Fabricar tú misma remolinos de papel puede ser un detalle encantador para decorar tu fiesta, o entregarlos como divertidos regalos durante la celebración, especialmente en primavera, cuando son más tradicionales. 

  • Para hacerlos vamos a necesitar:
  • Una hoja de papel cuadrada con diseños diferentes en cada cara
  • Un clavo pequeño
  • Una perlita con un agujero en la punta
  • Un palo de madera
  • Tijeras
  • Scotch, cinta adherente o una pistola especial de pegamento
  • Un martillo (idealmente pequeño)

 

 

 

La elaboración se hace en 5 sencillos pasos:

 

 

 

1º Hay que doblar el papel dos veces, haciendo un triángulo, marcando las dos diagonales del cuadrado (ver fotos 1 y 2).

2º Corta en el sentido de las diagonales hasta quedarte a 2 cm del centro (ver foto 3).

3º De cada uno de los triángulos, lleva una punta sí y otra no al centro del cuadrado, para que queden intercaladas (ver foto 4).

4º Sujeta las puntas con el clavo (ver foto 5) y, por la parte de atrás, coloca la perla (ver foto 6).

5º Finalmente, pon el palo de madera encima de la perla para poder sujetar el molino de viento (ver foto 7). Para evitar que sobre un trozo de clavo puedes poner un pequeño corcho.