Moisés Figueroa
Moisés Figueroa

La magia del sur es real. Se siente, respira y vive en un área protegida en medio de la Selva Patagónica. Entre ríos, árboles centenarios y cascadas es posible desconectar para conectar con lo importante, en medio de un ambiente natural que se ha convertido en el sitio predilecto para parejas que desean comenzar, alejados del ruido de la ciudad, su propia historia.

Esto es Huilo Huilo, un destino turístico, pero sobre todo, una oportunidad para conectar con la tierra y dar el “sí, quiero” en un entorno sin igual.

¿Qué es Huilo Huilo?

En el sur de Chile, específicamente en plena Selva Patagónica y rodeada de una magnífica Cordillera de los Andes se encuentra Huilo Huilo, una reserva biológica privada fundada el año 2000 y que tiene como objetivo la conservación del patrimonio natural y cultura local y, cuyos tres pilares esenciales –la conservación, integración de la comunidad y el turismo sustentable– hacen de esta zona, considerada Patrimonio de la Biósfera por la Unesco, un paraíso natural.

Sus 100 mil hectáreas disfrutan de una gran diversidad biológica con lagos de origen glaciar, nieve –debido a su cercanía con el volcán Mocho-Choshuenco–, cursos de agua, y árboles de hasta 45 metros de alto, que forman el denominado Bosque Catedral.

Esta reserva, con un ecosistema poco explorado y de una naturaleza fecunda, proyecta la riqueza del bosque que lo rodea mediante un diseño de alojamientos creados a partir de la arquitectura que el mismo entorno provee y con actividades pensadas para que en cualquier época del año se pueda disfrutar de una experiencia centrada en la naturaleza. Esto ha llevado a que sea el lugar ideal para novios que buscan una celebración conectada con el entorno y las vistas que la zona ofrece.

¿Por qué celebrar su matrimonio en Huilo Huilo?

Una de las características diferenciadoras de Huilo Huilo es que no es un centro de eventos, sino un destino turístico inmerso en la Selva Patagónica. Su paisaje con exuberantes cascadas de más de 45 metros de altura, un bosque húmedo que cuenta con una enorme variedad de flora y fauna únicas en el mundo y sus más de 250 km de caminos que bordean lagunas y ríos, además de sus actividades al aire libre, permiten que la estadía y celebrar un matrimonio sea un constante disfrute de los cinco sentidos.

Pero no es solo su entorno, sino sus espacios diseñados como una proyección natural del medio que los acoge. Sus instalaciones hoteleras, cada una con carácter propio, están hechas para distintos tipos de celebración y cumplir los requerimientos de cada pareja, respetando el ambiente de la reserva.

Un ejemplo de ello es el Hotel Montaña Mágica, con el que nació el proyecto de matrimonios en 2004. Su espectacular arquitectura hizo que cada vez se cotizara más este espacio para celebraciones en el hotel. Hoy ya son cinco los salones, todos inspirados en el bosque, hojas, musgos, seres mágicos, troncos y materiales presentes en la Selva Patagónica.

¿Qué estilos de matrimonios realizan?

Las parejas pueden celebrar matrimonios tanto religiosos, como civiles y simbólicos; todos manteniendo una característica en común: la naturaleza tan propia de la zona. Aunque cada espacio se mantiene fiel a la línea del entorno, respetando la arquitectura del lugar, estos se adaptan a las necesidades de las parejas. De este modo, es posible realizar tanto matrimonios íntimos como celebraciones con hasta 452 asistentes.

Para quienes desean una celebración pequeña encuentran dos salones: Montaña Mágica y Marina del Fuy con las siguientes características:

  • Montaña Mágica: este icónico hotel es ideal para recrear un verdadero cuento de hadas. La ceremonia se realiza en la Terraza Coigüe Centenario, ubicada en un entorno privilegiado y con capacidad máxima de 46 invitados. El cierre completo del hotel y sus 9 habitaciones genera el ambiente íntimo que buscan las parejas.
  • Marina del Fuy: tiene una ubicación privilegiada a orillas del Lago Pirehueico. Además, la ceremonia se puede llevar a cabo tanto en la Terraza del Lago o en el Muelle, junto al lago. Su capacidad máxima es para 56 invitados y se cierra por completo el hotel que consta de 20 habitaciones.

Mientras que, para eventos más grandes, la reserva cuenta con tres instalaciones, la Cervecería Petermann, el Museo de los Volcanes y el Centro de eventos Patagonia.

  • Cervecería Peterman: esta construcción rústica con terraza y quincho a pocos metros del área hotelera, cuenta con un entorno envidiable tanto para la recepción como para la ceremonia en el Jardín Cervecería Petermann. Su capacidad máxima es para 100 personas.
  • Museo de los Volcanes: aquí es posible encontrar desde un colmillo de mamut siberiano hasta réplicas de minas de cobre chilenas. La ceremonia se lleva cabo en la Terraza de los Ciervos y tiene una capacidad máxima de 356 personas.
  • Centro de eventos Patagonia: es la última gran novedad y cuenta con una arquitectura autóctona y madera nativa, simulando la forma del hongo Oreja de Palo; un salón lleno de magia en medio del Bosque Húmedo Templado. El espacio es amplio, con una capacidad máxima de 452 invitados y cuenta con una sala de novios para que puedan descansar y arreglarse.

¿Qué ofrece?

Más allá de una celebración, lo que Huilo Huilo entrega es una experiencia de conectarse con la tierra y la naturaleza que la rodea; pero para que esta sea completa, también brinda servicios de ceremonia, banquete y actividades para disfrutar de las bondades del sur en cada estación del año. Además de una capacidad para alojar a más de 500 personas distribuidos en la reserva, entre sus 5 hoteles con un total de 118 habitaciones, más 27 refugios en el Canopy Village, 18 cabañas en Cabañas del Bosque y 6 departamentos en el Club Huillín.

Siempre respetando el entorno y los recursos locales, Huilo Huilo ofrece una banquetería típica de la zona, una cocina fresca donde los ingredientes contienen la magia del lugar; y una ambientación a tono con el entorno, la sustentabilidad y su increíble y mística arquitectura.

Sin duda, Huilo Huilo es un destino para parejas que sienten una conexión especial con la tierra, la respetan y quieren que sea protagonista de uno de los días más especiales de su vida.