Asistir a una postura de anillos de matrimonio implica, más que reservar una fecha o buscar una vestido de fiesta adecuado, darse el tiempo de agradecer a la pareja que los ha convidado a su celebración y que desea contar con su familia y amigos en un día tan importante. Por lo tanto y como mínima deferencia, lo más apropiado es pensar en el regalo. ¿Existe una lista de novios o un número de cuenta para regalar dinero? Puede que sea la tradición, pero nadie dice que no se pueda innovar o ser un poco más creativos en este ítem. ¿Por qué no añadir un detalle muy dulce para recordarles con una frase bonita de amor todo el cariño que existe? Si es así, les dejamos un DIY fácil y muy rico.

¿Qué vamos a utilizar?

  • Un  frasco de cristal de tamaño mediano a grande.
  • Gomitas con forma de corazón o pastillas blandas en esta forma.
  • Monedas de chocolate, las típicas envueltas en papel metálico dorado.
  • Dulces con forma de pastillas o los clásicos porotitos de colores.
  • “Washi tape” o cinta adhesiva de papel arroz, con diferentes y variados diseños que sirven para hacer distintas decoraciones. 
  • Cuerda como la de la foto (tipo rafia o rústica o cinta de raso).
  • Perforadora.
  • Tarjeta para una dedicatoria.
  • Un sobre para poner el dinero del regalo del tamaño y color que prefieran.

¿Qué pasos debemos seguir?

  • En primer lugar, introduzcan en el frasco los ingredientes para una vida feliz:
  1. Píldoras de la felicidad.
  2. Monedas de la fortuna.
  3. Gomitas con forma de corazón que simbolizan el amor y la pasión.
  • A continuación, con “whasi tape” o cinta adhesiva, decoren el frasco de vidrio.
  • Por último, con la perforadora hagan los hoyos en el sobre y la tarjeta y con la cuerda amárrenlos al frasco. 

Este es su propio modelo de la famosas píldoras de la felicidad y qué mejor que regalarlas a una pareja que está ad portas de empezar un camino juntos. Añadan una dedicatoria con frases de amor a la tarjeta y por qué no, ¡todos esos dulces de la infancia! Será una linda y deliciosa sorpresa para los novios que seguro están ansiosos por intercambiar su anillos de oro frente a sus familiares y amigos más queridos.