Josué Mansilla Fotógrafo
Josué Mansilla Fotógrafo

Mientras algunas parejas esperan a intercambiar sus anillos de matrimonio para convivir, otras se sienten listas mucho antes. Es un proceso que estará cargado de ilusiones, pero que también exigirá paciencia y tolerancia de parte de ambos. Por lo mismo, tanto si tienen los anillos de compromiso como si aún ni piensan en alzar sus copas de novios, lo ideal es que tengan claro algunos puntos que los ayudarán a vivir en paz.

1. Organizar las finanzas

¿Compartirán los gastos de la casa? ¿Quién pagará qué? Si desean vivir en armonía tras su postura de argollas de plata, o incluso antes, es importante “rayar la cancha” respecto a los temas que tienen que ver con el presupuesto para el hogar. Así, cada uno podrá disponer estratégicamente de su sueldo, o bien, reunir los pagos en una cuenta común, según lo que estimen conveniente. Lo importante es tener claro cómo administrarán los dineros desde el primer minuto en que vivan juntos.

2. Respetar los espacios

Una de las claves esenciales para una buena convivencia es, precisamente, respetar los tiempos individuales. Compartir con otras personas, generar rutinas sin la pareja e, incluso, pasar tiempo a solas. Todas ellas, instancias muy necesarias para darle aire a la relación, así como para no perder las propias dinámicas. Desde visitar a los padres o juntarse con amigos, hasta salir a mirar vestidos de fiesta baratos en Santiago o ir a una cafetería a leer un libro, entre otros pasatiempos. Así, no solo evitarán agobiarse, sino que además enriquecerán la relación con sus distintas experiencias.

3. Establecer rutinas

Dentro de la convivencia también es muy importante esclarecer ciertos temas cotidianos, como quién se duchará primero en la mañana, cómo se turnarán con la limpieza o cuándo les tocará hacer las compras. De este modo, la casa funcionará estupendamente y no tendrán nada que reprocharse. De hecho, igualmente es necesario marcar ciertas normas, como si pueden fumar o no dentro de la casa y hasta qué hora quedarse con la televisión encendida. Asimismo, definir el tema de las visitas para ambos lados.

Cristobal Merino
Cristobal Merino

4. Aprender a escuchar

La comunicación en la pareja es un pilar fundamental y, más aún, cuando se comparte el mismo espacio y, por lo tanto, las opiniones de ambos son válidas. Eso sí, no solo en temas prácticos, sino también en lo que tiene que ver con las emociones. Si discuten, por ejemplo, no terminen el día enojados, pero tampoco pasen por alto aquello que les molestó. Adquieran el hábito de sentarse a conversar en confianza y expongan sus puntos de vista con respeto. Una buena idea es dejar sus teléfonos de lado, ya sea para cenar o cuando ambos se encuentren tras regresar del trabajo.

Felix & Lisa Fotografía
Felix & Lisa Fotografía

5. Mantener los detalles

No por vivir juntos deben perder aquellos gestos románticos propios del pololeo. Desde entregarse una tarjeta con una frase bonita de amor, hasta sorprenderse mutuamente con una rica comida, sin que sea una fecha especial. Simplemente, porque así les nace y porque ambos desean que la relación se fortalezca día tras día. Los pequeños detalles marcan la diferencia, sumando a que el humor en su día a día jamás se puede perder. La risa es un bálsamo para la felicidad y una actitud positiva para enfrentar la vida.

6. No querer cambiar al otro

No hay peor error en una pareja que creer que es posible cambiar al otro. Por eso, si darán o ya dieron el paso de intercambiar sus anillos de oro, acéptense y ámense con sus defectos y virtudes, pero no desperdicien tiempo en algo que no va a ocurrir. Mejor gastar energías en plantearse metas que los entusiasmen, ya sea un viaje, proyectos laborales o, por qué no, tener un hijo. Eso sí, tan negativo como querer cambiar al otro, es también idealizarlo. La clave está en saber aterrizar la relación.

María Paz Visual
María Paz Visual

7. Romper con la monotonía

Finalmente, vivir en armonía está lejos de convertirse en una relación monótona. Por lo tanto, si no quieren caer en la rutina y que se les extinga la llama de la pasión, estén constantemente buscando fórmulas para divertirse, sorprenderse o aprender cosas nuevas. Desde inscribirse en unas clases de coctelería, hasta escaparse los fin de semana o innovar en el área sexual. Todo vale si se trata de mantener una sana convivencia y una relación fresca. Asimismo, por mucho tiempo que lleven juntos, nunca se dejen de conquistar.

Una relación de pareja debe cultivarse todos los días, por lo que nunca estará de más improvisar unas frases de amor para dedicar y recordarse lo felices que son. Eso sí, no esperen a estar de aniversario para regalonearse o regalarse una frase de amor, ya que siempre será un buen momento para hacerlo.