor de todo es que la flor Pensamiento podrán encontrarla en tonos vibrantes, como fucsia, morado, amarillo y azul, con exquisitos pétalos de textura aterciopelada. Todo un acierto para inundar de color un matrimonio en los meses más fríos. También llamada Viola Tricolor, se trata de una flor muy resistente a las heladas, cuya época de floración va de otoño a primavera. Al llegar el calor del verano se marchita.

2. Hortensias

Olivos del Monte
Olivos del Monte

Son ideales para configurar ramos de novia, decorar el altar u ocupar en otros arreglos para matrimonio, como jaulas de pájaros o canastillos de bicicletas vintage. Las hortensias son muy femeninas y posibles de hallar en diversos colores, como rosado, verde, morado y azul. De hecho, si desean una decoración en colores pasteles, en las hortensias encontrarán muchas alternativas, como celeste, rosa palo o lavanda. Corresponde a una especie que florece en otoño y que aguanta muy bien las bajas temperaturas.

3. Crisantemos

Aquarelle
Aquarelle

Pomposos, llamativos y fragantes, los crisantemos aportan un toque natural, por lo que serán muy bienvenidos en bodas en plena época otoñal. Si se inclinarán, por ejemplo, por una decoración para matrimonio campestre, unos centros de mesa con crisantemos amarillos o naranjas lucirán muy hermosos. Para la iglesia, en tanto, podrán montar cestas o jarrones con crisantemos blancos y follaje verde. Ya que se trata de una flor mediana, se adapta bien a los distintos espacios. Los crisantemos florecen a comienzos de otoño y, por si intercambiarán sus votos nupciales en el sur, soportan los fuertes vientos.

4. Caléndula

También conocida como botón de oro, la caléndula es una flor amarilla-anaranjada, que es perfecta para incorporar en los centros de mesa para matrimonio por su atractivo color. Igualmente pueden usarla para crear guirnaldas naturales, para montar el seating plan o para decorar el vehículo nupcial, entre otras opciones. Además, si quieren que esta flor sea la protagonista de su matrimonio, entreguen a sus invitados jabones artesanales de caléndula a modo de souvenirs. Es una especie propia del otoño, que resiste hasta -3°C.

5. Astromelias

The Flower Shop
The Flower Shop

Otra flor de temporada son las astromelias, que exhiben manchitas de tigre en los pétalos y aparecen en distintas tonalidades, como blanco, rosado, amarillo y morado. Son muy versátiles y, por lo tanto, podrán usarlas para configurar el ramo de novia, montar arreglos colgantes e, incluso, decorar la torta de matrimonio. Por ser autóctonas de nuestro país, resultan más económicas y de fácil acceso. Son bellas y frescas, por lo que sin duda alegrarán un matrimonio otoñal.

6. Ranúnculos

Giverny
Giverny

En Chile es posible encontrar ranúnculos a partir de mayo y hasta noviembre, aproximadamente. Por lo tanto, si se casarán a mediados de otoño, no pierdan la oportunidad de engalanar distintos rincones de su celebración con esta preciosa y sofisticada flor. Sobre todo si apostarán por un matrimonio de inspiración romántica, los ranúnculos se robarán toda la atención, ya sea decorando las mesas o el Candy Bar. Los podrán adquirir en rosado, blanco, naranjo, rojo, borgoña, coral y amarillo. Los ramos de novia con ranúnculos en colores pasteles destacan entre los más demandados. Sin embargo, una decoración con ranúnculos en borgoña será perfecta para una boda otoñal.

7. Violetas

CasaFlora
CasaFlora

Pequeñas y delicadas, podrán ocupar violetas para configurar los ramos de las damas de honor, ornamentar las sillas e, incluso, incorporarlas en detalles en los platos y bandejas, entre otras ideas. Sin bien son discretas, sus colores intensos las convierten en unas de las flores más bellas de la estación. Y es que además de varios matices en morado, las hallarán en azul, rosado, blanco y rojo, con formas simples y dobles. Las violetas, cuya mejor época de floración es el otoño, resisten muy bien a las bajas temperaturas, principalmente por el grosor de sus pétalos carnosos.

Además de incorporarlas entre sus adornos de matrimonio, también podrán incluir flores de estación en el peinado de novia, en el botonier del novio o en diversos rincones como el Beer bar o el sector del libro de firmas. ¡Impregnen su boda otoñal con flores y más flores!