pareja en un lago
Schulz Photography

Ahora que las restricciones por la pandemia han comenzado a flexibilizarse y, de hecho, son cada vez más las libertades, seguro estarán pensando en pasar unos días fuera del hogar. Pero a la vez, si no quieren ir demasiado lejos, en los alrededores de Santiago encontrarán varios lugares con panoramas para todos los gustos. Y además, con la posibilidad de alojamiento para aprovechar al máximo el fin de semana. ¡Será un recargo de energía que agradecerán!

1. Deportes outdoor en el Cajón del Maipo

A pocos kilómetros de Santiago se encuentra este cañón cordillerano rodeado de cerros y macizos, con importantes ríos y un paisaje soñado. El Cajón del Maipo es ideal para parejas de espíritu aventurero, ya que allí podrán practicar paintball, canopy, canyoing,  rafting, trekking y cabalgata. Desde los $15.000, podrán acceder a paquetes que combinan dos deportes, o bien, una actividad más un picnic o asado.

Además, encontrarán diversas opciones de alojamiento, ya sea en cabañas, domos o zonas de camping. Por otro lado, si quieren desconectarse del mundo, no dejen de visitar el embalse El Yeso y las termas Baños Colina, entre otras bellezas naturales que ofrece el sector.

Sergio Fotografía
Sergio Fotografía

2. Artesanías en Pomaire

Este pequeño pueblo de alfareros, perteneciente a la comuna de Melipilla, aparece como un imperdible para pasar un relajado fin de semana, a una hora exacta de Santiago. Y es que además de recorrer los puestos de artesanía en greda y conocer la zona en bicicleta, podrán disfrutar de una exquisita gastronomía típica chilena. Destacan el pastel de choclo y la empanada de pino de medio kilo como los platos estrella de la zona. En Pomaire podrán alojar en confortables hostales y comprar muchos souvenirs. Entre ellos, el clásico chanchito de greda alcancía.

3. Ruta del vino en Valle de Casablanca

Enclavado entre la Cordillera de la Costa y el Océano Pacífico se encuentra este valle conocido mundialmente por su gran producción de vinos. Si son amantes de esa bebida, en Valle De Casablanca podrán visitar diversos viñedos, como Viñas Casa del Bosque, Viña Emiliana, Viña Indómita, Viña Veramonte y Viña Viñamar.

Además de degustar vinos y realizar un tour guiado por el lugar, tendrán la oportunidad de disfrutar de un picnic o de almorzar en algún restaurante con vista panorámica. Para hospedar, en tanto, encontrarán hoteles boutique en los alrededores.

4. Postales nevadas en Farellones

Si prefieren pasar un fin de semana en la nieve, a menos de una hora de Santiago está Farellones. En este poblado cordillerano, cercano a otros centros de ski, como La Parva y El Colorado, podrán alojar en sus característicos refugios, hoteles y lodges construidos con piedra y madera.

¿Qué hacer en Farellones? Además de esquiar en sus numerosas pistas, podrán lanzarse en fatbikes, practicar trekking, atreverse con el montañismo o, simplemente, disfrutar de las majestuosas vistas a bordo de los andariveles. Por lo demás, en algunos hospedajes encontrarán piscinas temperadas y servicios de spa. Así podrán cerrar un día intenso con una cuota necesaria de romanticismo y relajo.

Sergio Fotografía
Sergio Fotografía

5. Delicias en Olmué

La llamada “capital folclórica de Chile”, que se ubica en la V Región, es un destino cercano a Santiago donde podrán pasar un agradable fin de semana. En esta localidad, cuna del famoso Festival del Huaso de Olmué, encontrarán diversos planes para hacer en pareja, especialmente si desean deleitar el paladar. Y es que en este poblado podrán disfrutar de la cocina típica chilena, probar los mejores quesos de cabra, manjares y mermeladas, beber rica cerveza artesanal y refrescarse con helados orgánicos. La zona ofrece una amplia selección de hoteles y hosterías, pero también podrán dormir en campings de lujo (glamping), a los pies del Parque Nacional La Campana.

Entre Pircas
Entre Pircas

6. Melipilla

Alrededor de una hora de viaje separa a Santiago de Melipilla, cuyos paisajes naturales son un deleite a la vista. Y aunque la comuna tiene varios atractivos, sin duda que la Laguna Esmeralda será el mejor plan para pasar un fin de semana en pareja. Se trata de una laguna artificial de 11 hectáreas, ideal para la práctica de actividades como windsurf, kayak, pesca deportiva y paseos en bote. Además hay una playa apta para el baño, una granja de animales, caballos para cabalgatas, canchas de paddle tenis, mesas de ping-ping, zonas para picnic y sitios para acampar.

Ya sean más aventureros, románticos o amantes del campo, en los alrededor de Santiago encontrarán varios destinos con panoramas imperdibles. De hecho, ¿por qué no visitarlos todos? Así tendrán diversión garantizada por un buen tiempo.