Foko

Como la misma palabra lo dice, un imprevisto sucede sin previo aviso, es por eso que debemos tener en cuenta, algunos de los contratiempos más frecuentes para saber cómo lidiar con ellos incluso antes de que nos causen un problema. Aquí te traemos siete de ellos.

1. La inesperada lluvia

Para no llevarse sorpresas desagradables con la lluvia lo mejor es estar revisando los pronósticos del tiempo tanto en Internet como en la televisión, los días previos al matrimonio y si los pronósticos se vienen más o menos, conversa de inmediato con el lugar de tu celebración o banquetera para ver qué arreglos pueden realizar, sobre todo si se casan al aire libre. Pueden instalar toldos impermeables, trasladar el banquete a un lugar interior. Otra idea puede ser usar este mal tiempo a tu favor y jugar con los accesorios, por ejemplo repartir paraguas de colores entre tus invitados, usar botas de agua y un paragua gigante para las fotos de los novios. Lo importante es siempre tener un plan B para estos casos.

Eikon Producciones

2. Tu ramo se marchita

El ramo de novia tiene que estar hecho no sólo pensando en tus flores favoritas, los colores del matrimonio y demás detalles estéticos. Hay que pensar y mucho, en el clima del lugar de la celebración y la hora para poder elegir flores más o menos resistentes. Además les recordamos que las flores de temporada siempre serán más fuertes, además de más baratas, un ramo de flores frescas debería durar al menos una semana, que no las engañen!

3. Luz de sol demasiado fuerte

Lo que quiere toda pareja de novios es que el día de su matrimonio, sea un día con un clima perfecto, pero puede que llegues al lugar y que el sol no les permita ver nada o que sea mucho más fuerte de lo que esperaban. No te preocupes! úsenlo a su favor y conversen con el fotógrafo para que aproveche la luz y tome una sesión de fotos soñadas , las fotos quedan hermosas con los juegos de luces naturales de verano y al igual que con la lluvia, aquí también puedes jugar con los accesorios tanto para tus fotos, como para los recuerdos de matrimonio que repartirás entre tus invitados, como por ejemplo repartir lentes de sol, sombrillas, abanicos, etc.

Lassagne&Duluc

4. Niños descontrolados

Los niños en los matrimonios sienten la libertad de no estar controlados por sus padres todo el rato y la de corretear por todos lados sin peligro. Además la excitación propia del día les suele afectar también y suelen andar hiperventilados. Lo mejor para controlar este tema, sobre todo si son muchos, es que prepares actividades para ellos o contrates a monitores para que se encarguen de tener niños entretenidos y vigilados o en su defecto juegos que no sean peligrosos y que los mantengan ocupados. Sus padres también lo agradecerán.

5. Los invitados se pierden de camino al banquete

La primera solución para esto es agregar mapas en los partes de tu matrimonio para que todos tengan claro las indicaciones, además es bueno que al momento de confirmar la asistencia de tus invitados, aprovechen de conversar este tema con ellos para saber quiénes tienen claro el camino. Estos mapas se pueden repartir también a la salida de la iglesia en caso de que a alguien se le haya olvidado su parte. Y por último también es bueno que entre los invitados familiares o conocidos, se organicen para ir en caravana juntos al lugar de la celebración.

Kreas Producciones

6. Invitados que tienen que conducir después de beber mucho

Pese a que debiera ser responsabilidad de cada uno el control del trago frente a la posibilidad de tener que manejar, siempre es bueno que como novios se preocupen de tener algunas comodidades o servicios en su matrimonio, para las personas que no puedan conducir de vuelta a casa. Para esto hay varias opciones como por ejemplo reservar algún lugar cerca del lugar de la celebración para quedarse a dormir y que todos tus invitados puedan usarlo o también existe el servicio de contratar autos o choferes para que lleven a tus invitados de vuelta a sus casas. Recuerden que la ley en Chile cambió y es cada vez más rigurosa frente a este tema. Otra opción que ayuda en parte, es ofrecer un servicio de trasnoche contundente para que todos coman algo luego de la fiesta.

7. El presupuesto se va de las manos

Para qué todos los números estén bajo control, ten a mano los contratos firmados con tus proveedores, los comprobantes de los pagos ya realizados y el control de gastos y el presupuesto que habías elaborado desde el principio. Los imprevistos que pueden surgir cuando todo se ha hecho bien son mínimos, ten un pequeño fondo preparado para ellos por si acaso para que luego no sea un susto tener que desembolsar algo con lo que no habías contado.